HISTORIA CONTEMPORANEA

SIGLO  XX

1. REVOLUCION COMUNISTA EN RUSIA

2. REVOLUCION COMUNISTA EN CHINA

3. LA I GUERRA MUNDIAL (LA GRAN GUERRA) 1914-1918

  I. ANTECEDENTES: REVOLUCION DE 1905 Y REFORMISMO ZARISTA

 II. PROCESO REVOLUCIONARIO DE 1917: ETAPAS

              1. La revolución en manos de la burguesía. Gobierno Provisional: Luov y Kerenski.Nazismo Alemán Unificación y centralización Abajo

              2. Revolución bolchevique de octubre:

                         2.1. Evolución política.

                        2.2. Guerra civil.

            3. Evolución económica.

                         3.1. Comunismo de guerra (1918-1920).

                        3.2. Nueva política económica: NPE (1921-1928).

 III. LA III y IV INTERNACIONAL

          1. La III Internacional:

                        1.1. Creación (119).

                        1.2. Teoría política.

IV. EL STALINISMO (1929-1953):

                         2.1. Bases ideológicas y lucha por el poder.

                        2.2. Política económica y Planes Quinquenales.

                        2.3. Organización social.

       BIBLIOGRAFÍA

      TEXTOS

 I. EXPANSION DEL COMUNISMO:

               1. Antecedentes:

                        1.1. Históricos.

                        1.2. Revolución de 1911. Creación del Partido Comunista Chino o Kuomintang.

               2. Proceso revolucionario:

                         2.1. Primera guerra civil. La Gran Marcha (1934).

                        2.2. Guerra chino-japonesa (1937-1945).

                        2.3. Segunda guerra civil (1945-1949).

                        2.4. La transición hacia el socialismo (1949-1952).

                        2.5. El Salto Adelante (1952-1966).

                        2.6. La Revolución Cultural de 1967.     

       BIBLIOGRAFÍA

       TEXTOS

 

 

  I.  INTRODUCCIÓN

  II.  MOTIVACIONES DEL CONFLICTO ARMADO

              1. Imperialismo y creación de bloques militares.

     2. El problema europeo.

     3. Los preparativos de guerra y política armamentística.

  III. DESARROLLO MILITAR. FASES PRINCIPALES

              1. Guerra de movimientos         (1914-1915).

     2. Guerra de posiciones             (1915-1916).

     3. Acontecimientos de 1917.

     4. Las grandes ofensivas            (1918).

   IV. EL TRATADO DE VERSALLES

    V. CONSECUENCIAS DE LA GUERRA

         BIBLIOGRAFÍA

         TEXTOS

 

4. CRISIS: AÑOS 20, LA GRAN DEPRESION ECONOMICA 5. CRISIS POLÍTICA DEL SISTEMA LIBERAL 6. FASCISMO Y NAZISMO

 I.     ANTECEDENTES.

            1.1. Fase posbélica (1918-1925).

                1.2. Pseudo desarrollo económico.

 II CAÍDA DE LA BOLSA DE NUEVA YORK.

 III. DEPRESIÓN DE LOS AÑOS TREINTA.

 IV. CONSECUENCIAS.

                4.1. Políticas.

                4.2. Sociales.

                4.3. Transformación del pensamiento económico.

    BIBLIOGRAFÍA.

    TEXTOS.

 I.   FRANCIA.

 II.  REINO UNIDO.

 III. EE.UU..

 

 

 I. FASCISMO ITALIANO.

         1. Introducción al fascismo y al nazismo.

            2. Mussolini y su ideología:

                2.1. Doctrina.

                2.2. El Estado Corporativo.

                2.3. Política económica y social.

            3. Límites de su influencia.

            4. Oposición interior y exterior.

 II. NAZISMO ALEMÁN.

         1. Hitler y su ideología

            2. Su llegada al poder.

            3. EL nuevo Régimen:

                3.1. Unificación y centralización.

                3.2. Obra económica.

     BIBLIOGRAFÍA    

     TEXTOS

7. LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL (1939-1945)

8. EL MUNDO DE LA POSTGUERRA 1945-1973

9. DE LA CRISIS DEL PETROLEO AL FIN DE SIGLO 1973-1991

 I. CAUSAS Y DIMENSIONES DEL CONFLICTO.

 II. DESARROLLO MILITAR. FASES.

          1. La guerra entre 1939-1941.

            2. La guera en 1942.

                2.1. Norte de África

               2.2. Campaña rusa.

               2.3. Océano Pacífico.

         3. La guerra en entre 1943-45.

                3.1. Europa.

               3.2. Océano Pacífico.

  III. CONSECUENCIAS INTERNACIONALES.

     1. Tratados de Paz. Modificación de fronteras.

      2. Consecuencias demográficas y económicas.

                2.1. Demográficas.

                2.2. Económicas.

       BIBLIOGRAA

      TEXTOS

 

 I. INTRODUCCIÓN.

 II. PROCESO DE DESCOLONIZACIÓN.

          1. Características generales.

             2. Independencia de Asia.

                  2.1. La India.

                  2.2. Birmania, Malasia, Singapur.

                  2.3. Indochina y Vietnam.

         3. Independencia de África.

                  3.1. África británica.

                  3.2. África francesa.

                  3.3. África belga.

                  3.4. África portuguesa.

                  3.5. Independencia de otros territorios africanos.

 III. GUERRA FRÍA. FORMACIÓN DE BLOQUES. COEXISTENCIA PACÍFICA.

           1. Bloques Militares:

                 1.1.  Bloque Oriental.

                 1.2. Bloque Occidental.

                 1.3. Principales conflictos entre Bloques:

                        1.3.1. Guerra de Corea.

                        1.3.2. Guerra de Vietnam.            

                1.4. Coexistencia pacífica.

 IV. CRISIS ECONÓMICA DE 1973.

      BIBLIOGRAFÍA

      TEXTOS

 

 I. LA "PERESTROIKA" Y EL DERRUMBAMIENTO DEL BLOQUE SOVIÉTICO.

        1. De Breznev a Gorbachov.

               1.1. El inmovilismo en política interior.

               1.2. La Constitución de 1977.

           2. Las reformas de Gorbachov: perestroika y glasnost.

               2.1. La reforma económica.

               2.2. Las reformas políticas (1991)

               2.3. Crisis de la estructura del Estado. La creación de la CC:E.I (1991).

               2.4. Política exterior.

          3. El derrumbamiento del bloque soviético en Europa.

               3.1. El sindicato Solidaridad en Polonia y cambio de régimen político.

               3.2. La caída del muro de Berlín: fin de la RDA y reunificación.

               3.3. La transición democrático en Hungría y Checoslovaquia.

 II . EUROPA.

       1. Creación del M.C..: Tratado de Roma. Creación de la C.E. E..

           2. La U.E. Instituciones Políticas:

               2.1. Comisión Europea.

               2.2. Consejo de Ministros.

               2.3. Consejo Europeo.

               2.4. Parlamento Europeo.

               2.5. Tribunal de Justicia.

 III. EL TERCER MUNDO Y RELACIONES NORTE-SUR.

       1. El Tercer Mundo: concepto.

           2. Causas y problemas del subdesarrollo:

               2.1. Crecimiento exagerado de la población.

               2.2. La herencia del colonialismo.

          3. El movimiento de los no alineados y la Conferencia de Bandung.

          4. La ayuda al Tercer Mundo y relaciones Norte-Sur.

          BIBLIOGRAFÍA

          TEXTOS

  

 

 

 

 

 

1. REVOLUCIÓN COMUNISTA EN RUSIA

 

 

  I. ANTECEDENTES: REVOLUCION DE 1905 Y REFORMISMO ZARISTA

 

            La Revolución Rusa de 1917 constituye uno de los principales acontecimientos de la Historia Contemporánea por cuanto, por primera vez, la clase proletaria, apoyándose a través de sus dirigentes en las teorías de Carlos Marx y sus seguidores, accede al poder desplazando y eliminando tanto a la nobleza dominante como a la débil burguesía de este país.

 

La revolución bolchevique se convierte así en el modelo a imitar por los trabajadores del resto de las naciones del mundo en su lucha por la redención social. Que sea Rusia el país en que triunfa en primer lugar habría sorprendido al propio Marx en caso de haber vivido los aconteci­mientos, puesto que según él la revolución comunista, en cualquier parte, debería ir precedida de otra burguesa que creara, mediante la industrialización, un poderoso proletariado urbano, grupo social destinado a llevarla a efecto. Rusia, sin embargo, a principios del siglo XX conservaba una estructura social y económica propia del Antiguo Régimen. Apenas existe burguesía e industria, y el proletariado es poco numeroso. No obstante será el citado anacronismo, entrelazado con determinadas circunstancias coyunturales, el que desencadene el proceso de cambio político más profundo que Estado alguno haya experi­mentado hasta ese momento.

 

En 1905 la situación se ha hecho insostenible para el régimen zarista, autoritario y nobiliario. El resentimiento de la mayor parte de la población semiesclavizada de campesinos sin tierra hacia la minoría de terratenientes, los antagonismos nacionalistas en el seno de tan vasto imperio, y la guerra contra Japón, impopular y costosa, generan tensiones que desembocan en revueltas populares alentadas por la burguesía y dirigentes de las primeras organizaciones de trabajadores. En San Petersburgo una manifestación que trataba de entrevistarse con el zar es reprimida violentamente, lo que provoca la unión, aún coyuntural, de la burguesía y proletariado urbano.

 

En octubre de ese mismo año el monarca se ve obligado a promulgar una pseudoconstitución que extiende el voto a todas las clases sociales y crea una Duma o Asamblea representativa. Se trata de un documento ambiguo que conforma a la burguesía pero no al proletariado. Al tiempo se intentan reformas agrarias para crear una clase media de campesinos y aumentar su poder adquisitivo. La supresión del sistema del mir -comunidad rural propietaria de la tierra y responsable colectiva de los impuestos-, la concentración parcelaria y los proyectos de colonización determinan un incremento del proletariado agrícola y el aumento de la influencia de los partidos socialistas en el sector.

 

No obstante, la elección de la nueva Duma, en 1907, significa un retroceso hacia la orientación autocrática. Los años siguientes son de descontrol gubernamental por falta de una orientación política clara y por las constantes agitaciones y huelgas que traducen el descontento popular.

 

Entre tanto, los socialistas rusos se han dividido en dos tendencias, la menchevique que no considera llegado el momento de la revolución proletaria porque no se dan las condiciones necesarias para ello -mayor desarrollo del capitalismo y revolución burguesa-, y la bolchevique, dirigida por Lenin, que piensa que no es imprescindible la fase burguesa para dar el salto hacia la revolución comunista.

 

La crisis se acentuará en Rusia a partir de 1914, con el inicio de la Primera Guerra Mundial, que incrementa el sufrimiento de las clases populares. Así las cosas en febrero de 1917 estalla la revolución, esta vez definitiva, contra el régimen zarista. 

 

 

 II. PROCESO REVOLUCIONARIO DE 1917: ETAPAS II

 

 

            1. La revolución en manos de la burguesía. Gobierno provisional: Luov y Kerenski

               La revolución va a encontrar su detonante, aunque las causas sean más profundas, en el descontento que produce entre la población los desastres de la guerra mundial. El 23 de febrero se inician las manifestaciones en favor de la paz. Los soldados, el 12 de marzo, se amotinan y fusilan a algunos oficiales. Obreros y soldados confraternizan y liberan a los presos políticos. Se constituyen comités o soviets.

 

En San Petersburgo, con el apoyo de Kerenski -líder de los eseritas o socialistas revolucionarios- se hace una llamada al país para emprender la lucha contra el zarismo y reunir una Asamblea Constituyente, comenzando así una típica revolución de corte burgués. Se establece un Gobierno Provisional dirigido por Luov, representante de la burguesía, apoyado por los socialistas moderados.

 

En este momento, sin embargo, la situación es confusa: existe un doble gobierno, el provisional y el de los soviets que domina realmente a las masas.

 

El Gobierno Provisional toma inmediatamente tres decisiones: Convocar elecciones a Asamblea Constituyente, conceder la amnistía, y continuar la guerra. Tras la abdicación del zar los obreros piden la jornada de ocho horas, seguridad en el empleo y formación de comités de fábrica; los campesinos desean la propiedad de la tierra que trabajan mediante la distribución gratuita de todas las grandes propiedades abandonadas; los soldados, por su parte, reclaman el final de la guerra, pensiones para las esposas de los soldados muertos en ella y para heridos y mutilados; las naciones del Imperio Ruso quieren bien autonomía bien la creación de una república federal. El nuevo gobierno burgués no está en condiciones de atender estas peticiones.

 

Entre tanto Vladimir Ilich Ulianov -Lenin- (1870-1924) ha vuelto del exilio y pide quemar etapas: rechazo del gobierno provisio­nal, fin de la guerra y todo el poder para los soviets. El 3 de julio se inicia en San Petersburgo una insurrección popular que será reprimida por las tropas enviadas por Luov. Lenin tiene que huir, aunque Luov dimite, y Kerenski es nombrado primer ministro , pero su habilidad y decisión no van a ser suficientes para evitar que la crisis se agrave. Los campesinos ocupan las tierras, la burguesía industrial hace algunas concesiones, aumentan las huelgas y cierres patronales, la guerra no se concluye, no se convocan elecciones a Asamblea Constituyente. La violencia crece.

 

 

 

Hist, XIX-XX, Kerenski, Alexander Fjodorowitsch Hist, XIX, Lenin, en el centro, con sus compañeros de partido, S. Petersburgo, Rusia, 1895 Hist, XX, Revolución Rusa, Lenin dirigiéndose a las masas, octubre 1917 Hist, XIX-XX, Lenin o Vladimir Ilich Ulianov, en un mitin, 1870-1924 Hist, XX, Revolución Rusa, Lenin arenga a los obreros de la fábrica Putilov, Rusia Hist, XX, Revolución Rusa, Lenin rodeado de partidarios, Rusia, 1917

 

 

 

         1 2. Revolución bolchevique de octubre

 

               A principios de octubre Lenin, líder de los bolcheviques, llega a San Petersburgo y prepara la insurrección que se inicia el día 25, momento en que se produce el asalto al Palacio de Invierno, sede del gobierno provisional. Kerenski huye y se detiene al resto de sus miembros. La revolución queda así controlada por el más radical de los sectores de los soviets.

 

Se forma nuevo Gobierno, esta vez presidido por Lenin. El poder estará en manos de consejos superpuestos en cuya base está el Congreso de los Soviets elegidos por sufragio directo, y en la cúspide el Congreso Panruso. Este último elige un Comité Nacional Ejecutivo en quien se delegan todos los poderes. A su vez, del Comité se extrae, por designación, el Consejo de Comisarios del Pueblo, verdadero gobierno, que toma las decisiones y que, por tanto, tiene el poder ejecutivo.

 

La nueva estructura política en Rusia es, pues, de carácter piramidal. Si bien en apariencia encierra el germen democrático al ser elegido el Congreso de los Soviets por sufragio universal, a medida que se avanza hacia los estratos superiores del poder la elección indirecta del Congreso Panruso y Comité Nacional Ejecutivo, en las que ya no interviene el pueblo, desnaturaliza el sistema.

 

 

Se trata ya de la República de los Soviets obreros, campesinos y soldados que Lenin controlará hasta su muerte el 21 de enero de 1924

 

 

               2.1. Evolución política.

 

Entre 1917 y 1924 se adoptan las siguientes medidas:

 

* Constitución del Consejo de Comisarios del Pueblo.

* Decretos sobre la propiedad y la tierra: expropiación sin indemnización de los grandes terratenientes.

* Declaración sobre el derecho a la libre autodeterminación de los pueblos de Rusia.

* Decreto sobre el cese de hostilidades y firma, en marzo de 1918, del Paz de Brest-Litovsk con Alemania.

* Constitución provisional -julio de 1918- que crea la República Federal Socialista y Soviética Rusa, reglamenta el sistema en vigor y establece el sistema de poder mediante consejos descrito anteriormente.

* Ejecución del zar Nicolás II y su familia -julio de 1918-.

* Comunismo de guerra.

* Creación de la Comisión Estatal para la Planificación y la Nueva Política Económica o NEP en 1921.

* Nombramiento de Stalin, en 1922, como Secretario General del Partido Comunista. Se depura, en su seno, a los elementos de la oposición.

* Fundación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1922 por el Congreso Panruso.

* Nueva Constitución de la URSS (1923) de estructura centralizada (centralismo político)

 

 

                                           PODER LEGISLATIVO

 

                                                                      - Soviet Supremo:

 

                                                                                     - Asamblea u órgano legislativo.

                                                                                     - Lo forman delegados de los soviets de todas las repúblicas.

 

                                            PODER EJECUTIVO

 

                                                                     - Presidium:

 

                                                                                      - Es el Comité Ejecutivo del Soviet Supremo.

                                                                                      - Su presidente es además Jefe del Estado.

 

                                                                   - Consejo de Comisarios del Pueblo:

 

                      - Es lo que nosotros entenderíamos por Consejo de Ministros, a cuyo frente hay un primer ministro o Jefe de Gobierno que al tiempo tiene el cargo de Jefe del Estado.

 

                                        PODER JUDICIAL 

 

                                                                   - Tribunal Constitucional de la Federación Rusa.

                                                                   - Tribunal  Supremo de Arbitraje de la Federacion Rusa.

                                                                      Los miembros del Poder Judicial se nombran a propuesta del Presidente de la Federación que lo es, a su vez, del Presidium.

 

 

Como se ve la concentración del poder en una sola persona es casi total: Presidencia del Presidium, Presidencia del Consejo de Comisarios del Pueblo y Jefatura del Estado, además de ser el Secretario General del Partido Comunista.

 

 

               2.2. Guerra civil.

 

 

                    Entre tanto los antibolcheviques tratan de sacar ventaja de la debilidad del nuevo régimen, para lo que también cuentan con la ayuda de las potencias occidentales temerosas de que en sus territorios cunda el ejemplo soviético.

 

No obstante los contrarrevolucionarios tienen escasa fuerza y se hallan divididos en tres grupos: el que podríamos llamar de izquierdas -mencheviques y socialistas revolucionarios- que son los más importantes en cuanto a apoyo popular;  el de la derecha , es decir, la burguesía liberal, poco numerosa; el de los monárquicos absolutistas que desean restaurar el Antiguo Régimen. Como se observa son grupos antagónicos, causa principal de su fracaso aunque es de notar que desde el principio el pueblo se volcó en apoyo de los bolcheviques cuyo programa agradaba tanto a las nacionalidades como a los obreros y campesinos.

 

Enseguida se forma un ejército popular bolchevique, el Ejército Rojo, organizado por Trosky a quien se nombre Comisario del Pueblo para la Defensa (Ministro de la Guerra). El Ejército Blanco, oponente, a pesar de la ayuda de tropas inglesas, francesas y japonesas es vencido definitivamente por la contraofensiva comunista en Leningrado, Moscú y Volga (1920) teniendo que embarcar en Crimea completamente derrotado.

 

 

Hist, XIX-XX, Trotsky, León o Lev Davidovich Bronstein, joven, 1879 Hist, XIX-XX, Trosky, revistando las tropas Hist, XIX-XX, Trosky, León, anciano

 

 

            3. Evolución económica

 

               3.1. Comunismo de guerra (1918-1920).

 

                    El régimen bolchevique va a necesitar cuatro años para pasar de una economía semicapitalista al socialismo en la que las antiguas clases dirigentes pierden todo el poder económico-político. En estas condiciones se decreta lo que se ha denominado el Comunismo de guerra: socialización de todos los medios de producción y planificación central. La economía soviética se convierte en una economía natural por la desintegración de las fuerzas productoras.

 

Pero Lenin comprende enseguida que antes de establecer el socialismo tendría que existir un régimen de transición. Se considera prematuro establecer de repente un programa socialista, puesto que obreros y campesinos no están capacitados para dirigirse por sí mismos. Por añadidura, un pueblo como el ruso, en que el analfabetismo es norma general, en el breve espacio transcurrido desde 1917 no ha sido capaz de adquirir conciencia de clase. A todo ello se suma el desorden y falta de productividad inicial que genera el proceso revolucionario que da lugar al despobla­miento de las ciudades por falta de abastecimiento, aunque paradójicamente los campesinos también emigran por el hambre y destrucciones derivados de la guerra civil.

 

Por tanto sus primeras medidas sólo pretenden mantener una estrecha vigilancia del Estado sobre los centros económicos esenciales.

 

Pronto debido al problema del paro, la subsistencia así como el descenso de la productividad industrial y agrícola llevan a Lenin a abandonar el comunismo de guerra en 1921.

 

 

Hist, XX, Revolución Comunista, Atentado contra Lenin, 1918

 

 

               3.2. Nueva política económica: NPE (1921-1928).

 

                    En 1921 entra en vigor una nueva política económica consistente en el retorno a formas económicas capitalistas bajo la denominación de capitalismo de Estado y cuyas principales directrices son:

 

* Imposición de tasas -impuestos- en especie a los campesinos.

* Libertad de salarios.

* Libertad de comercio interior.

* Autorización para crear empresas privadas.

* Autorización para invertir capital extranjero.

 

No obstante el Estado se reserva:

 

* El control del comercio exterior.

* El control de la gran industria.

* El control de la construcción.

 

Se tenderá a reforzar la producción de bienes de consumo y a desarrollar  empresas o trust estatales que se convierten en la principal forma de organización económica del Estado soviético.

 

A finales de 1923 estalla una crisis que Lenin ya había previsto. Si bien el NEP había favorecido al proletariado en general termina por estallar la tensión entre los sectores industrial y agrario. En efecto, el progreso de la agricultura se ha visto obstaculizado por la excesiva parcelación de las tierras y la inexistencia de utillaje moderno lo que ocasiona que en el mercado interior escaseen los productos agrícolas. Otro tanto sucede con los bienes de origen industrial: la restricción de importaciones de materias primas es una amenaza constante para el sector donde también faltan capitales para nuevas inversiones.

 

En último término el Estado soviético, para no verse obligado a readmitir el sistema puramente capitalista, abandona el NEP.

 

 

 

 

III. LA III Y IV INTERNACIONAL.

 

            1. La III Internacional

 

               1.1. Creación (1919).

 

Hist, XX, Lenin o Vladimir Ilich Uliánov, 1870-1924 Hist, XX, Mesa del Primer Congreso Comunista de la III Internacional Comunista o Kominter, Moscú, Rusia, 1919 Hist, XX, Mesa del Segundo Congreso de la III Internacional Comunista o Komintern, Moscú, Rusia, 1920 Hist, XX, Líderes asistentes al Segundo Congreso de la III Internacional Comunista o Komintern, Moscú, Rusia, 1920 Hist, XX, Lenin y Stalin, Urrs, 1922

  

           

 

                    En el seno del movimiento socialista europeo adscrito a la II Internacional coexisten dos corrientes ideológicas que se venían enfrentando desde hacía tiempo: los reformadores o revisionistas marxistas -pretenden participar en los parlamentos liberales burgueses para democráticamente destruirles desde dentro- y los más radicales que, a partir de los acontecimientos de 1917 en Rusia, desean quemar etapas siguiendo el ejemplo soviético, marxistas comunistas o marxistas leninistas. Terminada la Guerra Mundial en 1918, de nuevo se reunen en Moscú (1919) delegados de los obreros de los principales países europeos y en este Congreso de la II Internacional  triunfan las tesis de los segundos produciéndose la ruptura entre ambos. En esa misma asamblea se crea la III Internacional o Internacional Comunista (Komintern), inspirada por Lenin y que convierte a Rusia en el ejemplo a seguir por los obreros del resto de los países en el mundo.

  

Dos son los motivos principales que impulsan a Lenin a fundar la III Internacional en marzo de 1919:

 

* El fracaso, durante la Primera Guerra Mundial, de la II Internacional, de inspiración socialdemócrata, por motivo del abandono de los principios internacionalistas proletarios en beneficio de las políticas nacionales de los respectivos gobiernos burgueses.

* La importancia para el movimiento proletario mundial del triunfo de la revolución bolchevique en la propia Rusia.

 

 

Frente al Komintern el otro grupo de revisionistas marxistas  crea en 1924 la IV Internacional, de tipo socialdemócrata, y que se inspira claramente en la II. Pero esta asociación fue débil desde el principio por la falta de unidad de acción entre sus componentes y por la carencia de recursos, por lo que, incapaz de oponerse con fuerza al comunismo y al fascismo emergente, languidece hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

 

               1.2. Teoría política.

 

                    Se trata de imponer a nivel planetario el poder político inspirado en el marxismo-leninismo del partido comunista bolchevique de la URSS:

 

* Teoría del imperialismo. La formación e implantación internacional de empresas capitalistas y monopolísticas -trust- ha concluido la fase de reparto territorial de las grandes potencias a nivel planetario.

  La competencia económica entre ellas a nivel mundial se resuelve a través del enfrentamiento mutuo. En esa situación dichas potencias se debilitan internamente, por lo que ha llegado el momento de la lucha de clases en el plano internacional al unirse la clase trabajadora revolucionaria y el proletariado de los países colo­niales o semicoloniales.

 

* Teoría del partido único. Se trata de crear un partido de cuadros disciplinados en los que se integrarán revolucionarios profesionales y oficiales del ejército de la correspondiente guerra civil.

  El partido practicará el centralismo democrático: elección vertical de los órganos directivos y férrea disciplina.

 Son funciones del partido:

 

                                  - Lucha por preservar el marxismo-leninismo.

                                  - Lucha contra los desviacionismos.

                                  - Alianzas de clase: creación de frentes unitarios o frentes populares.

                                 - Control de la administración del Estado y las organizaciones de masas.

 

* Teoría de la dictadura del proletariado. Esta dictadura es como un poder que crea sus propias leyes políticas y sociales. Somete a la burgue­sía en el período de transición del capitalismo al socialismo y acelera el desarrollo hacia una sociedad sin clases y comunista.

 

 

 IV. EL STALINISMO (1929-1953)

 

 

 

 

Hist, XIX-XX, Stalin, Iosif, 1879-1953

 

               2.1. Bases ideológicas y lucha por el poder.

 

                        El proceso por el que Josif Vissarionovic Dzugasvili (1879-1953) -Stalin- se convierte en dictador absoluto de la URSS es el de la liquidación de todo tipo de oposición dentro de la Unión Soviética. En 1922 había sido nombrado Secretario General del Partido Comunista con la misión de depurar el mismo de elementos de la oposición y situar en los puestos clave a personajes de confianza. Su constante aumento de poder hace que Lenin, antes de morir, tome posiciones frente a él.

 

Las bases ideológicas que sustenta, al margen de su ambición política , podemos resumirlas en:

 

* No es necesario el triunfo de la revolución socialista a nivel mundial para poder desarrollarse en un solo país. Para él el proceso es inverso: el triunfo de aquélla en una nación es premisa esencial para su posterior extensión a otros.

* Exaltación del patriotismo soviético para fortalecer la capacidad de resistencia de la patria del socialismo.

* Mantenimiento de las aspiraciones internacionalistas si bien supeditadas a la seguridad y potenciación de la URSS.

* Desarrollo autónomo de la economía soviética sin ayuda de los países desarrollados de Occidente.

* Eliminación de toda oposición interna.

 

En este contexto en 1925 es destituido Trotski como Comisario de Guerra, expulsado del partido en 1927 y en 1929 de la URSS, para terminar muriendo asesinado en México por un agente soviético en 1940. Trotski era partidario de la revolución permanente e internacional frente a la doctrina estalinista.

 

En los años 30 se forma en el partido un ala derecha representada por Rikov, Bujarin y Tomski, y un ala izquierda con Kamanev y Zinoviev. Stalin termina por deshacerse de todos ellos de una forma u otra. Los tres primeros son obligados a retractarse de sus errores y finalmente ejecutados -Tomski se suicida- y los dos últimos corren igual suerte. La purga alcanza a numerosos personajes de menor relieve e incluso a militantes de base. Se escribe así una de las páginas más oscuras de la historia de la Unión Soviética.

 

Lo cierto es que ya en 1929 comienza lo que podíamos denominar como la dictadura autocrática de Stalin.

 

 

               2.2. Política económica y planes quinquenales.

 

                    Gracias a la política económica de planes quinquenales la Unión Soviética se transforma desde 1928 en un Estado industrial moderno. En 1939 Rusia es ya el tercer país industrial del mundo, con base en ese sector indispensable para toda potencia militar.

 

La mayor novedad reside en que, desarrollándose sin ayuda de capital extranjero, la evolución se realiza de forma sistemática y con la total intervención del Estado en materia económica. Este progreso se lleva a cabo además gracias a la ayuda de especialis­tas extranjeros, a la formación de profesores en la misma Unión Soviética, la multiplicación de las escuelas, la nacionalización del trabajo y a la emulación socialista que se propone batir récords de productividad en todas las ramas de la industria y agricultura.

 

Es digno de resaltar el hecho de que esta transformación coincide con la crisis económica que azota el mundo capitalista donde la producción declina rápidamente. Entre 1929-1940 en los países capitalistas el ritmo de crecimiento puede considerarse como nulo, mientras en la URSS el incremento anual se mantiene entre el 12% y 14%.

 

 

                          A) Primer Plan Quinquenal (1928-1933).

 

                                   Prevé que la producción global se duplique, pero tiende esencialmente a la industrialización del país, sobre todo al desarrollo de la industria pesada, y al aumento de las superficies sembradas en agricultura.

 

La necesidad de generar capital para las inversiones orienta a los responsables a la obtención de plusvalía procedente del trabajo nacional, es decir, de la contención de salarios e incremento de la productividad. Cada año el presupuesto dedicará a inversiones el 30% de la renta nacional, a lo que se añade los empréstitos procedentes del ahorro. Inicialmente se utiliza en la compra al extranjero de utillaje indispensable para el proceso productivo.

 

La industrialización se realiza en el marco de grandes unidades económicas, tanto nacionales como regionales. La industria pesada se desarrolla gracias a la explota­ción de nuevas minas de carbón y hierro en los Urales, Siberia y Asia Central, a la explotación de yacimientos de petróleo y a la limitación en la producción de bienes de consumo.

 

En esta etapa se consigue también la electrificación general del país.

 

En el sector agrario comienza la creación de grandes unidades de producción, unas explotadas directamente por el Estado, los sovjoses, y otras por agrupaciones familiares en régimen de cooperativa, los koljoses.

 

Si bien los resultados macroeconómicos fueron aceptables, el descenso del nivel de vida, en el plano social, es evidente, lo que induce a afirmar que este plan ofrece un saldo desigual e incompleto respecto a las previsiones.

 

 

                          B) Segundo Plan Quinquenal (1933-1937).

 

                                   Si el primero sacrificó las demás ramas de la producción -industria ligera, transportes, rendimientos agrícolas, etc...- en beneficio de la industria pesada y al aumento de las superficies sembradas, el Segundo Plan se caracteriza por una planificación más igualitaria sin que ninguno tenga prioridad sobre el resto.

 

Se desarrolla al tiempo la industria pesada y ligera mientras se presta más atención a la creación de bienes de consumo, sobre todo agrarios. La producción de los dos últimos se encuen­tra en 1937 en torno al 60% del total.

 

Pero el fenómeno quizás más espectacular, en cuanto al sistema de explotación agraria, es el de la intensa colectivización del campo. Ya se había puesto en marcha durante el plan anterior pero es en éste cuando se generaliza. Tiene como base la agrupación de millones de fincas privadas, en su mayoría minúsculas , que constituían un obstáculo para el desarrollo de la economía nacional. Consiste en una especie de contrato que concede a los campesinos, agrupados en cooperati­vas, la preferencia del Estado sobre la compra de sus productos.

 

Las empresas agrarias colectivizadas adquieren dos modalidades, como se ha dicho:

 

- Koljós, de 300 a 3.200 hectáreas que explotan de 60 a 200 familias. La tierra pertenece al Estado , aunque cada familia puede tener una pequeña propiedad -casa, huerto y ganado menor- que completa sus ingresos. La compra de la producción general se la reserva el propio Estado. Los beneficios obtenidos se destinan en parte a la capitalización del koljós, es decir, a la inver­sión en utillaje, abonos, simientes, etc ...., y en parte a distribuir entre las familias.

 

- Sovjós, o empresas agrícolas del Estado cuyo funcionamiento es igual al de las industrias. Se trata de explotaciones de considerable importancia, de 5.000 a 8.000 hectáreas, dedicadas al cultivo de trigo, maíz, algodón, etc.... En el caso de las destinadas a la ganadería llegan a alcanzar las 20.000 hectáreas. Estas fincas están mecanizadas al máximo y forman trusts según su especialidad. Los trabajadores lo son a sueldo que fija el Estado, como en las empresas industriales.

 

Inicialmente muchos campesinos se oponen a esta socialización agraria, pero en 1940 el 96,6% de las empresas de este tipo ya están colectivizadas.

 

 

                          C) Tercer Plan Quinquenal (1937-1939).

 

                                   Debía desarrollar industrias altamente especializa­das, sobre todo en el sector químico, pero fue interrumpido a causa del inicio de la Segunda Guerra Mundial.

 

 

               2.3. Organización social.

 

                    A partir de la Revolución de Octubre de 1917 el Partido Comunista tiene como objetivo crear una sociedad sin clases. La liquidación de las poseedoras comienza en esa fecha con la destrucción del poder político imperante. Luego las expropiaciones eliminarán a los propietarios agrícolas e industriales.

 

En 1928 los obreros y empleados representaban el 17% de la población y los trabajadores de los koljoses el 3%; los trabajadores del campo y artesanado no cooperativo el 73%; los elementos burgueses el 5%; los nobles el 2%. Por contra, en 1938, sólo diez años después, el 90% de la población está compuesto por obreros, campesinos no propietarios y empleados; los artesanos el 6%; el resto ocupa el 4%. Han desaparecido, pues, las clases nobiliaria y burguesa.

 

Las dos categorías esenciales serán a partir de ese momento los obreros y campesinos, sin olvidar la llamada intelligentsia. Las dos primeras son el resultado de dos formas de propiedad, la del Estado  y la de las cooperativas. Los obreros trabajan exclusivamente en el marco de las empresas estatales -minas, fábricas, sovjoses, ....- y su remuneración reviste la forma de salario. El trabajo del campesino se realiza en parte en el seno de la propiedad colectiva de las cooperativas -koljoses- y en parte en el de la pequeña propiedad que dentro del koljós poseen a título individual -pequeño huerto y algún animal doméstico-.

 

De ello resultan distintas mentalidades entre obreros y campesinos y diferencias a nivel de desarrollo cultural y técnico. Los obreros han participado desde el principio en la lucha revolucionaria y llevan mucho tiempo asociados en sindicatos, por lo que enseguida se adaptan a la nueva situación. Los campesinos en cambio conservan su ideología y psicología de pequeños propietarios, algo que en un principio dificulta el proceso de socialización. No obstante, con el paso del tiempo y la llegada de nuevas generaciones de trabajadores agrarios se atenúan las diferencias hermanando en este sentido a trabajadores industriales y agrarios.

 

El tercer elemento de la sociedad soviética es la intelligentsia de sabios, técnicos, profesores, artistas, etc.... La instrucción primaria, la escuela media y la enseñanza superior han aumentado considerablemente sus efectivos. Tanto en las empresas como en los koljoses se imparte enseñanza en forma generalizada para que en cualquier momento de la vida pueda mejorarse en conocimientos científicos y en la condición profesional. El número de estudian­tes en la enseñanza superior, que en el año 1914 era de 112.000, pasa a 687.000 en 1941. De entre estos intelectua­les, que a pesar de todo siguen siendo una minoría, recluta el Partido los elementos necesarios para la dirección y organización política y técnica de la URSS.

 

 

BIBLIOGRAFIA

 

 

- Bianco, Lucien .- Asia contemporánea .- Col. Historia Universal Siglo XXI .- Vol. 33 .- Edt. Siglo XXI de España Editores .- Madrid, 1976.

- Carr, E. H. .- La Revolución Bolchevique (1917-1923) .- Edt. Alianza Universidad .- Madrid, 1973.

- Claudín, Fernando; y otros .- Octubre rojo. Oleadas revoluciona­rias en Europa (1917-1921) .- Col. Historia 16. Siglo XX. Historia Universal .- Nº 6 .- Edt. Información y Revistas, S.A. .- Madrid, 1983.

- Fernández, Antonio .- Historia Contemporánea .- Edt. Vicens Vives .- Barcelona, 1976.

- Ferro, Marc .- La revolución rusa de 1917 .- Edt. Laia .- Barcelona, 1977.

- Froment-Meurice, G. .- La vida soviética .- Col. ¿Qué sé? .- Nº 68 .- Edt. Oikos-tau .- Barcelona, 1972.

- Hellmann, Manfred; y otros .- Rusia .- Col. Historia Universal Siglo XXI .- Vol. 31 .- Edt. Siglo XXI de España Editores .- Madrid, 1975.

- Marcuse, Herbert .- El marxismo soviético .- Col. Libro de Bolsillo .- Sección Humanidades .- Nº 181 .- Edt. Alianza Editorial .- Madrid, 1971.

 


TEXTOS

 

                El Soviet de Diputados Obreros y Soldados de Petrogrado, al saludar a la revolución victoriosa llevada a cabo por el proletariado y la guarnición de Petrogrado, señala de manera particular la unión, la organización, la disciplina y la cooperación perfecta de las masas en el curso del levantamiento; raramente se vertió menos sangre y raramente hubo insurrección que conociera tal éxito.

 

            El Soviet expresa su firme convicción de que el Gobierno soviético obrero y campesino será creado por la Revolución, y que asegurará al proletariado de las ciudades el apoyo de toda la masa de campesinos pobres, marchará con firmeza hacia el socialismo, único medio de evitar las miserias y los horrores inauditos de la guerra.

 

            El nuevo gobierno obrero y campesino presentará inmediatamente a todos los países beligerantes proposiciones con vistas a lograr una paz democrática y justa.

 

            Suprimirá inmediatamente la gran propiedad de la tierra y devolverá las tierras a los campesinos. Implantará el control de los obreros sobre la producción y el reparto de los productos manufacturados e instaurará un control general de los bancos, que pasarán a ser un monopolio del Estado.

 

            El Soviet de los Diputados Obreros y Soldados de Petrogrado exhorta a los obreros y campesinos de Rusia a que pongan toda su energía y abnegación al servicio de la Revolución obrera y campesina. El Soviet expresa la convicción de que los obreros de las ciudades, aliados a los campesinos pobres, sabrán mantener entre ellos una disciplina inflexible y asegurar un orden revolucionario perfecto, indispensable para la victoria del socialismo. El Soviet está convencido de que el proletariado de los países occidentales nos ayudará a conducir la causa del socialismo a una victoria completa y duradera.

 

Fuente: Reed, J. .- Diez días que estremecieron el mundo .- P. 93 .- Incluido por Mª Luisa Alonso y otros en Historia Contemporánea. Orientaciones, textos, mapas y documentos .- Edt. Everest .- León, 1986.

 

 

-------------------------

 

 

 

             Se avecinda el cuarto aniversario del 25 de octubre (.....).

            Cuanto más nos alejamos de esta gran jornada, tanto más claro aparece el significado de la revolución proletaria en Rusia y tanto más profundamente reflexionamos sobre la experiencia práctica, tomada en su conjunto, de nuestro trabajo.

 

            Este significado y esta experiencia podrían exponerse brevemente (.....) como sigue.

 

            La revolución en Rusia se asignó como tarea directa e inmediata un objetivo democrático-burgués: acabar con los restos de todo lo medieval, barrerlos definitivamente, limpiar Rusia de esa barbarie, de esa vergüenza, de ese enorme freno para toda cultura y todo el progreso en nuestro país.

 

            (.....).

 

            Pero acabemos con todo lo que se refiere al contenido democrático-burgués de nuestra revolución. Los marxistas deben comprender lo que esto significa. Para explicarlo tomemos unos cuantos ejemplos elocuentes.

 

            El contenido democrático-burgués de la revolución quiere decir limpiar las relaciones sociales (.....) de un país de todo lo medieval, de los elementos de servidumbre, del feudalismo.

 

            (.....). En unas "diez semanas", desde el 25 de octubre de 1917 hasta la disolución de la Constituyente (5 de enero de 1918), hicimos en este terreno mil veces más que los demócratas burgueses y liberales (demócratas constitucionalistas) y los demócratas pequeñoburgueses (mencheviques y eseritas), "durante los ocho meses" que estuvieron en el poder.

 

            (.....).

 

            Mas a fin de consolidar para los pueblos de Rusia las conquistas de la revolución democrática-burguesa, nosotros debíamos ir más lejos y así lo hicimos. (.....). Las reformas democrático-burguesas son un producto accesorio de la lucha revolucionaria de clases (.....), de la revolución proletaria, es decir, socialista. (.....).

 

            El régimen soviético es precisamente una de las confirmaciones o manifestaciones evidentes de esta transformación de una revolución a otra. El régimen soviético es el máximo de democracia para los obreros y los campesinos y, a la vez, significa la ruptura con la democracia "burguesa" y el surgimiento de un "nuevo tipo" de democracia, de alcance histórico-universal: la democracia proletaria o dictadura del proletariado.

 

Fuente: Lenin .- Con motivo del IV aniversario de la revolución de Octubre .- Incluido por Antonio Fernández en Historia Contemporánea .- Pp. 433-434 .- Edt. Vicens Vives .- Barcelona, 1976.

 

 

-------------------------

 

 

Las 21 condiciones de adhesión a la III Internacional, fijadas por el Segundo Congreso.

 

                (.....).

 

                1. La propaganda y la agitación cotidianas deben tener un verdadero carácter comunista. Todos los órganos de prensa que se hallen en manos del Partido deben ser redactados por comunistas seguros, que hayan demostrado su fidelidad a la causa de la revolución proletaria. (.....).

 

                2. Cada una de las organizaciones que desee pertenecer a la Internacional Comunista está obligada a expulsar de manera regular y sistemática de todos los puestos de responsabilidad en el movimiento obrero (.....) a los reformistas y partidarios del "centro" y sustituirlos por comunistas seguros, (.....).

 

                4. Son necesarias una propaganda y una agitación persistentes y sistemáticas entre las tropas y la formación de células comunistas en cada unidad militar. (.....).

 

                5. Es imprescindible una agitación sistemática y regular en el campo. (.....).

 

                8. En la cuestión de las colonias y de las nacionalidades oprimidas (.....). Cada uno de los partidos que deseen pertenecer a la Internacional Socialista tienen el deber de desenmascarar sin piedad los subterfugios de "sus" imperialistas en las colonias, de apoyar de hecho, y no de palabra, todo movimiento de liberación en las colonias, (.....) de educar a los obreros de sus países en un espíritu de verdadera fraternidad hacia los trabajadores de las colonias (.....).

 

               10. Los partidos que pertenezcan a la Internacional Comunista tienen el deber de luchar tenazmente contra la "Internacional" de Amsterdam de sindicatos "amarillos". (.....).

 

               13. Los partidos que pertenezcan a la Internacional Comunista deben estructurarse a base del principio del "centralismo democrático". (.....).

 

               15. Cada uno de los partidos comunistas que deseen pertenecer a la Internacional Comunista tienen el deber de prestar apoyo incondicional a cada República Soviética en su lucha frente a las fuerzas contrarrevolucionarios. (.....).

 

               16. Los partidos que hasta ahora mantengan los viejos programas socialdemócratas tienen el deber de revisarlos en el plazo más breve (.....).

 

               17. Todas las decisiones de los Congresos de la Internacional Comunista, así como los acuerdos de su Comité Ejecutivo, son obligatorios para todos los partidos adheridos a la Internacional Comunista. (.....).

 

               18. En relación con todo esto, todos los partidos que deseen ingresar en la Internacional Comunista deben cambiar su título. (.....) debe llevar este título: Partido Comunista de tal país (sección de la Tercera Internacional Comunista). (.....).

 

               21. Los adherentes de un partido que rechazaran las condiciones y las tesis establecidas por la Internacional Comunista deberán ser excluidos de sus filas.

 

Fuente: Del Rosal, A. .- Los Congresos Obreros Internaciona­les en el siglo XX .- Pp. 203-207 .- Incluido por Mª Luisa Alonso y otros en Historia Contemporánea. Orientaciones, textos, mapas y documentos .- Edt. Everest .- León, 1986.

 

 

-------------------------

 

 

            Apenas desaparecido Lenin, Stalin comenzó a plantear que era posible la "construcción del socialismo en un solo país", especialmente en el caso de Rusia, dada su extensión territorial y los recursos naturales de todo género con que contaba.

 

            Esta tesis significaba revisar la concepción de Lenin, compartida hasta entonces por todos los teóricos bolcheviques, de que el socialismo sólo podía existir en tanto que sistema mundial (.....).

 

            (.....), Stalin no sólo se apropió de los planteamientos de Trotski (.....). Simultáneamente emprendió una dura represión contra Trotski y sus partidarios acusándolos de "trabajo fraccio­nal".

 

            La colectivización de la agricultura se tradujo, de hecho, en una segunda guerra civil, pero esta vez contra las masas campesi­nas (.....). Los destacamentos armados del poder soviético aplastaban cualquier resistencia, ejecutaban a los cabecillas, deportaban en masa a Siberia a los considerados "kulaks", pero en la práctica se incluía bajo esta etiqueta a los que se oponían a la colectivización.

 

            (.....).

 

            Para acallar toda expresión de resistencia se estableció un rígido control ideológico sobre la "intelligentsia", llegando a la liquidación física, el encarcelamiento o la deportación (.....).

 

            El mismo régimen disciplinario se estableció en el partido, eliminando todo resto de democracia interna. Fue sometido a una purga gigantesca, cuyo aspecto público más espectacular fueron los célebres "procesos de Moscú" (.....).

 

            Cientos de miles de comunistas, entre ellos gran parte de los máximos dirigentes de la revolución de Octubre -Bujarin, Zinoviev, Kámanev, Redek, etc ...-; 25.000 oficiales del Ejército Rojo; cuadros del partido en todos los niveles, fueron ejecutados o enviados a los campos de concentración. El GULAG (Glarnoye Upraviene Laguerei) o sistema de campos de internamiento adquirió entonces las proporciones aterradoras descritas por Soljenitsin.

 

            (.....).

 

            En este período cristaliza la ideología política de Stalin, al mismo tiempo que se establecen las estructuras básicas del sistema soviético tal como existen hasta nuestros días. Esa ideología se caracteriza por una mezcla de leninismo, de tergiversaciones o puras falsificaciones del pensamiento de Lenin y de algunos conceptos nuevos: el ya indicado del socialismo en un solo país; la tesis de que con el avance de la construcción del socialismo se agudiza la lucha de clases; la tesis de que el Estado, en lugar de desaparecer a medida que se progresaba hacia el comunismo, como había teorizado Marx y el propio Lenin, tenía que fortalecer­se; la tesis de que la unidad del partido debía ser monolítica, etc ....

 

            (.....).

 

            Nace así un nuevo sistema sociopolítico, que elimina el capitalis­mo clásico, pero se basa también en la explotación y opresión de la gran mayoría por una nueva clase dominante -la llamada Nomenklatura-, bajo cuya dictadura el antiguo imperio de los zares, atrasado y sometido a la dependencia del capitalismo extranjero, se transforma en la actual superpotencia. (.....).

 

Fuente: Fernando Claudín .- El pensamiento político de Lenin, Trotski y Stalin .- Col. Siglo XX. Historia Universal .- Nº 10 .- Pp. 104-108 .- Edt. Informaciones y Revistas, S.A. .- Madrid, 1983.

 

 

 

 

2. LA REVOLUCION CHINA

 

     I. EXPANSION DEL COMUNISMO

 

            1. Antecedentes:

 

               1.1. Históricos.

 

                    La historia de China hasta el siglo XX ha estado dominada por cuatro circunstancias características:

 

* Geográfico-económica. Un territorio de proporciones gigantescas, de características físicas muy variadas y hostiles -grandes elevaciones del sur y oeste, meseta de gran extensión en el centro y norte, llanura litoral en el sudeste-. Tal configuración determina una rigurosidad climática que dificulta la vida de las gentes que lo habitan: clima frío en las estribaciones del Himalaya, continental en la zona mesetaria y monzónico en el sur y sudeste que origina intensas lluvias e inundaciones catastróficas perió­dicamente.

 

 Todo ello, junto a la abundante población, determina el tradicional carácter solidario de este pueblo en todos los sentidos, también en el económico, lo que explica en gran medida el triunfo de un régimen, el comunista, basado en la socialización de los medios de producción y de la economía en general.

 

* Social. Al comenzar el siglo, prácticamente como en Rusia, se mantiene intacta la estructura social de los precedentes. Encontramos dos grupos predomi­nantes: campesino, mayoritario y que vive en condiciones de extrema pobreza, y el de la minoría feudal. La burgue­sía industrial y comercial que aparece en el siglo XIX y el proletariado urbano constituyen minorías insigni­ficantes.

 

* Política. La enorme extensión del territorio ha exigido hasta ahora y exigirá con la implantación del nuevo régimen un sistema de carácter centralista.

 

  Al tiempo el analfabetismo generalizado y el confucio­nismo han desprovisto al pueblo chino de espíritu crítico generando una de sus más arraigadas caracterís­ticas: el fatalismo y la obediencia, rayana en la sumisión, a la jerarquía religiosa y política.

 

  Por otro lado las diversas comunidades regionales, tan lejanas unas de otras, no han desarrollado el sentimien­to de una conciencia nacional china, lo que explica en parte el colaboracionismo de amplios sectores con las potencias colonizadoras del territorio.

 

  Para acabar con esta situación se hace inaplazable el que desaparezca la dinastía manchú de emperadores que había mantenido intacto el sistema político, económico y social cuyo origen se retrotrae a varios milenios.

 

* Cultural. A los factores disgregadores esbozados ante­riormente ha de añadirse los numerosos dialectos y el tipo de escritura oficial, tan complicada, que no cumple una función unificadora tal y como ha ocurrido en otros pueblos. La alfabetización se ve dificultada por este motivo y, por tanto, China encuentra graves problemas a la hora de incorporarse al mundo moderno. Se impone la unificación lingüística y cultural como principal tarea para abordar el progreso en otros ámbitos.

 

 

               1.2. Revolución de 1911. Creación del Partido Comunista Chino o Kuomintang.

 

                    En 1905, con la creación del Kuomintang o Partido del Pueblo por Sun Yat-Sen, arranca un proceso que culmina en 1911 con la expulsión de los emperadores y el establecimiento en China de la República.

 

De forma similar a lo que ocurrió en la II Internacional antes de su escisión, existen dos tendencias en el seno del Kuomintang, una izquierdista y un ala derecha, conservadora, dirigida por Chang Kai-Chec. Este último preconiza la implantación de una república burguesa que no cambia las condiciones de vida de los campesinos, al desechar uno de los postulados del programa fundacional del partido, esto es, la reforma agraria y el reparto de tierra entre los trabajadores agrarios.

 

Chang Kai-Chec se apoya  en el control del ejército, en los comerciantes enriquecidos de las provincias del este y en los grandes propietarios de la región baja del río Yang-Tse. Su poder apenas cuenta con base social.

 

Entre 1911 y 1027, año del primer enfrentamiento directo entre el Kuomintang y el Partido Comunista, la situación en China es fluida y confusa. Los principales acontecimientos que se producen son:

 

* Lucha por el poder entre las distintas facciones en el seno del Kuomintang.

* Participación en la Primera Guerra Mundial al objeto de anular tratados anteriores, considerados perjudiciales, con Japón y obtener la devolución de territorios nacionales arrendados a Alemania. Estas pretensiones no serán recogidas por los vencedores en la Paz de Versalles, lo que provoca movimientos xenófobos antioc­cidentales en Pekín.

* Fundación, en 1921, del Partido Comunista Chino por Mao-Tse-Tung, que en 1924 ingresa en el Kuomintang.

* Muerte, en 1925, de Sun Yat-Sen, fundador el Kuomin­tang.

* Ruptura entre Chang Kai-Chec con el Partido Comunista y masacre de militantes de éste último en Shangai, en 1927.

* El ala radical del Partido Comunista, dominada por Mao, se hace con el control del mismo.

 

 

               2. Proceso revolucionario.

 

Hist, XIX-XX, Mao Tse Tung, 1893-1976

 

 

                         2.1. Primera guerra civil. La Gran Marcha (1934).

 

                       Entre 1930-1934 se desarrollan cinco campañas militares que enfrentan al ejército nacionalista de Chang y al ejército rojo, creado en 1928, del Partido Comunista. El resultado es la derrota absoluta del segundo. La represión es intensa y Mao inicia el 15 de octubre de 1934 la Larga Marcha que se convierte en un mito enarbolado desde entonces por los comunistas como propaganda. Las columnas comunistas atraviesan dieciocho cadenas montañosas, veinticuatro ríos y doce provincias distintas hasta llegar a la región inexpugnable de Shensi, donde se hacen fuertes y organizan un Estado sin propiedad privada.

 

 

                  2.2. Guerra chino-japonesa (1937-1945).

 

                       La situación internacional del momento y el expansionismo japonés en el continente asiático produce el enfrentamiento. La existencia de un enemigo exterior hace que momentáneamente se alíen comunistas y nacionalistas que unifican sus ejércitos dirigidos por Chang Kai-Chec. Tras la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial, en China se reanuda el enfrentamiento entre los dos antagonistas antes mencionados.

 

 

                  2.3. Segunda Guerra Civil (1945-1949).

 

                       En 1945 el país se encuentra con una economía destroza­da después de ocho años de guerra y dividido en dos bandos irreconciliables. El poder político y la potencia militar parecen estar en manos de los nacionalistas, que cuentan con un ejército de dos millones de hombres. No obstante las bases social y económica, en un país de campesinos, están del lado de los comunistas que han desarrollado campañas de alfabetización y reparto de tierras, aunque sólo cuenten con un ejército de 300.000 hombres armados.

 

Además la superioridad militar de los nacionalistas es inoperante por la hostilidad de los campesinos. Por añadidura en los territorios que controlan cunde la corrupción: buena parte de la ayuda americana en forma de medicinas y armamento terminan en manos del ejército enemigo.

 

En 1947 se produce una ofensiva comunista. Tras diversas victorias se apoderan de todo el norte del país. Al año siguiente comienzan a tener superioridad militar que les permite desencadenar el ataque final y concluye con la toma de Shangai, Cantón y con ella toda la China meridional. A partir de estos hechos se hacen fácilmente con las provincias del oeste.

 

El 1 de octubre se proclama la República Popular China. Los nacionalistas quedan reducidos a Formosa y resto de islas circundantes.

 

 

                  2.4. La transición hacia el socialismo (1949-1952).

 

                       Dueños del país los comunistas instauran un régimen autoritario concentrándose el poder en manos de Mao Tse-Tung.

 

Durante estos tres primeros años van a adoptar una postura de prudencia. Los primeros gobiernos no excluirán la colaboración con otros partidos que han luchado junto a ellos. Significativamente Mao reafirma su propósito de instaurar una nueva forma de democracia basada en la alianza del proletariado, el campesinado ,las clases medias y el capitalismo nacional. En el campo no se impone todavía la colectivización. En 1950 se reparten, en cambio, las grandes propiedades de nobles instituciones religiosas entre trescientos millones de campesinos a los que se convierte en pequeños propietarios.

 

La reconstrucción se hará por medio de la cooperación equilibrada de cinco sectores: grandes empresas del Estado -capitalismo burocrático- que incluyen fábricas y medios de transporte; empresas privadas en relación con la industria ligera; propiedades mixtas (privadas-públicas); cooperativas agrícolas, artesanales y comerciales; pequeña propiedad individual.

 

En el orden cultural se apoya la alfabetización y difusión de la enseñanza. Se proclama la igualdad entre los sexos, la emancipación de la mujer y la libertad de elección para los esposos. Se adoptan medidas contra el confucionismo aunque se permiten el protestantismo y el catolicismo.

 

 

 

                  2.5. El Salto Adelante. Construcción del socialismo (1952-1966).

 

                       En 1952 las nuevas autoridades deciden establecer el sistema socialista inspirándose en el modelo soviético.

 

Para ello se toman las siguientes medidas:

 

 

                                     A) Económica. Primer Plan Quinquenal.

 

Este Plan, iniciado al año siguiente, establece en el sector industrial la primacía de la industria pesada y los medios de comunicación -acerías modernas, producción petrolífera, canalización de grandes ríos, expansión de la red ferroviaria-; en el sector agrario, la colectivización del campo. En el último aspecto se instauran cooperativas agrícolas en las que se permite la pervivencia de la propiedad privada; los beneficios se reparten de forma equitativa. En 1955 se había incorporado al cooperativismo el 92% de los campesinos.

 

Al mismo tiempo se organizan cooperativas de artesanos y pequeños comerciantes, y se reduce la gran industria y el gran comercio privados.

 

Es época de buenas relaciones con la URRS quien envía gran cantidad de asesores técnicos.

 

                                     B) Política.

 

En este orden se promulga una Constitución el 20 de diciembre de 1954 que contiene:

 

* Soberanía nacional democrática instrumentada a través de las asambleas de cantón, provincia y nacional.

* Elecciones por sufragio indirecto de los órganos de poder:

 

- Congreso del Pueblo (Asamblea Nacional).

- Comité Permanente del Congreso.

 - Consejo de Estado: 40 ministros elegi­dos por el Congreso, con Primer Ministro a la cabeza.

 - Presidente de la República, también elegido por el Congreso.

 

 * La organización política es similar a la de la URSS en este momento.

 * Las elecciones son de lista única. Mao es elegido Presidente de la República y Chu En-Lai Primer Ministro.

 

 

Los resultados de las transformaciones económicas no son todo lo buenos que se presumía en principio, lo que origina tensiones sociales. Las críticas internas, simbolizadas en el programa opositor denominado de las cien flores son acalladas mediante el control riguroso de sus promotores.

 

Pero en 1958 se establecen metas más ambiciosas que las de los planes quinquenales calificándolas como Gran Salto Adelante, cuyo objetivo es elevar la producción en tres años recabando un esfuerzo excepcional de todos los ciudadanos. En la industria se aumenta el horario de trabajo y se fijan mayores niveles de rendimiento; en el campo las cooperativas se sustituyen por comunas  de mayor extensión y número de comuneros, en las que también se integran obreros industriales, trabajadores del comercio, intelectuales, estudiantes e incluso militares. Estas unidades de producción están constituidas por un mínimo de cinco mil familias, no existe propiedad privada y gozan de comedores, escuelas y guarderías comunes. Campesinos y obreros reciben un salario reducido puesto que la mayoría de las necesidades elemen­tales están cubiertas. De nuevo junto a logros importantes aparecen inconvenientes como el de la baja productividad y falta de calidad en bastante de los bienes obtenidos.

 

En el aspecto político también se crean graves tensiones. En primer lugar, las surgidas con la URSS condicionan la retirada de los asesores técnicos, lo que agrava la situación. En el orden interno se enfrentan un sector, encabezado por Liu Shao-Chi, partidario del modelo soviético de prepotencia estatal y primacía de un partido , con el dirigido por Mao y Lin-Piao quienes apoyándose en el ejército buscan una vía china original hacia el comunismo, acelerando la transformación del país mediante la movilización general revolucionaria.

 

 

                  2.6. La Revolución Cultural de 1967.

 

                       En los primeros momentos se van a enfrentar las dos tendencias. Para imponer sus ideas Mao apela a la juventud y pide la creación de guardias rojas en todas partes que vigilen y eliminen a la oposición. Las depuraciones de los políticos, en las fábricas, universidades, el campo y el ejército son profundas , no sólo contra los partidarios del Liu Shao-Chi sino también contra la extrema izquierda representada por los anarquistas que no obedecen a ningún poder exterior. En resumen, se elimina la línea prosoviética del seno del partido.

 

En el campo económico las repercusiones son profundas. Según las empresas, se establecen tres tipos de gestión:

 

* Grandes: administradas directamente por el Estado.

* Medianas: dirigidas por comités de comuna o distrito.

* Pequeñas: dirigidas por comités de calle o monobloque habitacional.

 

La producción se planifica, según los casos, a nivel nacional, provincial o distrito.

 

Los precios dejan de tener relación con la abundancia o la demanda. En los artículos de primera necesidad no hay ganancias e incluso el Estado les subvenciona; otros se venden a precio de costo, como las medicinas; el resto proporciona pequeñas ganancias. Sólo los productos de lujo, inaccesibles para la mayoría de la población, proporcionan mayores márgenes.

 

La enseñanza también se transforma. Ahora está controlada por camaradas de trabajo, quienes deciden el nivel de estudios para los demás y el ingreso en las universidades.

 

Finalmente, los cambios en el sector agrario proporcionan a los campesinos un nivel de rentas igual o superior al de los trabajadores urbanos, por lo que al contrario que en el resto del mundo las migraciones voluntarias se llevan a cabo de la ciudad al campo.


 

 BIBLIOGRAFIA

 

- Servet, J.N. .- China, gigante del Este .- Col. Biblioteca Cultural RTVE .- Nº 13 .- Edt. Magisterio Español. Prensa Española. Editora Nacional .- Madrid, 197

- Deleyne, Jan .- La economía china .- Col. Biblioteca Universal Planeta. Panorama/2 .- Nº 7 .- Edt. Planeta .- Barcelona, 1972.

- Gil Pecharromán, Julio .- La guerra civil China .- Col. Historia 16. Siglo XX. Historia Universal .- Nº 22 .- Edt. Información y Revistas, S.A. .- Madrid, 1985.

 

 

TEXTOS

 

 

 La Gran Revolución Cultural Proletaria

 

             El programa denominado "El Gran Salto Hacia Delante", contemporá­neo con el establecimiento del sistema comunal en 1958-1959, tenía como objetivo hacer avanzar, por medio de un gran esfuerzo, la industrialización china hasta situarla al nivel de los países de Occidente.

 

            (.....), es conveniente hacer notar que se han conseguido enormes transformaciones en China, que ha pasado de un nivel virtualmente preindustrial a otro de muy avanzada técnica y progreso, aún cuando todavía se siga haciendo mucho a base del número y la masa de obreros, al no haberse podido completar la etapa de industria­lización prevista.

 

            (.....).

 

            El intento de Mao, con este movimiento, era producir un nueva forma de sociedad comunista, libre de la rigidez jerárquica de los primeros tiempos del Partido Comunista. Mao cree que, a menos que consiga esta meta, la sociedad china retrocederá -como considera está ocurriendo en la URSS-, hacia un sistema de vida burgués, al endurecerse y estancarse, en sus formas vigentes, los privilegios adquiridos en la nueva división de clases, que diluyen el entusiasmo revolucionario primero.

 

            (.....). El movimiento produjo serios choques, y afectó como un revulsivo a todo el conjunto de la sociedad china. Fuera de la contienda quedaron la agricultura, el programa nuclear, el comercio exterior y otros puntos básicos del programa estatal. No así la vida política, galvanizada desde un principio, que derivó hacia una violenta lucha centrada en las personas claves del Partido, con tendencias "desviacionistas hacia la vida burguesa", entre ellas Liu Chao-chi, jefe del estado, y Teng-Hsiao -ping, secretario general del Partido Comunista, quienes junto a otros disidentes, fueron expulsados de sus puestos durante el IX Congreso, celebrado en abril de 1969, en Pekín.

 

Fuente: J.N. Servet .- China, gigante del Este .- Pp. 65-66 .- Col. Biblioteca Cultural. RTVE .- Nº 13 .- Edt. Magiste­rio Español y Prensa Española .- Madrid, 1975.

 

 

 

 

 

3. La I GUERRA MUNDIAL (LA GRAN GUERRA) 1914-1918

 

 

  

 

 I. INTRODUCCION

 

             En 1914 la Humanidad va a contemplar el primer conflicto militar a escala planetaria. Desde el siglo XVIII la complejidad de los problemas de todo orden trasciende los estrechos marcos nacionales. Ningún Estado puede vivir aislado de los demás. Los acontecimientos internos repercuten con frecuencia en el resto de las comunidades. La interdependencia es cada vez más evidente. No existe solución para la mayoría de los problemas si no es a través de la concertación internacional. Claros ejemplos de todo ello son el Congreso de Viena, las revoluciones de 1830 y 1848, la Conferencia de Berlín de 1885 y la aparición de la I y II Internacional obrera.

 

            Si bien esto es evidente, las naciones no han podido todavía desembarazarse psicológicamente de sus egoísmos particulares y en la segunda mitad del siglo XIX entran en una dinámica de confrontación simbolizada por los proteccionismos económicos, los deseos de crear grandes imperios extraeuropeos que reflejen la supremacía entre las potencias, y la adjudicación de territorios en la propia Europa, tras la caída del Imperio Otomano, impidiendo el acceso a la independencia de países que secularmente la reclaman. La desconfianza, el recelo y el miedo entre las naciones más poderosas caracteriza el ambiente de la época. La falta de seguridad en sí mismas conduce, paradójicamente, a controlar al potencial enemigo a través de la firma de una serie de pactos y alianzas que garanticen por una parte la no agresión mutua y por otra el auxilio en caso de ataque de enemigo común, lo que, a su vez, no impide los rearmes interiores -material y psíquico- ante una eventual confrontación. Es el período conocido eufemísticamente como de la Paz Armada, que en la segunda mitad del siglo XX encontrará emuladores entre los partidarios de la llamada Guerra Fría.

 

 

 

 II. MOTIVACIONES DEL CONFLICTO ARMADO

 

1. Imperialismo y creación de bloques militares

 

                  La crisis económica de la segunda mitad del siglo XIX y la necesidad de buscar nuevos mercados para los productos industriales europeos así como abundancia de materias primas y mano de obra barata, inducen a las burguesías nacionales a presionar sobre los respectivos gobiernos para que adopten políticas imperialistas y coloniales en relación a territorios todavía sin dominar en el Pacífico, Asia y Africa. Para atraerse, en beneficio propio, al resto de los grupos sociales desarro­llan campañas de propaganda exacerbando los sentimien­tos nacionalis­tas de las masas; sentimientos presun­tamente agraviados por otros países a quienes se culpa de los problemas internos.

 

            Francia y el Reino Unido rivalizan por el dominio de Africa, pero al mismo tiempo atraen el resentimiento italiano y alemán, naciones que recientemente han alcanzado la independencia y desean participar en la explotación de estos territorios, cuya posesión representa para ellos el autoafianzarse en la propia identidad nacional alcanzando el grado de potencias en igualdad de condiciones que las primeras. A su vez, Rusia y el Reino Unido rivalizan por el dominio del Próximo y Medio Oriente, donde el segundo posee ya la India. Por añadidura, todas ellas, más los EE.UU. y Japón ponen sus ojos en el inmenso imperio chino, en decadencia, y las posibilidades comerciales que ofrece.

 

            Ya a principios del siglo XX se palpa un ambiente de inevitable confrontación a pesar de las advertencias de algunos intelectuales y las consignas pacifistas del movimiento obrero. Con estos antecedentes es fácil comprender como llegaron a constituirse los dos bloques de potencias en vísperas de la guerra y que terminarán por enfrentarse. En 1882 Alemania, el Imperio Austro-Húngaro e Italia crean la Triple Alianza y en 1907 Francia , Rusia y el Reino Unido la Triple Entente. En torno a ella se agruparán luego otros países dando al conflicto dimensiones desconocidas hasta ese momento.

 

 

 

Hist, XX, I Guerra Mundial, Archiduque Fernando, Austria, Guillermo II, Alemania, Nicolás II, Rusia, Presidente Poincaré, Francia, Jorge V, RU, Presidente Wilson, USA Hist, XX, Primera Guerra Mundial, Contendientes, mapa, 1914-1918

 

 

 

       2. El problema europeo

           

               Son diversas las rivalidades por motivos territoriales, étnicos, religiosos y nacionalistas. Entre Francia y Alemania perdura el contencioso de Alsacia y Lorena. El nacionalismo francés no deja de reivindicar estos territorios perdidos en la pasada guerra franco-prusiana; los alemanes, por contra, adoptan en ellos medidas de germanización que provocan incidentes entre los habitantes francófonos de estas regiones.  Polonia continúa dividida entre Alemania y Rusia. Las fuerzas nacionalistas polacas reivindican la resurrección de su patria. Austria, enemiga tradicional del Rusia en el dominio de los Balcanes, alienta el descontento para debilitar al rival. En los Balcanes el trazado de fronteras crea incidentes entre Albania y Grecia, quien al tiempo mantiene grave contencioso con Turquía por el control sobre determinadas islas del Egeo y los estrechos del Bósforo y los Dardanelos. Los alemanes armarán al ejército turco para dejar sentir su influencia en la zona, todo lo cual despierta la desconfianza del gobierno ruso que se ve perjudicado en sus pretensiones de salida al Mar Mediterráneo desde el Negro. El ambiente internacional en Europa, como se ve, no era el más propicio para evitar el conflicto que se aproxima.

 

 

 

 

     

       3. Los preparativos de guerra y política armamentística

 

               Desde hacía tiempo los países de la Triple Alianza y la Triple Entente se preparaban para la contienda. Los beligerantes son potencias industriales cuyo desarrollo depende en gran medida del abastecimiento exterior. En este aspecto la Triple Entente va a tener ventaja sobre sus rivales. Dispone de superioridad en población, materias primas y facilidad de acceso a las rutas marítimas. En cambio los Imperios Centrales -Alemania y Austria- tienen un ejército más disciplinado, sobre todo el alemán, y armamento moderno, especialmente en artillería pesada y armas automáticas. Enseguida todos ellos transforman sus economías de paz en economías de guerra para atender las necesidades inmediatas de la tropa y retaguardia. Las principales innovaciones que se producen en el campo del armamento es el empleo del fusil de disparo continuo y automático, la aparición de la ametralladora, gases axfisiantes, submarinos, dirigibles y los primeros aviones y tanques. No menos importante será el empleo masivo, al margen del ferrocarril, de camiones para el transporte rápido de la infantería e impedimenta pesada. La capacidad destructiva de los ejércitos, no sólo en los frentes de batalla como era tradicional sino también en la retaguardia, va a alcanzar cotas insospechadas. Millones de personas perecerán en la contienda, e industrias, vías de comunicación e infraestructura económica en general serán destruidas a lo largo de cuatro años de guerra.

 

  

Hist, XX, Primera Guerra Mundial, recluta de británicos Hist, XX, I Guerra Mundial, Entusiasmo inicial, Film Sin Novedad en el Frente, 1930 Hist, XX, Primera Guerra Mundial, Nuevo armamento

 

 

 

III. DESARROLLO MILITAR. FASES PRINCIPALES

 

                  El conflicto del 14 se constituye un nuevo tipo de guerra tanto por su duración -cuatro años-, como por sus dimensiones -las metrópolis arrastran al esfuerzo bélico a sus colonias-, por la aparición en escena de armas mucho más mortíferas que las hasta entonces empleadas, por el uso de la guerra psicológica para desmoralizar al enemigo, y por los ataques sistemáticos a la retaguardia para minar la economía y capacidad de resistencia del adversario. Podemos distinguir tres períodos bien diferenciados en lo que a campañas militares se refiere, entre los que se intercala un cuarto -1917- no menos importante en cuanto a la resolución de la contienda:

 

 

1.   Guerra de movimientos (1914-1915)

Hist XX, I Guerra Mundial, Asesino del Príncipe Fco. Fernando, Sarajevo, 28-junio-1914 Hist, XX, Asesibato de SArajevo, 28-6-1914 Hist, XX, I Guerra Mundial, Asesinato de Sarajevo, Velatorio, 28-6-1914

 

 

 

                 Las hostilidades comienzan tras el asesinato, en Sarajevo, del archiduque Francisco Fernando, heredero del trono austríaco, el 28 de junio de 1914, a manos de un estudiante bosnio. Austria ,que cuenta con el apoyo alemán, declara la guerra a Servia el 28 de julio, y bombardea Belgrado. Servia recibirá ayuda de Rusia que envía sus tropas contra Austria y Alemania, quienes, a su vez, invaden Bélgica. Francia y el Reino Unido se ven amenazadas y entran en el conflicto. Es la guerra entre los bloques. Al rápido ataque alemán, dirigido por Molke, responde Francia con un contraataque, planificado por Joffre, en la región del Marne que echa por tierra las pretensiones alemanas de triunfar enseguida mediante la sorpresa de acción. Por eso Alemania intenta recuperar la iniciativa atacando Flandes y ocupando Iprés, Gante y Brujas. Un frente de 800 kilómetros, desde la costa del Canal de la Mancha a la frontera suiza, señala la posición del frente oeste. En el frente del este los alemanes derrotan también inicialmente a los rusos en Tannenberg y en los Lagos Masurios -Prusia oriental-, pero los austríacos están retrocediendo en Galitzia y los Balcanes.

 

 

 

Hist, XX, Primera Guerra Mundial, Frente oeste, Guerra de movimientos, ofensiva alemana y contraofensiva francesa, 1914-1915

 

 

En agosto Japón ha declarado la guerra a Alemania, lo que le permite ocupar en pocos días sus posesiones de China y el Pacífico, mientras Turquía se pone a favor de las potencias centrales. A finales de 1914 se observa con claridad que no existe una resolución inmediata para el conflicto por el equilibrio entre los contendientes.

 

 

2.      Guerra de posiciones (1915-1916)

 

                 La falta de fuerza de los contendientes para romper el frente conduce a una nueva forma de lucha, la guerra de posiciones. Los ejércitos se establecen en kilómetros de fosos y trincheras protegidas con alambres de púas y campos de minas sobre las que se estrellan una y otra vez, sin éxitos sustanciales, los ataques del enemigo. Aparecen entonces nuevas armas que tratan de solventar la situación: gases asfixiantes, lanzallamas y rudimentarios tanques, pero ninguna de ellas va a resultar decisiva para inclinar la balanza en uno u otro sentido. Los alemanes atacan, en el frente del este, a los rusos que han de retirarse hasta el Beresina, y en el oeste los franceses inician una ofensiva por la Champagne. Las pérdidas en hombres y material, en ambos casos, no compensan los pequeños avances. En 1915 Italia, que inicialmente se mantiene neutral, y Rumanía en 1916 entran en guerra junto a la Triple Entente, mientras Bulgaria lo hace a favor de Austria y Alemania. En febrero de 1916 los alemanes atacan Verdún pero los franceses , dirigidos por Pétain, resisten. Para contrarrestar las ofensivas el general Foch contraataca en el Somme. Tras diez meses de combate la situación se estabiliza. Las pérdidas en uno y otro bando son enormes.

 

 

Hist, XXn Primera Guerra Mundial, Guerra de posiciones, soldados franceses, Batalla de Verdún, 1916 Hist, XX, Primera Guerra Mundial, Guerra de posiciones, Batalla de Verdún, 1916 Hist, XX, I Guerra Mundial, Cementerio con soldados franceses y alemanes, Verdún Hist, XX, I Guerra Mundial, Batalla del Somme, 1916 Hist, XX, I Guerra Mundial, Batalla del Somme, 1916 Hist, XX, I Guerra Mundial, Batalla del Somme, 1916 Hist, XX, I Guerra Mundial, Batalla del Somme, 1916 Hist, XX, I Gerra Mundial, Batalla del Somme, 1916

 

 

  

       3. Acontecimientos de 1917

 

                   Va a ser un año decisivo en la evolución del conflicto: entrada en guerra de los EE.UU. a favor de la Triple Entente, retirada de Rusia de la guerra y cansancio de los contendientes. EE.UU. que ha permanecido neutral declara la guerra a Alemania a causa del bloqueo a que es sometida por ésta, cuyos submarinos constituyen una amenaza para los barcos americanos que comercian intensamente con Francia e Inglaterra. El presidente Wilson propone al Congreso la declaración que es aceptada finalmente en día 2 de abril. Las enormes reservas demográficas e industriales de EE.UU. terminan reflejándose en la marcha de las operaciones militares. En octubre de 1917 se produce en Rusia el levantamiento bolchevique contra el régimen zarista. A ello no serán ajenos los sufrimientos del pueblo por causa de la guerra.

 

 

       4. Las grandes ofensivas de 1918

 

                    Desaparecido el frente oriental, los alemanes, dirigidos por Ludendorff, inician una ofensiva por la Picardía. Inicialmente tiene éxito pero luego ha de detenerse por falta de reservas. La contraofensiva del general Foch entre el Marne y el Aise de un lado, y el ataque a Amiens constituyen una sorpresa puesto que son derrotados los alemanes y han de retirarse a la Línea Sigfrido. Se avecina el hundimiento alemán cuyo ejército de nuevo es vencido en Montdidier. La resistencia se hace imposible y el 11 de diciembre se firma el armisticio o alto el fuego en el bosque de Compiegne. Dos días antes Guillermo II ha huido y se ha proclamado la república en Berlín. En marzo de 1918, Rusia y Alemania firman la Paz de Brest-Litovsk que finaliza el mutuo enfrentamiento.

 

 

Hist, XX, Primera Guerra Mundial, Frente del Este, ofensiva alemana contra Rusia, mapa, 1918

 

 

  IV. EL TRATADO DE VERSALLES

 

                 Las paces que pusieron fin a la I Guerra Mundial reúnen tres características principales: intentan ser paces duraderas -de siglos- tal como había sucedido con la Westfalia y el Congreso de Viena; no fueron pactadas entre uno y otro contendiente sino que los vencedores imponen sus condiciones sin posibilidad de réplica del lado de los vencidos; se firman tratados de paz por separado con las naciones perdedoras -de Versalles con Alemania, de Saint-Germain con Austria, de Neuilly con Bulgaria, de Trianon con Hungría, de Sèvres con Turquía-.

 

Las figuras claves en la firma de los tratados fueron Clemenceau por Francia, Lloyd George por el Reino Unido, y Wilson por los EE.UU. Existen dos posturas enfrentadas entre ellos: la dura, representada por Clemenceau, pretende humillar a Alemania e imposibilitarla para nuevas aventuras en el futuro; la del presidente norteamericano Wilson que desea edificar las relaciones internacionales sobre bases de comprensión y concordia. Terminará por imponerse la de Clemenceau.

 

El más importante de los que se firman es el de Tratado de Versalles, 28 de junio de 1919. Consta de 440 artículos distribuidos en 14 secciones:

 

 

 

 

Hist, XX, I Guerra Mundial, Firma del Armisticio en el Bosque de Compiègne, 1918 Hist, I Guerra Mundial, Paz de Versalles, Artífices, Lloid George, Orlando, Clemenceau, Wilsom 1919 Hist, XX, I Guerra Mundial, Paz de Versalles, 1919 Hist, XX, I Guerra Mundial, Paz de Versalles, ejemplar inglés, 1919 Hist, XX, Primera Guerra Mundial, Europa tras la Paz de Versalles, 1918 Hist, XX, Primera Guerra Mundial, Paz de Versalles. mapa, Wikipedia

 

 

Por el Tratado de Saint-Germain con Austria, el Imperio Austro-Húngaro queda desmembrado. Surgen así tres nuevas naciones: la propia Austria, Hungría y Checoslovaquia. Además, algunas de sus partes se adjudican a Polonia, Yugoslavia e Italia.

 

En el Tratado de Neuilly, con Bulgaria, se priva a ésta de salida al Mediterráneo.

 

En el Tratado de Sèvres, con Turquía, se completa la desintegración de su Imperio iniciada ya en el siglo anterior.

 

 

 

  V. CONSECUENCIAS DE LA GUERRA

 

    

Hist, XX, I Guerra Mundial, Soldados pasan delante de la catedral de San Martín, Bégica, 1917 Hist, XX, Primera Guerra Mundial, Guerra de trincheras, mortandad,  Batalla de Verdún, 1916 Hist, XX, Primera Guerra Mundial, Batalla de Verdún, Cementerio, 1916

 

 


 

             BIBLIOGRAFIA

 

 

 

- Crouzet, Maurice .- La época contemporánea. En busca de una nueva civilización .- Historia General de las Civilizaciones .- Vol. 7 .- Edt. Destino .- Barcelona, 1967.

- Fernández, Antonio .- Historia Contemporánea .- Edt. Vicens Vives .- Barcelona, 1976.

- Ferro, Marc .- La Gran Guerra 1914-1818 .- Edt. Alianza Editorial .- Madrid, 1984.

- Gil, Julio; y otros .- La Gran Guerra. Años de sangre, ruina y miseria .- Col. Historia 16. Siglo XX. Historia Universal .- Nº 5 .- Edt. Información y Revistas, S.A. .- Madrid, 1983.

- Mommsen, Wolfgang J. .- La época del imperialismo. Europa 1885-1918 .- Col. Historia Universal Siglo XXI .- Vol. 28 .- Edt. Siglo XXI de España Editores .- Madrid, 1977.

- Renouvin, Pierre .- Historia de las relaciones internacionales .- Edt. Aguilar .- Madrid, 1960.

- Renouvin, Pierre .- La Primera Guerra Mundial .- Col. ¿Qué sé? .- Nº 78 .- Edt. Oikos Tau .- Barcelona, 1972.


 

 

            TEXTOS

 

 

                Después de diez horribles meses, Verdún se había salvado. ¡Pero a qué precio!. La mitad de las casas de la misma ciudad habían sido destruidas por los cañones alemanes de largo alcance, y nueve de sus diez aldeas vecinas habían desaparecido de la faz de la tierra.

 

            Cuando se sumaron las pérdidas humanas, los franceses admitieron haber tenido 377.231 bajas, cifra que incluía 162.308 muertos o desaparecidos. Las bajas alemanas ascendían por lo menos a 377.000. Pero, de hecho, sumando las cifras de ambos bandos se llegaría fácilmente a bastante más de 800.000.

 

            La causa de esta imprecisión en lo referente a la carnicería de Verdún, que contribuyó a dar a la batalla un carácter peculiarmente atroz, fue el hecho de que todo se desarrolló en una zona reducidísima. Muchos de los muertos nunca aparecieron, o todavía en nuestros días siguen descubriéndose. Cierto combatiente recordaba "cómo las granadas desenterraban los cadáveres, y luego volvían a enterrarlos despedazados, jugando con ellos como un gato juega con un ratón". En el gigantesco y lúgubre osario de Verdún descansan los restos de más de cien mil combatientes desconocidos (.....).

 

Fuente: Varios autores .- Historia mundial del siglo XX .- P. 34 .- Incluido por Mª Luisa Alonso y otros en Historia Contem­po­ránea .- Edt. Everest .- León, 1986.

 

 

            -------------------------

 

 

            El Tratado de Versalles

 

 

                Los Estados Unidos de América, el Imperio Británico, Francia, Italia y Japón, potencias designadas en el presente tratado como las principales potencias aliadas (.....) de una parte, y Alemania, de otra, han convenido las disposiciones siguientes:

 

                Art. 42.  Se prohibe a Alemania mantener o construir fortificaciones, sea sobre el lado izquierdo del Rhin, sea sobre el lado derecho (.....).

                Art. 43.  Son igualmente prohibidas en la zona definida en el art. 42, el mantenimiento y la concentración de fuerzas armadas, sea a título permanente, sea a título temporal (.....).

                Art. 51.  Los territorios cedidos a Alemania en virtud de los preliminares de paz firmados en Versalles el 26 de febrero de 1871 y el Tratado de Francfort de 10 de mayo de 1871, son reintegrados a la soberanía francesa (.....).

                Art. 102. La ciudad de Dantzig (.....) es constituida como ciudad libre y situada bajo la protección de la Sociedad de las Naciones (.....).

                Art. 119. Alemania renuncia, en favor de las principales Potencias aliadas y asociadas, a todos sus derechos y títulos sobre sus posesiones en ultramar (.....).

                Art. 160. El ejército alemán (.....) será destinado exclusivamente al mantenimiento del orden sobre el territorio y a la policía de fronteras (.....).

                Art. 173. Todo servicio militar obligatorio será abolido en Alemania (.....).

                Art. 231. Los gobiernos aliados y asociados declaran y Alemania reconoce que Alemania y sus aliados son responsables, por haberlas causado, de todas las pérdidas y de todos los daños sufridos por los Gobiernos aliados y sus naciones como consecuencia de la guerra, que les ha sido impuesta por la agresión alemana y de sus aliados (.....).

                Art. 232. Los Gobiernos aliados y asociados exigen (.....) y Alemania adquiere el compromiso, de que sean reparados todos los daños causados a la población civil de las potencias aliadas y asociadas, y a sus bienes (.....).

                Art. 233. El importe total de los susodichos perjuicios, por los cuales es debida una indemnización por parte de Alemania, será fijado por una Comisión interaliada (.....).

                Art. 428. A título de garantía de la ejecución por parte de Alemania del presente Tratado, los territorios alemanes situados al Oeste del Rhin, junto con las cabezas de puente, serán ocupados por las tropas de las potencias aliadas y asociadas durante un período de quince años (.....).

 

 

            -------------------------

 

 

 

Los catorce puntos de Wilson

 

Nosotros hemos entrado en guerra porque el Derecho había sido quebrantado en una forma que nos ha herido profundamente.......

 

Lo que nosotros pedimos en esta guerra no es pues, ningún provecho que nos beneficie a nosotros solos. El mundo debe ordenarse de manera que la vida en él esté asegurada;..... Nuestro programa es pues el programa de la paz mundial que a nuestro juicio es el único posible, y se compone de los siguientes puntos:

 

1.    Todos los trabajos de paz son públicos y se conciertan públicamente, y después de esos tratados no pueden concertarse ningunos acuerdos internacionales secretos de ninguna especie........

2.    Completa libertad de navegación en el mar fuera de las aguas territoriales, tanto en paz como en guerra, ......

3.   La mayor eliminación posible de todas las barreras económicas y el establecimiento de la igualdad en las relaciones comerciales .......

4.    Garantías mutuas adecuadas para reducir los armamentos de cada país ........

5.    Libre, magnánima y absolutamente imparcial renuncias a todas las pretensiones coloniales. .....

6.    Evacuación de todo el territorio ruso y regulación de todas las cuestiones referentes a Rusia, de tal modo que .... dar a Rusia la posibilidad de lograr, sin obstáculos y sin errores, una resolución independiente sobre su propia evolución política y nacional ..... El trato que Rusia reciba por parte de las naciones hermanas en los meses venideros, será la piedra de toque que aquilate su voluntad, su comprensión para las necesidades rusas, por diferentes que éstas sean de las que sienten las demás naciones; .....

7.   Bélgica debe ....... ser evacuada y restaurada , sin que nunca se intente por nadie limitar su soberanía, ......

8.   Toda la región francesa debe ser evacuada ....... La injusticia que Prusia cometió en 1871 .... debe ser reparada para que pueda restaurarse la paz en el interés de todos.......

9.   La rectificación de las fronteras italianas debe acometerse según las líneas se separación que claramente circunscriben las nacionalidades.

10 . A los pueblos de Austria-Hungría ....... debe dárseles la primera ocasión favorable para su desenvolvimiento autonómico.

11. Rumanía, Servia y Montenegro deben ser evacuados y las regiones ocupadas deben ser restauradas. Servia debe recibir un acceso libre y seguro al mar.......

12. Para las partes turcas del imperio osmanlí debe asegurarse la independencia absoluta; ..........

13. Debe crearse un Estado polaco independiente que comprenda todas las regiones habitadas por población indiscutiblemente polaca; ..........

14. Debe crearse por conciertos particulares una unión general de naciones, de suerte que se establezca una seguridad mutua para la independencia política y la intangibilidad territorial de las naciones grandes y pequeñas........

  

Fuente: Goetz, W. .- Historia Universal. Edt. Espasa Calpe .- Madrid, 1953 .- Pp. 512-513.

 

 

 

 

 

4. CRISIS DE LOS AÑOS 20. LA GRAN DEPRESIÓN ECONÓMICA

 

 

 

            

            1. Antecedentes

 

                El fin de la I Guerra Mundial (1914-1918) no representa la solución de los problemas que la habían generado: saturación de mercados, rivalidades coloniales, proteccionismo económico, armamentismo... Muy al contrario la situación se agrava por las destrucciones de la contienda que, al margen de pérdidas humanas, ha acabado con buena parte de la infraestructura económica de los países europeos. No obstante entre 1918 y 1929, los felices años veinte, aparentemente va a mejorar el estado de cosas. Cabe distinguir en esta década dos etapas bien definidas:

 

 

                  1.1. Fase postbélica (1918-1925).

 

                         Se trata de una etapa de reajuste económico y adapta­ción a la paz. Es necesario convertir las economías de guerra en economías de paz. Existe además el problema añadido de las deudas contraidas por Alemania con las potencias vencedoras que, sobre todo en el caso de Francia, sufren carestía de capitales para la inversión y ven en el pago de las mismas la posibilidad de cubrir en parte esta deficiencia.

 

            Pero a Alemania, destruida su infraestructura y también descapitalizada, le resulta imposible pagar las compensaciones establecidas en la Paz de Versalles. Se entra, pues, en una etapa de desconcierto y caos económico que se traduce en políticas nacionalistas y proteccionistas de parte de los respectivos gobiernos, es decir, de insolidaridad entre las naciones.

 

            No obstante, se evidencia que, en época de economías inevitable­mente interdependientes, ningún país puede salir de la crisis si no es a través del consenso económico internacional. Así, se inicia nueva etapa tras los acuerdos de la Conferencia de Locarno (Suiza), 1925, en que Alemania es admitida en la Sociedad de las Naciones, se revisan a la baja las indemnizaciones e intensifican los intercambios y transferencias de capital.

 

 

                  1.2. Pseudodesarrollo económico (1925-1929).

 

                       Es la etapa comprendida entre la Conferencia de Locarno y el crak de octubre de 1929. El nuevo desarrollo se apoyará en dos procesos imposibles de mantener a medio plazo: superproducción y especulación.

 

            Unánimemente se considera la superproducción como principal causa de la crisis. Durante la Guerra Mundial los países y colonias extranjeras habían desarrollado ciertos sectores industriales con el fin de suplir las importaciones que no llegan de las metrópolis en conflicto. Terminada la contienda, las producciones industriales europea y extraeuropea se suman sin que paralelamente aumente el consumo. La sobreproducción aumenta los stocks. Lo mismo ocurre con la agricultura donde el fenómeno se agrava porque se dan varios años de excelentes cosechas.

 

            La suma de estos dos factores origina la situación de crisis generalizada del sistema capitalista, cuya única salida era la cooperación y solidaridad internacional en materia de política económica. Lejos de adoptar esta postura los gobiernos de las principales potencias se refugian en políticas proteccionistas y monetarias que sólo contribuyen a enmascarar y agravar el problema. Pero en apariencia nada sucede. A pesar de la baja de ventas de productos industriales y agrarios, las acciones de las empresas en crisis suben constantemente en bolsa, fenómeno que tiene su origen en la inflación del crédito y la especulación. La banca da créditos constantemente a las sociedades en crisis, quienes en vez de reinvertirles en nuevos equipamientos y en la mejora de la producción compran nuevas acciones de las propias y otras empresas, también en difícil coyuntura. Estamos ante una ficción de prosperidad, los felices años veinte que, a la postre, acarreará gravísimas consecuencias: ruina de empresas, paro, inestabilidad social y política, y finalmente la Segunda Guerra Mundial, aunque no sea éste el único factor que la desencadene.

 

 

            2. Caída de la Bolsa de Nueva York

 

               Desde el año anterior se detectaban signos de que la economía de EE.UU. atravesaba una delicada situación. A pesar de ello la fiebre alcista de la bolsa continúa en 1929. Así las cosas, en la última semana de octubre, estalla una verdadera explosión vendedora de valores. Las órdenes masivas de ventas hacen que el día 24 más de trece millones de títulos sean lanzados al mercado a bajo precio, no encontrando comprado­res, lo que en días sucesivos arruina a millares de accionistas y desvaloriza las empresas. En el caso de la Chrysler, por ejemplo, el valor de sus acciones pasa repentinamente de 135 a solamente 5. Iniciado el pánico bursátil, la gente, a su vez, retira precipita­damente el dinero de los bancos, quienes tampoco poseen liquidez para atender la demanda de los clientes al haber invertido sus fondos en la adquisición de acciones que ahora carecen de valor, lo que alimenta aún más la crisis. El desastre económico es total. Cierran empresas agrarias, industriales y comerciales; el desempleo se dispara y cunde el desaliento y la angustia propia de estos casos.

 

 

 

 

Hist, XX, Bolsa,  Martes Negro, USA, 1929 Hist, XX, Crisis económica, Martes Negro, USA, 1929

          

 

 

            3. Depresión de los años treinta

 

               En realidad es la consecuencia de la de los años veinte, que alcanza su punto culminante en 1929.

 

 

 LA DEPRESIÓN EN ESTADOS UNIDOS(1929 = 100) 

Año

PNB

Tasa de paro

Inversión

Producción industrial

Producción de acero

Vehículos vendidos

Salarios agrícolas

1930

1931

1932

1933

90

83

71

69

272

497

747

778

64

34

6

9

83

67

52

63

72

46

24

41

62

42

24

36

94

71

53

48

Fuente: POTTER, J.: The american economy between the Wars, 1974.

 

 

 La Revolución Industrial con el incremento espectacular de la producción, ya en el XIX, conduce de forma inevitable a la internacionalización de las economías; los países no pueden permanecer al margen de los demás en materia económica: se hacen imposibles, aunque algunas naciones lo intenten, las políticas autárquicas, de autoabastecimiento o aislamiento económico voluntario. De ahí que en este mundo tan complejo de relaciones económicas, las crisis adquiere carácter internacional.

 

Los bancos americanos, para afrontar sus problemas de liquidez, enseguida van a repatriar los capitales que tenían invertidos en otros países, sobre todo en Europa. Ello precipita el hundi­miento de muchas instituciones financieras en el Viejo Continente, sobre todo austríacas y alemanas.

 

La contracción del comercio americano es intensa por lo que el gobierno adopta medidas proteccionistas frente a las importaciones europeas, cuyas industrias acumulan stocks para los que no se encuentran nuevos mercados. Ante la dificultad de las ventas se produce el descenso rápido de los precios, recu­rriéndose frecuentemente  al dumping -venta a precios de pérdida-. La ruina de multitud de empresas europeas está asegurada. También desde los EE.UU. la crisis se extiende al Tercer Mundo, por lo que adquiere carácter planetario, aunque las repercusiones apenas se dejen sentir en la URSS cuyo modelo económico camina por otros derroteros y aún no está fuertemente industrializada.

 

 

            4. Consecuencias

 

 

                  4.1. Políticas.

 

                       En el orden internacional se interrumpe el ambiente de concordia emanado de la Conferencia de Locarno, se reafirman los nacionalismos y la insolidaridad entre los países. Surgen recelos y resentimientos al comprobarse que unas naciones salen mejor paradas de la crisis que otras, sin que las primeras se preocupen por ayudar a las más desfavorecidas. Los nacionalismos refuerzan el crecimiento de movimientos autoritarios que se ofrecen como salvadores de la situación por encima de los sistemas comunista y liberalcapitalista. De ahí el auge del fascismo italiano y el nazismo alemán.

 

En el orden interior, como se ha dicho, se acentúa el descrédito de la democracia parlamen-taria. El liberalismo, que postulaba la no intervención del Estado en materia económica, no encuentra argumentos para defenderse del creciente proteccionismo estatal. Al demostrarse la necesidad de esa intervención, se refuerzan los regímenes autoritarios. En 1933, fuera de EE.UU. y Europa Occidental, el liberalismo no existe en parte alguna. El mismo Hitler sube al poder en enero de ese mismo año aupado por los votos de seis millones de parados, aunque no hubiese obtenido una mayoría suficiente en las elecciones. Existe una directa correlación entre el incremento y apoyos populares que reciben sucesivamente los movimientos fascistas con las etapas del desarrollo de la crisis económica internacional. Y esto no sólo en los casos alemán e italiano, aunque en los otros países no obtuvieran las simpatías de la mayoría de la población.

 

 

                  4.2. Sociales.

 

                       En el plano demográfico, el rápido desarrollo que ha experimentado la población mundial a raíz de la revolución industrial, ahora se detiene y en algunos casos se produce la regresión. Muchos economistas consideran que el impulso demográfi­co había de frenarse, lógicamente al producirse la parálisis económica. En este ambiente de pesimismo incluso las autoridades religiosas se resignan al control voluntario de la natalidad, que tradicio­nalmente habían rechazado. Por el contrario, los países totalita­rios, temerosos de las repercusiones que podría acarrear dicho control sobre su población militar, estimulan los nacimientos mediante campañas propagandísticas. En Alemania se considera la restricción de la natalidad como un suicidio nacional, y en Italia, Mussolini inicia en 1927 la llamada batalla de los nacimientos.

Los movimientos migratorios también se ven afectados. El éxodo rural se detiene y, por tanto, la concentración urbana, entre otras cosas porque la industria, en crisis, no puede absorber mano de obra. También se paralizan las migraciones internacionales, e incluso muchos países, tradicionalmente receptores, como EE.UU., establecen políticas restrictivas al respecto.

 

En este ambiente se produce en 1933 la expulsión de los judíos de Alemania. A su vez, entre las masas proletarias la hostilidad hacia el capitalismo es universal, con lo que el incremento y auge de los movimientos obreros son significativos. El socialismo se aleja del comunismo y entra en el juego de la democracia parlamentaria para presionar desde dentro. En casi todos los países se fortalecen los sindicatos y partidos de base proletaria.

 

Pero no todos los grupos sociales son heridos con la misma intensidad por la crisis económica. Incluso habrá sectores que se beneficien: el descenso de los precios aumenta la capacidad adquisitiva de los grupos que mantienen el nivel de ingresos o salarios, tal es el caso de los propietarios de inmuebles, rentistas y funcionarios. Los demás grupos, que constituye la mayoría de la población, se empobrecen.

 

 

Proletariado urbano

Años 30. España

Hist, XX, Clases sociales, Gran Depresión, Mozo de cuerda, Madrid, años 30 Hist, XX, Clases sociales, Crisis económica, Gran Depresión, II República, Almorzando con el esposo en el trabajo, Madrid, años 30 Hist, Clases sociales, Gran Depresión, Esposa del fotógrafo en plena faena, Madrid, años 30

  

 

 

 

               4.3. Transformación del pensamiento económico.

 

 

Hist. XX, Economista, Keynes, John Maynard

 

 

La revisión del pensamiento económico se convierte en una necesidad. El teórico de la crisis y sus remedios es Keynes, que en 1936 publica su Teoría general de la ocupación. El interés y dinero. Según la anterior Teoría Clásica de Adams Smith una economía sana era la del pleno empleo y equilibrio entre la oferta y la demanda. Keynes negará esa teoría y argumenta que la salida de la crisis pasa por el aumento de los salarios y, por tanto, el aumento de la capacidad de compra y consumo de los trabajadores, al objeto de ampliar el mercado y para que se absorban los stoks de productos. Además había que invertir los capitales de quienes, atemorizados por la situación, no se atreven a hacerlo por el excesivo riesgo de pérdidas que ello supondría. Ha de actuarse, pues, sobre la demanda aumentando la capacidad adquisitiva de los trabajadores por la vía de los salarios. Keynes también sugiere una serie de remedios o estímulos, como el lanzamiento a la circulación de dinero abundante y aumentar la intervención pública o del Estado. Sus teorías se han venido aplicando con éxito hasta nuestros días en que la nueva crisis económica de 1973  parece dejarlas anticuadas.

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

- Fernández, Antonio. - Historia Contemporánea. - Edt. Vicens Vives. - Barcelona, 1976.

- Flamant, Maurice; Singer-Kerel, Jeanne. - Crisis y recesiones económicas. - Col. ¿Qué sé? .- Edt. Oikos-tau.  - Barcelona, 1971.

- Galbraith, John D. .- El crac del 29. - Edt. Ariel. - Barcelona, 1976.

 - Heffer, J. .- La gran depresión. - Edt. Narcea. - Madrid, 1962.

- Kindleberger, Ch. P. .- La crisis económica  1929-1939. - Edt. Crítica. - Barcelona, 1986.

- Morilla, J. .-  La crisis económica de 1929. -  Edt. Pirámide. - Madrid, 1984.

- Nere, Jacques. - 1929: análisis y estructura de una crisis. - Edt. Guadiana. - Madrid, 1970.

- Niveau, M. .-  Historia de los hechos económicos contemporáneos. - Edt. Ariel. - Barcelona, 1977.

 

 

TEXTOS

 

 

Entrevista a Paul Reynaud (*)

 

                ¿Qué os parece la situación económica y financiera de los Estados Unidos?.

 

Algunos estiman que la fachada actual, de apariencia muy brillante, el desarrollo constante de la producción, acusado por casi todas las estadísticas, la ascensión continua de los valores en Wall Street no podrán sostenerse durante mucho tiempo y que una crisis brutal estallará un día próximo.

 

No podrá tratarse de una crisis violenta. Los trust que han sido formados poseen una gran parte de las acciones de las sociedades que consideran como las mejores. Estos trusts tendrán una acción reguladora. Estimo de todas formas que una crisis apunta en los Estados Unidos. Algunas fuentes de riqueza están cerradas. Los agricultores se lamentan, la situación es difícil. Hay superpro­ducción de automóviles; los stoks aumentan sin cesar, y una detención en la producción de automóviles repercutirá directamente en las industrias metalúrgicas, industrias de base. Por otra parte, el alza continua de los valores ha desarrollado el gusto por la especulación (.....).

 

            Fuente: "Temps", 15 octubre de 1929. - Incluido por Mª Luisa Alonso y otros en Historia Contemporánea. Orientaciones, textos, mapas y documentos. - P. 557. - Edt. Everest. - León, 1986.

 

*) Político francés.

 

 

 

El despertar brutal y la Gran Depresión

 

                Tras el Gran Crack vino la Gran Depresión, que duró -con variable rigor- diez años. En  1933 el Producto Nacional Bruto (producción total de la economía) fue aproximadamente una tercera parte inferior al de 1929. Hasta 1937 el volumen físico de producción no alcanzó los niveles de 1929; pero inmediatamente volvieron a retroceder. Hasta 1941 el valor de la producción en dólares fue menor que el de 1929. Entre 1930 y 1940 sólo en una ocasión -1937- bajó durante el año de ocho millones el número de parados. En 1933 había en Estados Unidos casi trece millones de trabajadores en paro, es decir, uno por cada cuatro del total de la fuerza de trabajo del país. En 1938 una persona de cada cinco seguía todavía sin empleo.

 

Fue durante este triste período cuando 1929 se convirtió en un año mitológico. El pueblo soñaba con el momento en que el país pudiese regresar a 1929; cuando en algunas industrias o ciudades la actividad económica era fenomenalmente buena, se decía que era casi tan buena como en 1929. Hombres de visión poco común decían, en ocasiones de excepcional solemnidad, que 1929 "no fue en absoluto mejor de lo que merecen los americanos" (.....).

 

            Fuente: Galbrait, J. .- El Crack del 29. - P. 231 .- Incluido por Mª Luisa Alonso y otros en Historia Contemporánea. Orientaciones, textos, mapas y documentos. - Edt. Everest. - León, 1986.

 

 

 

 

 

 

5. CRISIS POLÍTICA DEL SISTEMA LIBERAL

       

            Durante el llamado período de entreguerras -1918/1939- la democracia y el liberalismo político-económico atravesarán una difícil situación. La concepción de la democracia en el siglo XX implica la existencia de elecciones que permitan la alternancia en el poder, prensa libre, libertad de religión y pensamiento, igualdad ante la ley, pluralismo político, sindicatos libres de organización proletaria, derecho a la libre circulación en el interior y exterior de los países .....

 

Todo ello va a ser puesto en cuestión por la crisis económica, las convulsiones sociales y los recelos e insolidaridad interna­cionales, a pesar de los diversos intentos -creación de la Sociedad de las Naciones, Conferencia de Locarno- por llegar a acuerdos que soluciones en armonía los problemas planteados, de dimensiones planetarias. Al margen de los expuestos, tres son los peligros que amenazan directamente a los regímenes democráticos, tal y como se entendían en ese momento: los recelos que suscita la revolución soviética y la III Internacional Comunista; la fuerza interna de los movimientos proletarios que lleva a los gobiernos a reforzar el aparato estatal en detrimento de los derechos del ciudadano; el desafío de los fascismos por la agresividad y desprecio hacia la democracia que les caracteriza. En diversos países -Portugal, España, Yugoslavia- se instalan regímenes dictatoriales inspirados, en mayor o menor grado, por el régimen fascista italiano y posteriormente por el nazi alemán. En otros la democracia se mantiene sin grandes convulsiones: Suecia, Dinamarca, Bélgica, Suiza. Francia, Reino Unido y EE.UU., principales potencias, se debatirán entre graves tensiones cuya expresión política más elocuente es la sucesión ininterrumpida del radicalismo conservador o progresista en los gobiernos.

 

 

           A) Francia

 

 

               Sale de la I Guerra Mundial gravemente afectada tanto en lo que a pérdidas humanas se refiere como a la destrucción de las regiones más ricas e industrializadas y a la producción de acero y carbón.

 

 La crisis económica fomenta la agitación social. Los obreros se afilian en masa a los sindicatos que consiguen la aprobación por la Asamblea Nacional de la jornada de ocho horas. No obstante en el seno del sindicato -C.G.T.- y el partido socialista se enfrentan dos tendencias, la reformista y la revolucionaria, que en 1920 se escinden formando la segunda el Partido Comunista Francés, y que rápidamente se inscribe en la III Internacional. En el ámbito sindical también se produce la escisión: C.G.T. socialista y C.G.T.U. comunista. Las tensiones en el socialismo y sindicalismo se reflejan a nivel político en la sucesión de gobiernos de distinto signo: Bloque Nacional, conservador, que actúa con dureza frente a los trabaja­dores; Cartel de Izquierdas, integrado por radicales burgueses y socialistas; Unión Nacional de radicales moderados; Nuevo Cartel (1932) de la izquierda; Frente Popular (1936) cuyo principal objetivo será frenar la amenaza interior fascista, hacer frente, con el socialista Léon Blum como jefe de gobierno, a la amenaza alemana y a la crisis económico-social. Las disensiones entre socialistas y comunistas por un lado y los radicales de izquierdas, también integrantes del Frente, con ambos hace que los últimos tomen la decisión de separarse del bloque, en 1937, para formar gobierno con la burguesía moderada.

 

A pesar de los problemas Francia se mantiene leal a la democracia. Allí el fascismo no ha pasado de pequeños grupos de combate sin entidad suficiente. La flexibilidad de los partidos y dirigentes contribuirá al mantenimiento del régimen.

 

 

 

Hist, XX, Bum, León, Jefe de Gobierno socialista, Francia

 

  

           B) Reino Unido

 

 

               Fue la potencia que más se debilitó en este período. En efecto, pierde su condición de primera potencia económica y militar en el mundo, en beneficio de los EE.UU. y Japón. Además de la crisis económica general la causa principal del retroceso ha de buscarse en la anticuada estructura industrial, sobre todo en lo que se refiere a maquinaria e instalaciones, y en que no posee ninguna de las dos fuentes de energía -petróleo y electricidad- que constituyen la base productiva en la II Revolución Industrial.

 

            Además, y a diferencia de los demás países, ha de enfrentarse a los problemas de carácter independentista en algunas de sus principales colonias: Irlanda y la India. En efecto, los irlande­ses constituyen su propio Parlamento nacional en 1919, que enseguida proclama la independencia. En 1921 el Reino Unido no tiene más remedio que reconocer al Estado Libre de Irlanda, aunque sin la parte del norte de la isla, el Ulster, de mayoría protestante. En lo que se refiere a la India, ya desde principios de siglo los nacionalistas del Congreso Indio, dirigidos por Mahatma Gandhi, requerían también la independencia. Ahora la tensión se acrecienta y los nacionalistas arrancan una Constitución en 1937 que constituye un gran paso hacia los fines que se proponen. Desde entonces, y tras la Segunda Guerra Mundial, pasaría poco tiempo hasta que alcanza la independencia total en 1947.

 

            En el interior el Reino Unido ha de hacer frente al declive económico y a las tensiones sociales que culminan con la huelga general de 1926, aunque los sucesivos gobiernos conservadores o laboris­tas consiguen solucionar los problemas, sobre todo el paro. No obstante la solidez del antiguo parlamentarismo inglés quedó demostrada a pesar de todas esas vicisitudes. Ni los partidos políticos, ni los sindicatos, ni los grupos sociales intentaron salir de la crisis por cualquier otra vía que no fuera la democrática.

 

 

Hist, XX, Lloiyd George, David, Primer Ministro, RU, 1917-1922 Hist, XX, Mac Donald, Ramsay, Primer Ministro, RUm 1929-1935

                                                                                                                                                                                                                     

 

           C) EE.UU..

 

 

               La participación militar y financiera de los EE.UU. en la I Guerra Mundial les coloca en situación dominante respecto a las demás potencias.

 

               En cuanto a los problemas sociales, la oligarquía utiliza la revolución bolchevique y las huelgas interiores de 1919 para justificar la intolerancia y represión de los movimientos obreros. Al tiempo comienza a aplicarse una política aislacionista que se refleja en las actas que restringen la inmigración exterior y en la tarifa  proteccionista Fodney-Mac Cumber que ponen barreras a la entrada de productos europeos. Esta actitud dura hasta que, como consecuencia de la caída de la Bolsa de Nueva York y la depresión económica, llega al poder (1932) el partido demócrata de la mano de Franklin D. Roosevelt que lo conservará hasta 1944. Roosevelt afronta la crisis rompiendo con antiguos moldes, mediante su política keynesiana del New Deal -Nuevo Reparto-. Eleva el jornal a los obreros para mejorar su nivel de vida e incrementar el consumo, aumenta los tributos sobre las plusvalías industriales y emite gran cantidad de moneda para dar fluidez al mercado y devaluar el dólar en beneficio del comercio exterior americano. En definitiva devuelve el optimismo, perdido en 1929, a esta sociedad, si bien en 1940 existe una masa de desocupados que aún asciende a nueve millones de personas.

 

 

Hist, XX, Woodrow Wilson,Thomas, Pesidente USAm 1913-1921

 

 

 

                La etapa comprendida entre la Primera y Segunda Guerra Mundial (1918-1939) se caracteriza por la crisis del sistema liberal burgués en sus vertientes política y económica, y el desconcierto de la humanidad respecto a su futuro. Las expresiones más características de esta situación serán la bancarrota que representa la caída de la Bolsa de Nueva York en octubre de 1929, la desconfianza mutua entre las naciones, el proteccionismo económico, las convulsiones sociales y la aparición de totalitarismos nacionales como el fascismo y nazismo alemán que se presentan como única solución a tan graves problemas, pero no son más que el reflejo del miedo ante la incertidumbre general.

 

 

 

 

 

 

 

6. FASCISMO ITALIANO Y NAZISMO ALEMÁN

 

 

 

         

 

                1. Introducción al fasciscmo y al nazismo

 

               La aparición del fascismo y el nazismo está íntimamente relacionada con las circunstancias políticas, sociales y económicas existentes en torno a los años veinte-treinta. También juega papel importante el secular y profundo resentimiento nacionalista alemán e italiano hacia los demás países europeos; sentimiento que se ve acrecentado en el caso de Alemania tras su derrota en la I Guerra Mundial. Ante la crisis del sistema económico-político liberal y su aversión hacia el socialcomunismo instaurado en la URSS, el fascismo se nos presenta como la tercera vía hacia la solución definitiva de los problemas que afectan a la humanidad. Pero en definitiva ambos movimientos a la larga se comprueba que tanto el fascismo como el nazismo son en esencia un movimientos reaccionarios y antiobreros, fundados en el mito de la eliminación de la lucha de clases. La destrucción de partidos políticos y sindicatos son los primeros actos mediante los que desarma a los trabajadores, a quienes coloca en inferioridad de condiciones frente a los patronos.

 

        A) FASCISMO ITALIANO

 

 

            2. Mussolini y su ideología

 

               Nacido el fascismo como producto de un sentimiento nacional herido y la reacción de las clases dirigentes contra la amenaza socialista, experimenta una constante transformación como consecuencia de que carece de base ideológica propia. Nosotros los fascistas -dice Mussolini en 1919- no tenemos doctrina previa, nuestra doctrina son los hechos. Autodidacta, como Hitler, ha sido incapaz de definir la revolución fascista que pretendía llevar a cabo. En realidad su ambición de poder, su desatado orgullo y el deseo de imponerse a una sociedad que antes le había rechazado le mueven a recurrir a todos los medios, a aprovechar cuantas ocasiones se presenten, para triunfar sin ocuparse de los antiguos principios. De ahí sus numerosas contradicciones. Le gusta considerarse discípulo de Nietzche, y cuando llega al poder nadie sabe qué hará a continuación, pues el fascismo no es en ese instante más que un movimiento de protesta que defiende demagógicamente la propiedad, el orden y la monarquía. Tan sólo un año más tarde de la Marcha sobre Roma (1922) logra formar un gobierno fascista, y hasta 1924 no consigue importante mayoría en la Cámara.

 

 

Hist, XX, Mussolino, Benito, Duce, Italia, 1943-1945 Hist, XX, Mussolini, Benito, Duce, Italia 1943-1945

 

                 2.1. Doctrina.

 

                       Las ideas elementales que presiden la doctrina totalitaria fascista son las siguientes:

 

 

- Dominar las esferas política, social, econó­mica y hasta religiosa.

                                   - Inspeccionar cualquier actividad intelectual.

                                   - Organizar corporativamente la sociedad.

 

 

 

                  2.2. El Estado Corporativo.

 

                       La teoría para este tipo de organización estatal fue sacada de la que la encíclica Rerum Novarum establecía en relación con la colaboración de las clases sociales. Se aspira a acabar con la lucha de clases mediante la confrontación de intereses ante un juez imparcial, el Estado, que concilia los conflictos en caso de desacuerdo. No se trata de nacionalizar las empresas o de socializarlas sino de asociar a los trabajadores a la propiedad, beneficios y dirección. Pero la realidad de los hechos fue a la postre muy distinta. En 1926 se crea el Ministerio de Corporaciones, y la Ley Rocco instituye el Estado Sindical. Se trata de agrupaciones obreras y patronales paralelas y distintas con derecho a imponer cotizaciones a todos los miembros de cada profesión, inscritos en el sindicato o no, así como a redactar reglamentos obligatorios para todos.

 

En 1934 se crean veintidós corporaciones formadas por las organizaciones independientes de la industria, la agricultura, comercio y funcionarios públicos. Todas ellas están controladas por personajes elegidos entre los más adeptos seguidores del Duce y su régimen fascista. En suma, los industriales conservan su propia organización y medios de defensa mientras a los obreros, controlados por el partido a través de sus representantes, nombrados por Mussolini, se les priva del derecho de huelga.

 

 

                  2.3. Política económica y social.

 

                       Posee idénticas características de improvisación antes mencionadas. Se desarrollan campañas, con gran aparato propagandístico, para encauzar la economía. En 1925 se lleva a cabo la llamada batalla del trigo, en 1926 la batalla de la lira, en 1930 la campaña de industrialización, y a partir de 1935 el esfuerzo en favor de la autarquía y de la potenciación bélica. Los resultados son desiguales: la batalla del trigo aumenta la superficie de la tierra cultivada en un 35% pero los campos son a menudo poco apropiados para este cultivo, viéndose perjudicados la ganadería y los frutales; la desecación de los terrenos pantanosos del Pontino absorbe sumas considerables y el resultado es muy pobre en relación con los gastos: sólo se pueden instalar 19.000 agricultores. En cambio nada se hace por resolver el problema capital de los campesinos sin tierra ni se evita que los grandes propietarios sigan descapitalizando el campo invirtiendo su dinero en negocios industriales, ni bajan los arriendos de la tierra sino que suben, ni se dividen las grandes haciendas que ocupan la tercera parte del país. Por el contrario los obreros agrícolas pierden los beneficios adquiridos antes de 1919, tales como la jornada laboral de ocho horas, el seguro contra el paro y el pago de arriendos en dinero.

 

De igual modo el estatuto legal de los obreros industriales es modificado y pierden también la jornada de ocho horas, no se desarrolla acción alguna contra el paro y los estatutos son violados constantemente por los patronos.

 

 

            3. Límites de su influencia

 

               El fascismo no ha tratado nunca de transformar la sociedad italiana. Unicamente ha restablecido el poder de las clases dirigentes maltrechas por la crisis de 1920-1921. Mussolini no consiguió en ningún momento infundir en el pueblo un verdadero entusiasmo bélico. La masa del pueblo trabajador sigue llevando una vida difícil y resignada. Los campesinos y obreros se hunden de tal manera en la miseria y el desánimo que el régimen vive en una atmósfera de marcado escepticismo e incluso de indisciplina. En 1933 apenas la mitad de los niños se han alistado a las diversas organizaciones fascistas. La población se desinteresa de ellas y son especialmente las clases dirigentes las que les inscriben, pues esta inscripción es básica para ejercer funciones administrativas y las profesiones liberales.

 

Por otra parte el dominio del partido sobre el país, e incluso sobre sus propios miembros, nunca llegó a ser completo como en Alemania. No tarda en manifestarse un relajamiento jerárquico, de las clases altas a las inferiores. Con los abusos de la administración no tarda en extenderse la corrupción. Además, una parte de la clase dirigente ha procurado no comprometerse con el fascismo. Son los partidarios de la monarquía del rey Victor Manuel III, quien para muchos italianos no ha dejado de ser el verdadero jefe de la nación. Por su parte la Iglesia Católica conserva la única organización libre del control fascista. Nos referimos a la Acción Católica, que deberá convertirse en foco de oposición política. Las relacio­nes del papa con Mussolini se hacen cada vez más tirantes, hasta  que en 1938 aquél denuncia el paganismo del Estado fascista y protesta contra las posturas antisemitas.

 

 

            4. Oposición interior y exterior.

 

               Debilitada por la persecución de la policia, la oposición se ve obligada a enmudecer o refugiarse en la clandestinidad. Está integrada principalmente por los sectores universitarios entre los que destaca la de los profesores que, si bien se han visto obligados a prestar juramento al régimen, son librepensadores. La oposición militante trabaja en la clandestinidad. Muchos de ellos son detenidos, torturados y desterrados a Italia del sur o a las islas del Mar Mediterráneo. Los jefes se dirigen al exilio y forman en París la Concentración antifascista. Entre otros cabe destacar a Francesco Natti, Pietro Nenni y Giuseppe Saragat. De todas formas esta oposición no logró ser nunca lo suficientemente fuerte como para derribar el régimen. Sólo fue destruido a raíz de la entrada de las tropas aliadas en Italia, al final del II Guerra Mundial.

 

 

 

 

        B). NAZISMO ALEMÁN

 

 

                 1. Hitler y su ideología

 

 

Hitler, Adolf, 1889-1945

 

 

              A diferencia de Mussolini, que crea el fascismo después de llegar el poder, cuando Hitler es nombrado canciller del Reich dispone de un conjunto de principios, de un programa, de numerosos efectivos y colaboradores que le permiten actuar sin improvisación. Expone por primera vez sus principios en 1920 mediante un programa que consta de 25 puntos. Su concepción del mundo se basa en la ley de la sangre y de la raza. Para él existe una raza aria que debe conservar su pureza o recobrarla eliminando a todos aquellos elementos que ha intentado corromperla, especialmente los judíos, que es el fermento de dicha corrupción.

 

En el terreno político adopta una posición contraria a los principios de la Revolución Francesa de 1789. Cree que la ideología liberal ha sido impuesta a Alemania por sus vencedores occidentales al objeto de mantenerla en situación de inferioridad. Por ello es preciso despertar a la nación rechazando el liberalismo e individualismo. La misión del Estado antiliberal, antiigua­litario y jerárquico consiste en mantener la comunidad de sangre y lengua, el retorno de las tradiciones alemanas y la conquista para este pueblo del espacio vital para el normal desarrollo de su existencia.

 

El origen del poder no se halla en la mayoría de individuos -partido vencedor en elecciones- sino en el pueblo, entendido como unidad, y cuya voluntad  que se identifica con la del Führer o jefe, ha de imponerse  a todo tipo de idea creando el derecho. Los enemigos del pueblo son: en el exterior Francia y Rusia; en el interior los masones, judíos y la socialdemocracia con la que Marx ha intentado corromper y arruinar Alemania. Por eso el nazismo defiende a los campesinos, a la clase media y la propiedad privada, al tiempo que orienta su expansión hacia el este, sur y oeste de Europa.

 

 

            2. La llegada al poder

 

               Ante el caos económico y social en que debate Alemania a finales de la década de los años veinte, las ideas de Hitler encuentran cada vez más eco entre las masas. Su programa satisface a la clase media, a la que los nazis se presentan como defensores del orden ante el terror rojo; promete a los pequeños comerciantes la desaparición de los almacenes de precio único, a los artesanos y pequeños industriales luchar contra las nacionalizaciones y la concentración de capitales. A los campesinos propone la reducción de deudas, a los parados, a los que excita contra los obreros que trabajan -privilegiados del marxismo- promete trabajo.

 

Los efectivos del Partido Nacional Socialista -Nazi- crecen como la espuma:

 

                                                  1927 ..........        72.000 miembros

                                                  1928 ..........      109.000       "      

                                                  1930 ..........      389.000       "  

    

                                                  1932 ..........   1.000.000       "    

 

                                                  1935 ..........   1.500.000       "       

 

 

De entre ellos se reclutan las fuerzas paramilitares -S.A. y S.S.-, integradas éstas últimas por fanáticos que mantienen sangrientos combates callejeros con obreros huelguistas, socialistas y comunistas.

 

 

 

Hist, XX, Elecciones legislartoivas, Alemania, 1932

 

 

Entre tanto, el régimen parlamentario, cuyo canciller es el mariscal Hindenburg que no consigue alcanzar mayoría suficiente en las elecciones, se debilita. El mariscal gobierna con gabinetes presidenciales pero sin colaboración del Parlamento. De hecho el sistema liberal parlamentario había desaparecido antes de que Hitler llegara al poder.

 

Por fin, el 30 de enero de 1933, Hitler es nombrado canciller aunque no poseía la mayoría absoluta del electorado, después de varias negativas y confusas negociaciones. Una vez dueño absoluto del gobierno redacta nuevas leyes y su todopoderosa policía adopta rigurosas medidas contra la oposición, parte de cuyos integrantes son detenidos, maltratados e internados en campos de concentra­ción. Los partidos políticos y sindicatos quedan prohibidos, y acaba por declarar la incapacidad legal de judíos comunistas y sindicalistas.

 

 

            3. El nuevo régimen.

 

               La apasionada propaganda del Partido Nazi había prometido o dejado entrever una revolución, pero una vez en el poder no quiere oír hablar de ello. De hecho nunca se ha propuesto modificar la estructura de la sociedad. A partir de 1933 se dedica a liquidar la era de las revoluciones y crisis que dura desde hacía quince años. Por esta razón rompe con el ala izquierda y socialista de su partido. Finalmente detiene a Röhm, jefe de la S.A. y ordena sea ejecutado. De igual modo son asesinados aquéllos cuya fidelidad no es segura porque podrían convertirse en jefes de una eventual resistencia.

 

 

                  3.1. Unificación y centralización.

 

                       En el campo político se realiza la unificación y centralización suprimiendo la organización federativa del Estado Alemán. El régimen parlamentario es sustituido por otro autorita­rio. El Führer ejerce un poder sin límites puesto que su voluntad expresa el espíritu del pueblo y ninguna ley puede prevalecer sobre ella. No debe el poder a nadie y no tiene que compartirlo con nadie. En sus manos están, además del ejecutivo, los poderes legislativo y judicial.

 

Se reformará el código penal agravándose las penas. La legislación se muestra especialmente rigurosa contra los crímenes que atenten contra el bien de la Comunidad Nacional, representada por la voluntad de Hitler. La traición y los crímenes contra la raza y pureza de sangre son condenados con pena capital.

 

En la esfera religiosa el Partido observa una actitud anticristia­na y anticlerical. En un principio respeta a la Iglesia Católica, pero termina prohibiendo a los sacerdotes mezclarse en política y los obispos nombrados por el papa han de prestar juramento al Estado antes de ejercer su ministerio. Finalmente las organizacio­nes caritativas y docentes son reducidas al silencio y se inician persecuciones contra los sacerdotes o religiosos que son acusados de tráfico de divisas, evasión de capitales e inmoralidad. La Iglesia queda reducida prácticamente a la nada.

 

 

                  3.2. Obra económica.

 

                       La obra económica tiende ante todo a suprimir el paro y a dar a Alemania la independencia total. Se inicia el camino hacia la autarquía. El régimen no intentará modificar las relacio­nes de propiedad ni aumentar el poder adquisitivo de los obreros, campesinos y comerciantes.

 

En lo que al campo se refiere las nuevas leyes no afectan a la gran propiedad puesto que sigue existiendo el latifundio: en 1938 había 7.000 fincas de más de 500 hectáreas. Para asegurar el aprovisionamiento en caso de bloqueo internacional se crea una federación integrada por cooperativas azucareras, ganaderos, carniceros, sociedades de crédito agrícola, molinos, fábricas de artículos alimenticios, conservas, etc... No obstante esta política agraria no dará los resultados apetecidos asegurando el autoabastecimiento.

 

En otro sentido, con la disolución de los sindicatos obreros, excluidos del subsidio de desempleo y la reducción de los salarios se produce el descontento de los campesinos, como demuestra el paulatino abandono del campo.

 

Dentro de las esferas industrial y comercial se desarrolla idéntica política, autárquica y armamentística. Era necesario producir al máximo por lo que pequeños comerciantes y pequeña y mediana empresa se ven absorbidas por entidades más potentes, que por su mayor capacidad productora serán protegidas por las leyes. Entre 1936-1938 aumenta el número de quiebras de artesa­nos, que disminuyen en 104.000; en marzo de 1939 un decreto impone que los artesanos empleados en un trabajo inoportuno o no conforme con sus posibilidades podrán ser obligados a ejecutar otros trabajos.

 

A su vez, la estabilización de los salarios, como ocurre en la agricultura, impide que mejore la suerte de los obreros, privados también de sus sindicatos y los contratos colectivos. Finalmente, los hombres de confianza en las empresas se encargan de reprimir los conflictos en caso de producirse: son militantes nazis designados por el personal en base a la lista de candidatos presentada por el patrono, de acuerdo con el jefe de la célula nazi en cada empresa.


 

 

 BIBLIOGRAFÍA

 

 

- Gil Pecharromán, Julio; y otros. - La Europa de las dictaduras. De Mussolini a Primo de Rivera y Salazar. - Col. Historia 16. Siglo XX. Historia Universal. - Nº 9. - Edt. Información y Revistas S.A. .- Madrid, 1983.

- Julia, Santos; y otros. - El terremoto nazi. Europa: Fascismos y Frentes Populares. - Col. Historia 16. Siglo XX. Historia Universal. - Nº 13. - Edt. Información y Revistas S.A. .- Madrid, 1984.

- París, Robert. - Los orígenes del fascismo. - Edt. Península. - Barcelona, 1968.

- Parker, R. A. C. .- El siglo XX .- Col. Historia Universal Siglo XXI. - Vol. 34. - Edt. Siglo XXI de España Editores. - Madrid, 1978.

- Tasca, Angelo. - El nacimiento del fascismo. - Edt. Ariel. - Barcelona, 1969.

- París, Robert. - Los orígenes del fascismo. - Edt. Península. - Barcelona, 1968.

- Parker, R. A. C. .- El siglo XX .- Col. Historia Universal Siglo XXI. - Vol. 34. - Edt. Siglo XXI de España Editores. - Madrid, 1978.

- Tasca, Angelo. - El nacimiento del fascismo. - Edt. Ariel. - Barcelona, 1969.

 

 

 

 

TEXTOS

 

 

            De aquí resulta que la dictadura fascista se produce como consecuencia de un peculiar equilibrio de fuerzas entre las clases. De un lado está la burguesía, dueña de los medios de producción y circulación, así como del poder estatal. Pero la crisis económi­ca destruye los beneficios de esa burguesía. Las instituciones democráticas impiden dictar su voluntad al proletariado en la medida exigida por la restauración del beneficio. Esa burguesía ya no tiene fuerza suficiente para imponer su voluntad con los recursos intelectuales, es decir, ideológicos, que le permitían dominar las masas electorales dentro del régimen de democracia burguesa. (.....). Pero tiene fuerza suficiente para formar y equipar un ejército privado irregular, ilegal, y lanzarlo contra la clase obrera. Del otro lado, tenemos una clase obrera dirigida por el socialismo reformista y por los sindicatos. El reformismo y las uniones obreras han llegado a ser más fuertes de lo que la burguesía puede soportar. (.....) Y aunque el socialismo reformista es combatido precisamente por su fuerza, por la magnitud de sus éxitos, por el vigor de su resistencia, de otro lado dicha fuerza no es suficiente como para oponerse a la violencia empleada contra él. (.....). El resultado de ese equilibrio de fuerzas, o mejor dicho, de la debilidad de ambas clases, es la victoria del fascismo que, actuando al servicio del capitalismo, aplasta a la clase obrera; los mercenarios de los capitalistas llegan a hacerse tan fuertes, que aquéllos no tienen otra opción sino cederles el dominio incondicional sobre todo el pueblo, y por tanto sobre ellos mismos también.

 

Fuente: Otto Bauer. - El fascismo. - 1935.

 

 

 

            (.....)(el nacionalismo) en principio, considera al Estado sólo como un medio hacia un determinado fin y cuyo objetivo es la conservación racial del hombre. De ninguna manera cree, por tanto, en la igualdad de las razas, sino que por el contrario, al admitir su diversidad, reconoce también la diferencia cualitativa existen­te entre ellas. Esta persuasión de la verdad, le obliga a fomentar la preponderancia del más fuerte y a exigir la supeditación del inferior y del débil, de acuerdo con la voluntad inexorable que domina el universo. En el fondo, rinde así homenaje al principio aristocrático de la Naturaleza y cree en la evidencia de esa ley, hasta tratándose del último de los seres racionales. La ideología racista distingue valores, no sólo entre las razas, sino también entre los individuos. Es el mérito de la personalidad lo que para ella se destaca del conjunto de la masa obrando, por consiguiente, frente a la labor disociadora del marxismo, como fuerza organizadora. Cree en la necesidad de una ideologización de la humanidad como condición previa para la existencia de ésta. Pero le niega la razón de ser a una idea ética, si es que ella, racialmente, constituye un peligro para la vida de los pueblos de una ética superior, pues, en un mundo bastardeado o mulatizado estaría predestinada a desaparecer para siempre toda noción de lo bello y digno del hombre, así como la idea de un futuro mejor para la humanidad (.....).

 

Fuente: A. Hitler. - Mi lucha. - P. 195. - Edt. Huguín. - Barcelona, 1983.

 

 

 

 

7. LA II GUERRA MUNDIAL (1939-1945)

 

  I. CAUSAS Y DIMENSIONES DEL CONFLICTO

 

            La II Guerra Mundial constituye el acontecimiento bélico más devastador que ha producido en la Historia. Ello es así tanto por el número de países que intervienen como por el de combatientes, las nuevas armas y tácticas de guerra que se emplean, y porque  la población civil sufre directamente las consecuencias del empleo masivo de la aviación de bombardeo contra las ciudades, donde millones de personas perecen sin defensa  posible. Mención aparte, en lo que a mortandad se refiere, merecen los millones de personas que mueren como consecuencia de la represión y persecuciones políticas, sobre todo en la zona ocupada por Alemania.

 

En el campo del armamento predomina el de tipo ofensivo -avión y tanque-, así como el submarino y portaaviones en la guerra naval. Las demás armas tendrán que adaptarse a las anteriores para contrarrestar su poder destructivo: aparecen el radar que localiza aviones en vuelo, el sonar y las cargas de profundidad en la guerra antisubmarina, el lanzagranadas antitanque; se perfecciona la artillería antiaérea y la ametralladora, de carácter defensivo en la I Guerra Mundial, se hace ahora ofensiva en su variante de fusil automático de asalto. También ha de mencionarse los cohetes teledirigidos, los famosos V-1 y V-2, que utilizan los alemanes al final de la contienda para desde, Francia, bombardear las ciudades inglesas; los aviones a reacción del lado norteamericano y, por último, la más mortífera de las armas empleada hasta entonces, la bomba atómica, que los EE.UU. terminan por arrojar en el Japón para minar definitivamente su resistencia.

 

En cuanto a las causas que desencadenan el conflicto se encuentran implícitas en los temas vistos con anterioridad: los agravios económicos y morales de los que ha sido objeto Alemania a raíz de la Paz de Versalles; la crisis económica general en años veinte y treinta de la que los países tratan de salir aisladamente sin atender a la necesaria solidari­dad internacional, aplicando políticas proteccionistas y exaltan­do los sentimientos nacionalistas propios; la aparición de los regímenes fascista y nazi; las crecientes tensiones políticas que dividen al mundo en dos bloques irreconciliables: el de los Aliados -Reino Unido, Francia, Rusia y EE.UU.- y de las potencias del Eje Berlín, Roma, Tokio -Alemania, Italia, Japón-.

 

 

 II. DESARROLLO MILITAR. FASES PRINCIPALES

 

            Cabe distinguir dos etapas perfectamente diferenciadas en el desarrollo de los acontecimientos, relacionadas ambas con el bloque que en cada caso lleva la iniciativa. Entre 1939-1941 será Alemania la que, aplicando la táctica de guerra relámpago con apoyo básico en la aviación y los tanques, lleva la iniciativa. Entre 1942-1945, con la entrada de EE.UU. en guerra de forma directa junto a los aliados y tras el bombardeo de Pearl Harbour por los japoneses, el signo del conflicto se invierte hasta la derrota total de las potencias del Eje.

 

 

 

            1. La guerra entre 1939-1941

 

               Desde que el 1 de septiembre de 1939 Alemania invade Polonia hasta que hace lo propio con Rusia en 1941, asistimos a los siguientes acontecimientos, todos ellos favorables a Hitler, excepto la invasión de las Islas Británicas: Conquista de Polonia, Noruega, Bélgica, Holanda, Francia, batalla aérea de Inglaterra e invasión de Rusia.

 

La invasión de Polonia evidenció ya el tipo de guerra que iban a desarrollar los alemanes a lo largo de toda la conflagración, al menos mientras pudieran llevar la iniciativa: bombardeos masivos de las líneas y retaguardia enemigas cuyo frente sería roto por las unidades acorazadas que, abriendo brechas por las que los cuerpos de ejército se introducirían, envuelven al adversario en grandes bolsas aisladas hasta su rendición. La ocupación de Polonia, que había establecido pactos de mutua defensa con el Reino Unido y Francia, motiva la declaración de guerra de éstas a Alemania. El conflicto se extiende así rápida­mente, aunque existirá una pausa de seis meses mientras las primeras se preparan de forma adecuada.

 

 

 

 

Hist, XX, Segunda Guerra Mundial, Alemanes invaden Polonia, 1939

 

 

La invasión de Noruega está condicionada por el deseo de Hitler de acaparar el hierro sueco y asegurarse la neutralidad de este país. El ataque es llevado a cabo por tropas paracaidistas que no se establecen en todo el territorio sino en determinados enclaves estratégicos de la costa, refugio de submarinos y puntos de control naval del Atlántico.

 

Conseguido ese objetivo, los alemanes inician la ocupación de Francia. El problema inicial que se les plantea es traspasar la barrera defensiva que los franceses han interpuesto en la frontera común, la Línea Maginot. Se trata de un conjunto de fortificaciones concebidas para la guerra de posiciones. Ante esta dificultad Hitler decide superarla atacando previamente Bélgica y Holanda que, una vez controladas, le permitirían invadir Francia por el norte, en operación envolvente, cogiendo al ejército francés por la espalda. Los planes alemanes dan resultado y Francia cae casi sin posibilidad de resistencia. En quince días está vencida y el primero de junio de 1940 el gobierno de París solicita el armisticio. Tras conversaciones de paz un gobierno francés presidido por Petain se establece en la ciudad de Vichy, en tanto los alemanes administran el resto del país desde París. De Gaulle hace un llamamiento desde Londres para que los ciudada­nos resistan la invasión mientras que él organiza el ejército nacional en el norte de Africa.

 

Estos acontecimientos animarán a Mussolini a entrar en guerra al lado de Alemania con evidente sentido oportunista: parece que las potencias occidentales van a perderla. Por otra parte, frente a Alemania sólo quedan dos países europeos que impiden la conquista total del continente: Reino Unido y Rusia.

 

Durante el verano de ese mismo año se produce la llamada Batalla de Inglaterra que constituye una lucha por el control aéreo, tan importante para Hitler, del Canal de la Mancha al objeto de invadir el archipiélago británico sin obstáculos. Los alemanes pueden bombardear algunas ciudades inglesas pero no consiguen destruir la potencia aérea británica. Finalmente Hitler abandona este plan para concentrar sus esfuerzos en el frente del este, en Rusia.

 

 

 

Hist, XX, Segunda Guerra Mundial, Avión caza Junkers 87, Alemania Hist, XX, Segunda Guerra Mundial, Avion caza Junkers, Alemania Hist, XX, Segunda Guerra Mundial, Escuadrilla de aviones caza  Stukas, Alemania Hist, XX, Segunda Guerra Mundial, Misil teledirigido U-1, Alemania

                                                                                                      

 

 

Hist, XX, Segunda Guerra Mudial, Pilotos de combate de la RAF, RU Hist, Segunda Guerra Mundial, Avión caza Hawker Urricane, RAF, RU Hist, XX, Segunda Guerra Mundial, Caza británico Hawker Tyypoon Hist, XX, Segunda Guerra Mundial, Escuadrilla de aviones caza, Batalla de Inglaterra

                                                                                                                                                                                                    

 

 

Este año se abren además otros dos frentes: el del Norte de Africa y el de los Balcanes. En el primero los italianos son derrotados por los ingleses en Tobruk, quienes, a su vez, son rechazados por los alemanes en Grecia.

 

El ataque a Rusia se inicia en febrero de 1941. Es un ataque típico alemán que deja el ejército ruso envuelto en bolsas de territorio que poco a poco se rinden. Desde ellas el ejército alemán se dirige primero hacia el río Dnieper y luego hacia Moscú. Pero el invierno cae sobre la región y los germanos se ven detenidos por el barro y la nieve.

 

Hasta ahora los EE.UU. de América se han mantenido alejados de la guerra. Se han limitado a presionar diplomáticamente a Japón, aliado de Alemania e Italia, para que detenga su avance por el Pacífico. En esta situación los japoneses atacan Pearl Harbour en diciembre de 1941, donde está anclada buena parte de la flota americana. EE.UU. declara la guerra no sólo a Japón sino a todas las potencias del Eje.

 

 

            2. La guerra en 1942.

               La entrada en guerra de los EE.UU. va a cambiar la suerte de las armas, aunque todavía en este año Alemania lleve la iniciati­va en algunos frentes, como el ruso y norte de Africa.

 

 

                  2.1. Norte de Africa.

. 

                       Rommel, partiendo de Tobrouk, inicia la batalla del Alamain contra los ingleses, pero tiene que detenerse por falta de combustible para los carros de combate, lo que permite a los británicos, mandados por Montgomery, contraatacar y hacer retroceder a los alemanes hasta su punto de partida tras estrepitosa derrota. Esta batalla significa el inicio del declive del potencial militar alemán que ya no puede competir con el de los aliados, entre los que hay que incluir a EE.UU.

 

 

                  2.2. Campaña de Rusia.

 

                       Un ejército alemán, mandado por el mariscal Von Paulus, ataca Stalingrado y ocupa parte de la ciudad. Los rusos contraatacan en noviembre y cercan a los alemanes que no tienen posibilidad de recibir ayudas del exterior. Hitler da la orden de resistir hasta el final y el episodio se convierte en uno de los acontecimientos más dramáticos de la guerra. Para los germanos supone la pérdida del ejército del este que hasta ahora se había enfrentado a los rusos.

 

 

 

Hist, Segunda Guerra Mundial, Batalla de Stalingrado, Rusia, 1942-1943 Hist, XX,Segunmda Guerra Mundial, Batalla de Stalingrado, Rusia, 1942-1943

 

 

 

                   2.3. Océano Pacífico.

 

                       El contraataque americano contra los japoneses será intenso. Les dirige Mac Arthur. El hecho más sobresaliente es la batalla de Guadalcanal, posición estratégica a partir de la cual los EE.UU. pudieron conquistar Oceanía isla por isla, cercando al Japón.

 

  

            3. La guerra entre 1943-1945. 

 

                  3. 1. Europa.

 

                       En 1943 el equilibrio de fuerzas se rompe definitiva­mente a favor de los aliados. El ataque angloamericano a las potencias del Eje se hace desde  el Mediterráneo. Comienza con la conquista de Sicilia cuya consecuencia inmediata es la caída de Mussolini en Italia y su encarcelamiento. No obstante los nazis, en un golpe de mano, rescatan al dictador al tiempo que introducen tropas en la península. La resistencia es muy dura.

 

En 1944 se producen los siguientes acontecimientos: guerra aliada de desgaste a base de bombardeos sobre los centros de producción y nudos de comunicación alemanes; conquista definitiva de Italia tras la ruptura del frente por Montecassino tras lo que Mussolini cae prisionero en manos de la resistencia italiana, que le ejecuta; desembarco de Normandía  que permite la recuperación de Francia, Bélgica y Holanda; en el frente del este los rusos llegan a Varsobia.

 

 

 

En 1945 rusos, americanos e ingleses comienzan la última ofensiva sobre Alemania y entran en Berlín, donde Hitler se ha suicidado a primeros de mayo. La rendición incondicional se produce el día ocho del mismo mes.

 

 

                  3.2. Océano Pacífico.

 

                       En 1945 los americanos intensifican la ofensiva: sobre las islas próximas al Japón y sobre sus posesiones continentales, como en el caso de Birmania donde son ayudados por los ingleses. El enclave más importante que toman es la isla de Okinawa desde donde salen bombarderos que destruyen las ciudades japonesas y los enclaves militares más estratégicos. No obstante el presiden­te Truman está deseoso de terminar la guerra y ordena utilizar contra Hiroshima y Nagasaki el arma más temible conocida hasta entonces, la bomba atómica. Tras la catástrofe el gobierno japonés decide rendir la nación incondicionalmente, tal y como se les ha exigido.

 

 

III. CONSECUENCIAS INTERNACIONALES

 

 

            1. Tratados de paz y modificaciones de fronteras

 

               Mientras los acontecimientos militares se están desarrollando , entre 1943-1945, las potencias aliadas desarrollan una serie de conversaciones que preveen lo que va ser el nuevo orden mundial  tras el enfrentamiento bélico: Conferencia de Teherán en noviem­bre de 1943, Conferencia de Yalta en febrero de 1945, Conferencia de Postdam en julio-agosto de 1945. De ellas la de mayor relieve es la última respecto a la resolución del problema alemán, independencia de Polonia y preparación de los tratados de paz ulteriores.

 

 

 

Hist, XX, Segunda Guerra Mundial, Conferencia de Yalta, Churchill, Roosevel y Stalin, 1945

 

 

 

Los tratados de paz -de París (1947), de San Francisco (1951) y Tratado Nacional sobre la cuestión austriaca (1955)- crean las circunstancias mundiales que han presidido la política interna­cional hasta nuestros días:

 

                            - Alemania queda ocupada y dividida en cuatro zonas de influencia que administran, por separado, americanos, rusos, franceses e ingleses. Todo ello como paso previo a la división del país en dos mitades, la Occidental o República Federal Alemana que, aunque independiente, permanece                                dentro de la esfera capitalista, y la Oriental o República Democrática Alemana bajo la influencia socialcomunista. La ciudad de Berlín se divide también en cuatro sectores administrados de igual forma.

 

- Italia tiene que ceder la región de Istria a Yugosla­via y Rodas a Grecia.

 

- Rumanía cede Besarabia a la URSS pero recupera Tran­silvania a costa de Hungría.

 

- Bulgaria pierde su acceso al Mediterráneo.

 

- Rusia se incorpora diversas zonas de Polonia, los estados bálticos de Estonia, Letonia y Lituania así como buena parte del territorio de Finlandia.

 

- Japón queda reducida a las actuales dimensiones tras la pérdida de sus territorios de Asia continental e islas del Pacífico.

 

- EE.UU., primera potencia mundial, se convierte ini­cialmente en el árbitro de la situación. Se generaliza su influencia económica y militar en América Central, Sudeste Asiático, Japón y demás islas del Pacífico.

 

 

            2. Consecuencias demográficas y económicas. 

 

                  2.1. Demográficas.

 

                       Las pérdidas humanas son las mayores que en tan breve espacio de tiempo se habían conocido jamás. Se ha establecido una cifra aproximada de sesenta millones de muertos, muchos de ellos entre la población civil. Unos veinte millones son rusos, más de siete de polacos, unos seiscientos mil franceses, también en torno a seiscientos mil británicos, y unos cuatro millones de alemanes entre muertos y desaparecidos.

 

 

 

 

Víctimas mortales a partir de
septiembre 1939

País

Militares

Civiles

Total

URSS

13.600.000

7.700.000

21.300.000

China

1.324.000

10.000.000

11.324.000

Alemania

3.250.000

3.810.000

7.060.000

Polonia

850.000

6.000.000

6.850.000

Japón

1.300.000

700.000

2.000.000

Yugoslavia

300.000

1.400.000

1.706.000

Rumanía

520.000

465.000

985.000

Francia

340.000

470.000

810.000

Hungría

-

-

750.000

Austria

380.000

145.000

525.000

Grecia

-

-

520.000

Estados Unidos

500.000

-

500.000

Italia

330.000

80.000

410.000

Checoslovaquia

-

-

400.000

Reino Unido

326.000

62.000

388.000

Países Bajos

198.000

12.000

210.000

Bélgica

76.000

12.000

88.000

Finlandia

-

-

84.000

Canadá

39.000

-

39.000

India

36.000

-

36.000

Australia

29.000

-

29.000

Albania

-

-

28.000

España

12.000

10.000

22.000

Bulgaria

19.000

2.000

21.000

Nueva Zelanda

12.000

-

12.000

Noruega

-

-

10.262

África del norte

9.000

-

9.000

Luxemburgo

-

-

5.000

Dinamarca

4.000

-

4.000

Total

-

-

56.125.262

 

 

Capítulo aparte merecen los desaparecidos en campos de concentración alemanes, donde perecen en torno a seis millones de judíos y cifras no calculadas, pero sí elevadas, de otras minorías étnicas como gitanos y eslavos.

 

 

 

Hist, XX, Holocausto, Zytominsk, Henio, asesinado por los nazis,  Lublin, Polonia, 1933-1940 Hist, XX, Holocausto, Niños de Bucarest, sobreviviente, M. Yad Vashen, Jerusalén, Israel Hist, XX, Holocausto, Detención de judíos por los nazis, Gueto de Varsovia, 1943 Hist, XX, Holocausto,Gueto de Varsovia, Casa Hist, XX, Holocausto, Campo de Concentración, Niños, exterminio Hist, XX, Holocausto, Niños liberados por los rusos, Campo de Concentración de Auschwiz, Polonia II Gerra Mundial, Campo de Concentracion, Mauthausen, Prisioneros Hist, XX, Holocausto, Policía alemán rematando a los supervivientes de Mizocz, Polonia, 1942 Hist, XX, Holocauto, Campo de concentración de Dachau, masacre, Baviera, Munich, Alemania

    

 

 

Las consecuencias en lo que se refiere a la modificación del mapa étnico europeo son importantes. Se desplazan grandes masas de población: tres o cuatro millones de polacos se dirigen hacia el oeste tras la anexión de la URSS, lo que, a su vez, provoca el éxodo de siete millones de alemanes que vivían en Prusia oriental, ahora incluida en Polonia en compensación por los territorios perdidos; otros dos millones y medio de germanos son expulsados de Checoslovaquia hacia Alemania; las poblaciones de Estonia, Letonia y Lituania, casi en su totalidad, primero fueron deportadas por los alemanes y después hacia Rusia por los soviéticos al ser ocupado su territorio por éstos.

 

 

                  2.2. Económicas.

 

                       Al terminar la guerra la crisis en Europa es mucho más grave de lo que en principio se pensaba: los bombardeos habían destruido las ciudades, los combates han dejado la tierra casi inservible para los trabajos agrícolas, el déficit de alimentos es terrible, las principales industrias y la red de comunicaciones estaban prácticamente arrasadas, lo mismo se puede decir de puentes y puertos marítimos. Además escasean la gasoli­na y el petróleo, materias energéticas básicas sin las cuales es imposible el fun­cionamiento de la economía. En fin, la producción industrial no bélica ha descendido en el conjunto de países europeos a una quinta parte respecto al nivel anterior a 1939.

 

Sin apoyo exterior se hace imposible la reconstrucción. La ayuda ya a venir de EE.UU. que rompe su tradicional aislacionismo económico, y se materializa en el Plan Marshal, del que España quedará excluida en virtud del régimen político imperante en ella en ese momento. Con la ayuda llegan las inversiones americanas que controlan buena parte de la economía europea. A partir de este momento se observa claramente el liderazgo político y económico de EE.UU. sobre el mundo capitalista occidental.


 

 

 

BIBLIOGRAFIA

 

 

- Cardona, Gabriel; y otros .- La derrota nazi. De Stalingrado a Berlín (1943-45) .- Col. Historia 16. Siglo XX. Historia Univer­sal .- Nº 17 .- Edt. Información y Revistas S.A. .- Madrid, 1984.

- Cardona, Gabriel; y otros .- La guerra en el Pacífico. Estados Unidos aplastó a Japón .- Col. Historia 16. Siglo XX. Historia Universal .- Nº 18 .- Edt. Información y Revistas S.A. .- Madrid, 1984.

- Cardona, Gabriel .- La guerra relámpago. De Polonia a Stalingrado (1939-42) .- Col. Historia 16. Siglo XX. Historia Universal .- Nº 16 .- Edt. Información y Revistas S.A. .- Madrid, 1984.

- Crouzet, Maurice .- La época contemporánea. En busca de una nueva civilización .- Historia General de las Civilizaciones .- Vol. 7 .- Edt. Destino .- Barcelona, 1967.

- Fernández, Antonio .- Historia Contemporánea .- Edt. Vicens Vives .- Barcelona, 1976.

- Parker, R. A. C. .- El siglo XX. Europa 1918-1945 .- Col. Historia Universal Siglo XX .- Vol. 34 .- Edt. Siglo XX en España Editores .- Madrid, 1978.

- Torre, Rosario de la; y otros .- La paz virtual. Planes para después de una guerra .- Col. Historia 16. Siglo XX. Historia Universal .- Nº 19 .- Edt. Información y Revistas S.A. .- Madrid, 1984.

- Toynbee, Arnold J. .- La postguerra .- Edto AHR .- Barcelona, 1956.

 


 

TEXTOS

 

 

 

            Ultimátum de Francia y Gran Bretaña al Reich. 3 de septiembre de 1939

 

            En las primeras horas de hoy el canciller alemán dio una proclama al ejército alemán en la que se indicaba claramente que era inminente un ataque a Polonia. Las informaciones recibidas por el gobierno francés indican que las tropas alemanas han cruzado ya la frontera polaca, lo cual fue seguido por un ataque a las ciudades polacas.

 

            Bajo tales circunstancias, los gobiernos del Reino Unido y de Francia creen que el gobierno alemán, por esta acción, ha creado una condición que puede calificarse de agresiva y de actos de fuerza contra Polonia, amenazando la independencia de ese país, que solicita la ayuda del Reino Unido y de Francia, pidiéndoles que empleen todas sus fuerzas en defensa de Polonia.

 

            Por tal razón, debo informar a Su Excelencia, que a menos de que el gobierno alemán suspenda su acción agresiva contra Polonia, y que esté preparado a retirar sus fuerzas del territorio polaco, el gobierno de Su Majestad en el Reino Unido cumplirá, sin vacilaciones, sus obligaciones con Polonia.

 

                        Fuente: Gibelli, N. J. .- La Segunda Guerra Mundial .- Tomo I .- P. 16 .- Edt. Codex .- Buenos Aires, 1965 .- Incluido por Mª Luisa Alonso y otros en Historia Contemporánea. Orientaciones, textos, mapas y documentos .- Edt. Everest .- León, 1986.

 

            _____________________________________

 

            Bajo tales condiciones de vida, el detenido, excesivamente cansado, subalimendado, insuficientemente protegido contra el frío, adelgazaba progresivamente quince, veinte, treinta kilos. Perdía de un 30 a un 35% de su peso. (.....). Es imposible olvidar con qué desprecio los S.S. y ciertos detenidos bien alimentados trataban a estos desgraciados denominados "musulmanes". (.....).

 

            Hecho capital, esta decadencia física la acompañaba una decadencia intelectual y moral. (.....). Cuando esta doble decadencia era completa, el individuo presentaba un cuadro típico. Avanzaba con lentitud, la mirada fija, sin expresión, a menudo ansiosa. Sus ideas, también, surgían lentamente. El desdichado no se lavaba, no cosía los botones. Estaba atontado y  lo recibía todo pasivamente. Ya no intentaba luchar. No ayudaba a nadie. Recogía la comida del suelo con su cuchara .....

 

            Se convertía en ladrón de pan, de sopa, de camisas, de zapatos, etc. Además, robaba con poca gracia y, a menudo, se dejaba sorprender.

 

            (.....).

 

            En conjunto, el ser humano era retrotraído al estado animal y, a veces, esta comparación, es un insulto a los animales.

 

            La duración de esta evolución es de unos seis meses y nada es más cierto que esta frase de un oficial S.S.: "Todo detenido que viva más de seis meses es un estafador, ya que vive a costa de sus compañeros".

 

                        Fuente: León Poliakov .- Auschwitz .- Pp. 67-68 .- Edt. Occidente .- Barcelona, 1965.

 

 

------------------------------------------------------------ 

 

 

 

Discurso del presidente Roosevelt ante el Congreso el 8 de diciembre de 1941

 

 

                Ayer -7 de diciembre de 1941-, una fecha destinada a perpe­tuar para siempre el recuerdo de una infamia, los Estados Unidos de América se vieron repentina y deliberadamente atacados por las fuerzas aéreas y navales del Imperio del Japón. ¡Nuestro pueblo recordará siempre el criminal atentado del que ha sido víctima! (.....).

 

            (.....).

 

            Los Estados Unidos se encontraban en paz con el Japón y a requerimientos del mismo mantenían todavía conversaciones con su Gobierno y emperador, buscando soluciones amistosas para mantener la paz en el Pacífico.

 

            Es más, una hora más tarde que las primeras escuadrillas aéreas bombardeasen Oahu, su embajador en los Estados Unidos junto con un colega entregaron a nuestro secretario de Estado una respuesta oficial a un reciente mensaje americano. Aunque esta contestación manifestaba que creía inútil la continuación de las negociacio­nes, no contenía amenaza o insinuación de guerra o ataque armado.

 

            No es ocioso recordar que la distancia que separa las Hawai del Japón demuestra hasta la saciedad que el ataque fue deliberada­mente planeado hace muchos días, o mejor aún, semanas. (.....).

 

            Yo pido al Congreso que declare, visto el inmotivado y traidor ataque del Japón, durante el domingo día 7 de diciembre, que existe de hecho un estado de guerra entre Estados Unidos y el Imperio del Japón.

 

                        Fuente: Gordon, G. .- Esplendor y caída del Imperio japonés .- Pp. 80-81 .- Edt. Plaza & Janés .- Barcelona, 1967 .- Incluido por Mª Luisa Alonso y otros en Historia Contemporánea. Orientaciones, textos, mapas y documentos .- Edt. Everest .- León, 1986.

 

 

 

------------------------------------------------------------------------

 

 

 

 

                Durante la guerra se creó un organismo, la UNRRA, que aliviaría las necesidades de la población de las zonas conquistadas recientemente a Alemania, reintegraría prisioneros y exiliados a sus hogares y organizaría la recuperación agrícola e industrial. Pero al terminar la guerra la postración de Europa era más grave de lo que se había esperado; en cambio en Extremo Oriente sólo algunas zonas bélicas habían sufrido destrozos similares. Los bombardeos habían destruido las ciudades, algunas de forma sistemática y premeditada, como Dresde; los combates habían despellejado la tierra, sembrada de minas y bombas, y la habían dejado inservible para los trabajos agrícolas. El déficit de alimentos era terrible. En el verano de 1946 una subcomisión de la ONU calculó que 100 millones de europeos estaban alimentándose con menos de 1500 calorías. Otra subcomi­sión calculó que habían sido destruidas cerca de tres millones de casas y parcial­mente otros tres millones, estadísticas que excluyen a Alemania y la Unión Soviética. En 1945 la red de comunicaciones, eje de la economía europea, estaba en gran parte destruida y prácticamente paralizada. (.....). Al mismo tiempo escaseaba la gasolina y el petróleo. La producción industrial no bélica había descendido en el conjunto de los países europeos a un quinto en relación con el nivel de preguerra.

 

            (.....).

 

            Sin ayuda exterior la resurrección de Europa hubiera exigido muchos sacrificios y tiempo; algunas vertientes del conflicto no se terminaron en mayo de 1945.

 

 

                        Fuente: Antonio Fernández .- Historia Contemporánea .- Pp. 561-562 .- Edt. Vicens Vives .- Barcelona,1976.

 

 

 

--------------------------------------------------------------------

 

 

El Acuerdo de Postdam

 

                 El largo Acuerdo de Postdam, reflejado en 21 ítems, desde el "Establecimiento de un Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores" a las "Conversaciones Militares", debe resumirse en sus apartados más importantes:

 

            Alemania .- Los aliados renuncian al principio de desmembramiento que se había aceptado en Yalta. Pero le restan el 24 por 100 de su territorio en favor de Polonia, que adquiere la zona situada al este de la línea Oder-Neisse, y de la URSS, que se anexiona Könisberg y el norte de la Prusia Oriental.

 

            Se establece un Consejo de Control aliado, con sede en Berlín, que asume la autoridad de los Cuatro -Estados Unidos, URRS, Reino Unido de Gran Bretaña y Francia- y se encarga del desarme definitivo de los alemanes.

 

Otras competencias de este Consejo son:

 

- La desnazificación; se crea un Tribunal militar internacio­nal para juzgar a los principales criminales de guerra alentar los procesos entablados contra seis millones de antiguos miembros del partido nazi.

- La democratización de la nueva Alemania en lo que afecta al sistema judicial, escolar, etc ....

- La supresión de la excesiva concentración de poder económi­co: carteles, "konzerns", etc.

- La limitación de la producción, especialmente industrial.

- El restablecimiento de la autonomía local, lo que significa la recreación de los "lander".

- La garantía de las libertades en función de las necesidades de la seguridad militar.

- La ocupación de los bienes alemanes en el extranjero.

- El desmontaje de las fábricas, evaluándolas en el concepto de reparaciones. (.....).

 

            Austria.- Los aliados eximen a Austria de reparaciones, pero queda sometida a la autoridad de una comisión aliada, con sede en Viena.

 

            Irán.- Las tropas británicas y soviéticas que ocupan Irán desde 1941, deben evacuarlo inmediatamente. (.....).

 

            Los estrechos.- Bósforo y Dardanelos. Deben celebrarse reuniones turco-soviéticas sobre la revisión del Convención de Montreaux, de 1936, en favor de la Unión Soviética.

 

            Marruecos.- Las tropas deben evacuar Tánger, incorporadas desde 1940 al Marruecos español, y la zona volverá a tener su estatuto internacional con la participación de representantes norteamericanos y soviéticos.

 

            Los resultados de Potsdam fueron criticados, incluso en Estados Unidos. Summer Welles, una de las voces más autorizadas del Departamento de Estado, afirmaría: "Es una temerosa retirada de la posición que Roosevelt había asumido con firmeza en Teherán y Yalta en favor de la creación de Gobiernos representativos y libremente elegidos en Europa, considerados como salvaguardia esencial de la paz futura".

 

                        Fuente: Pablo J. de Irazazabal .- Las tres conferencias de paz .- Col. Historia 16. Siglo XX. Historia Universal .- Nº 19 .- Pp. 67-68 .- Edt. Información y Revistas, S. A. .- Madrid, 1984.

 

 

 

 

 

8. EL MUNDO DE LA POSTGUERRA (1945-1973)

 

 

  

 I. INTRODUCCIÓN

 

             Si el siglo XVIII, con la aparición del liberalismo político y económico, de inspiración burguesa, acelera el ritmo histórico de manera desconocida hasta entonces, en los últimos cincuenta años del siglo XX, concluida la II Guerra Mundial, se producen casi sin interrupción acontecimientos esenciales que ponen en juego la sobrevivencia humana. Entre los más significativos cabe citar la llamada Guerra Fría entre bloques políticos y militares, aparición de la energía nuclear, descolonización de Asia y Africa y nueva modalidad de colonialismo, enfrentamiento entre los países del Hemisferio Norte y Sur, creación de grandes organismos internacionales, crisis económicas y sociales en los países del área capitalista y comunista, y el llamado problema ecológico.

 

Al tiempo las innovaciones científicas y técnicas, sobre todo en los campos de la electrónica, cibernética e informática y las comunicaciones ofrecen al hombre una nueva dimensión de sí mismo y el medio que le rodea.

 

Se trata de un momento histórico trascendental en el que concluye una edad de la existencia humana dando paso a otra cuyo contenido ideológico y formas de vida no alcanzamos todavía a ver con claridad. Es un momento de crisis con lo que el fenómeno comporta de incertidumbre, inseguridad y miedo por la propia existencia del hombre.

 

Con todo, en los últimos años parece abrirse paso lentamente, al margen de egoísmos e intereses particulares de personas y pueblos, la idea de que sólo la concordia y el entendimiento pueden ofrecer soluciones a los graves problemas planteados, en muchos casos de dimensiones planetarias.

 

 

 

  II. PROCESO DE DESCOLONIZACIÓN

 

 

Colonialismo, Mapa, hasta 1945 Colonialismo y Descolonización, Mapa Descolonización, Asia, Mapa

 

 

              La segunda mitad del siglo XX conoce el proceso emancipador de multitud de pueblos sometidos, en ésta y anteriores centurias, a colonización de las potencias europeas: Reino Unido, Francia, Portugal, España, Bélgica y Holanda.

 

 

               1. Características generales

 

                   Cabe destacar como causas esenciales de tal proceso las siguientes:

 

                   - Expansión demográfica, espectacular, en las zonas de colonización que exige soluciones que las potencias no están dispuestas a abordar.

- Arcaicas estructuras económicas y el régimen de explotación de las colonias por sus metrópolis, que impiden cubrir las necesidades más elementales y crecientes de dicha población.

- Participación de tropas aborígenes en los ejércitos europeos enfrentados en la pasada guerra, que determi­na la toma de conciencia de aquéllas sobre el desfase tecnológico y de nivel de vida entre los países occidentales y propios. Muchos de esos elementos participarán en los respectivos movimientos de libera­ción nacional.

- Desarrollo de los movimientos nacionalistas e independentistas en los países africanos y asiáticos. El liderazgo de esos movimientos lo ejercerán nativos que bien han pertenecido, en puestos secundarios, al ejército o administración coloniales bien constituyen una minoría o elite de intelectuales que han recibido instrucción en universidades u otro tipo de centros educativos europeos.

- Conyuntura internacional y actitud de las potencias, favorables, en general, al proceso descolonizador. Líderes importantes se han pronunciado en este sentido: Lenin, presidente Wilson y Roosevelt, Juan XXIII, Pablo VI, ...... Además en 1952 la ONU incluye, en su articulado de los Derechos del Hombre, la premisa de que Todos los pueblos tienen derecho a disponer de sí mismos.

 

            

      

 

            2. Independencia de Asia

 

                  2.1. La India

 

Hist, XX, Descolonizacion, Partición de la India, Mapa Hist, XX, El conflicto de Cachiemira, enfrentamiento India-Pakistán, mapa

 

 

  

                       Es la colonia que inicia el movimiento emancipador en el continente asiático. El camino será largo: en 1885 se funda el Partido del Congreso que canaliza los sentimientos nacionalis­tas y la segregación del Reino Unido, hecho que no se producirá hasta 1947. Figuras destacadas del movimiento son Gandhi que difunde la doctrina de la no violencia y la no colaboración con los británicos, y su discípulo Nerhu que finalmente se constituirá en el primer jefe del nuevo Estado.

 

El paso a la independencia se prepara cuando en 1920 el parlamento británico establece un régimen de diarquía para la colonia, es decir, un gobierno central integrado por un virrey, nombrado por la reina de Inglaterra, al frente de un consejo ejecutivo junto a consejos provinciales con participación de la oligarquía indígena. Pero los hindúes reclaman reformas más profundas y Ghandi establece el boicot a los tribunales, enseñanza, administración y pago de impuestos.

 

La situación se hace insostenible tras la II Guerra Mundial y los británicos conceden la independencia dividiendo el territorio en tres estados: La India (hindú), Pakistán (musulmán) y Ceilán (budista). Cabe señalar en este sentido que Pakistán estará integrado por dos territorios -Pakistán Occidental, al noroeste de la India, y Pakistán Oriental al nordeste- separados por miles de kilómetros, lo que determinará años después la separación de ambos o independencia de la zona oriental (1971) que en el fondo del Golfo de Bengala adopta el nombre de Bangladesch.

 

 

                  2.2. Birmania, Malasia, Singapur

 

                       También colonias británicas, tras la ocupación japonesa durante la guerra surgen los movimientos independentistas. Les sirve de ejemplo el caso de la India. En 1947 el gobierno británico no tiene más remedio que conceder la indepen­dencia a Birmania. El nuevo Estado se conforma como República Socialista de Birmania de régimen similar al yugoslavo.

 

Igual ocurre en Malasia, aunque el proceso es más lento debido al interés del Reino Unido en la explotación de las minas de estaño y el aceite de palma. No obstante la independencia llega en 1955.

 

El enclave estratégico de Singapur se independiza en 1965, pero mantiene fuertes lazos con la metrópoli a través de la Common­wealt.

 

                  2.3. Indochina y Vietnam

 

                       Junto al resto del territorio de la Península de Indochina era zona de dominio francés. Ocupada también por los japoneses, tras la derrota de éstos el Viet Minh, movimiento nacionalista dirigido por Ho-Chi-Minh, proclama la independencia en 1945 bajo la forma de República Democrática Socialista. La situación de facto no es admitida por Francia. Comienza así la guerra que no concluye hasta 1954 en que el ejército colonial es derrotado estrepitosamente en Dien-Bien-Fu. Francia ha de abandonar el territorio.

 

 

Hist, XIX-XX, Indochina Colonial, Mapa Hist, XX, Guerra de Indochina, Soldados auxiliares vietnamitas de los franceses, 1945-1954 Hist, XX, Guerra de Indochina, avance de las tropas francesas, 1950-1954 Hist, XX, Guerra de Indochina, Captura de prisionero por las tropas francesas, 1950-1954 Hist, XX, Guerra de Indochina, Captura de prisioneros por los franceses, 1950-1954 Hist, XX, Guerra de Indochina, Tropas francesas en combate urbano, 1950-1954 Hist, XX, Guerra de Indochina, Mortandad, 1950-1954 Hist, XX, Guerra de Indochina, Prisioneros franceses tras Dien Bien Fhu, 1954

 

 

 

No obstante Vietnam queda dividido en dos mitades: el Norte, comunista, con capital en Hanoi, y el Sur, de régimen liberal, con capital en Saigón, en el delta del Mecong.

 

EE.UU. por motivos estratégicos y económicos pretende sustituir a Francia en el control de la zona ese mismo año. El presidente Kennedy envía consejeros en apoyo de Vietnam del Sur. Tras su asesinato, el presidente Johnson inicia la intervención militar directa con el pretexto de impedir el avance del comunismo. Los excesos del ejército americano provocan la protesta internacio­nal, y en los propios EE.UU. el descontento se generaliza dado el número de bajas que se producen en una guerra que parece interminable. Finalmente el presidente Nixon retira, en 1972, sus tropas sin poder derrotar al ejército y guerrilla comunista o Viet-Cong. En los meses siguientes Vietnam del Sur es derrotada inevitablemente. La capital del nuevo Estado unificado se pone en Saigón que adopta el nombre de Ciudad Ho-Chi-Minh.

 

           

 

            3. Independencia de Africa

 

 

 

Hist, XX, Colonialidsmo europeo, Africa Hist, XX, Descolonización, Africa

 

 

 

               Entre 1885 -Conferencia de Berlín- y el final de la II Guerra Mundial, toda Africa, excepto Liberia y durante cierto tiempo Abisinia, estará sometida al colonialismo europeo. El atraso cultural y la pluralidad étnica ralentizan la aparición de sentimientos nacionalistas frente a los dominadores. No obstante las semillas de la independencia fructifican, y entre 1950-1975 la práctica totalidad del territorio conoce la aparición de nuevos estados.

 

Cabe distinguir dos vías hacia la independencia: la revolución armada y la evolución progresiva hacia la emancipación a través de un proceso pacífico. El segundo caso, el más excepcional, se contempla en algunos territorios del Africa británica gracias a la política de Londres de conceder el autogobierno a cambio de que el nuevo estado se integre en la supracomunidad económica de la Commonwealth.

 

 

 

                  3.1. Africa británica

 

                       Egipto inicia el camino en 1952 cuando el rey Faruk, tutelado por los ingleses, es derrotado por un movimiento nacionalista. La rebelión se extiende al Sudán que también se constituye en Estado independiente en 1956.

 

En el Africa ecuatorial, Ghana se emancipa en 1957 de la mano del líder nacionalista Nkrumah, y cuatro años después se consti­tuye en República. También aquí dio buen resultado a los británi­cos la descolonización casi pacífica de Uganda (1962), liderada en este coso por Milton Obote.

 

Mayores problemas representaron las colonias de Kenia y Nigeria. En Kenia el movimiento nacionalista del Mau-Mau produjo gran cantidad de muertos entre la población blanca hasta que alcanza su propósito en 1963. Nigeria, por su parte, se independiza en 1960, pero de inmediato conoce la sangrienta guerra civil conocida por la Guerra de Biafra, en la que se enfrentan por el poder las tres principales etnias del país: ahusas, ibos y yorubas.

 

 

                  3.2. Africa francesa

 

                       Tras la guerra de Indochina en 1954, de la que sale derrotada Francia, no puede impedir que una a una se le independicen las colonias y mandatos africanos: Marruecos en 1956, Madagascar en 1960, Argelia en 1962, y la región del Sudán que se divide en diversos estados independientes: Senegal, Gambia, Malí, Alto Volta, Costa de Oro, Níger y Chad.

 

La independencia más dramática fue la de Argelia por la resistencia de un millón de franceses coloniales a abandonar el territorio.

 

 

                  3.3. Africa belga

 

                       Se circunscribe exclusivamente a la región del Congo. Independiente desde 1959, este territorio ecuatorial crea un grave conflicto internacional por el papel que jugaron diversas potencias deseosas de controlar los recursos económicos de esta rica colonia.

 

El líder independentista Lumumba fue asesinado, lo que a renglón seguido da lugar a la secesión de la provincia de Katanga. En el conflicto quedan atrapados y prisioneros numerosos colonos belgas que finalmente han de ser rescatados, en operación arriesgada, por paracaidistas enviados desde Bruselas. El conflicto sólo concluye cuando Katanga se reincorpora de nueva a la joven república.

 

 

 

                  3.4. Africa portuguesa

 

                       Las dos antiguas colonias africanas, Angola y Mozambique, acceden a la independencia en 1975. El desgaste económico y militar que la guerra en estos territorios produce en Portugal condiciona en gran medida la Revolución de los Claveles del año precedente en este país.

 

 

                  3.5. Independencia de otros territorios

 

                                Tras la ocupación del Sahara español por Marruecos a raíz de la Marcha Verde (1975), cabe mencionar como último gran territorio independizado en 1989 el del Africa del Sudoeste o Namibia que hasta entonces había estado administrada por la República Sudafricana en virtud de un mandato de la ONU.

 

 

 

 

III. GUERRA FRÍA: FORMACIÓN DE BLOQUES, COEXISTENCIA PACÍFICA

 

 

             Pasada la II Guerra Mundial las diferencias económicas, políticas e ideológicas entre la ex Unión Soviética y los EE.UU. dieron lugar a la división del mundo en dos bloques -oriental y occidental- constituidos por esos países y los llamados satélites que dependían de ellos.

 

Su existencia ha provocado graves enfrentamientos entre ambos mundos, siempre a través de terceras naciones, por el miedo que las dos grandes potencias, poseedoras de la bomba nuclear y misiles intercontinentales de cabeza atómica, tienen a la confrontación directa cuyo resultado sería la destrucción de la vida en el planeta. Estamos, pues, en presencia de la llamada Guerra Fría.

 

 

            1. Bloques militares

 

Hist, XX, Guerra Fría,. Bloques Políticos, 1989

 

Hist, XX, Guerra Fría, División de Alemania, 1949 Hist, XX, Guerra Fría, División de Alemania, Muro de Berlín, 1961 Hist, XX, Guerra Fría, Muro de Berlín y Sectores

                                                                                                                                                                                  

                  1.1. Bloque Occidental

 

                       Se crea en 1949 con el Pacto Atlántico que engloba a EE.UU., Francia, Reino Unido, Benelux, Portugal y Canadá. Al año siguiente se transforma en la Organización del Tratado del Atlántico Norte -OTAN-, con características de tipo defensivo y militar frente a la Unión Soviética.

 

Junto a la OTAN conforman dicho bloque la Organización de Estados Americanos (OEA), la Organización del Tratado del Sudeste Asiático (SEATO) y la Organización del Tratado Central (CENTO) compuesta por Gran Bretaña, Irán, Pakistán y Turquía.

 

El bloque se completa con acuerdos bilaterales con países que inicialmente no pertenecen a él, como Corea del Sur, Japón y España (1953), y que en algún caso, como el español termina por adherirse definitivamente el 30 de mayo de 1982, aunque sin integrarse en su estructura militar.

 

 

                  1.2. Bloque Oriental

 

                       Encabezado por la URSS, queda constituido por Hungría, Rumanía, Checoslovaquia, Polonia, Bulgaria y Albania, tras la creación y firma del Pacto de Varsovia en 1955.

 

La Unión Soviética también firmará pactos defensivos bilaterales con países como Mongolia, China, Cuba, Corea del Norte y Vietnam del Norte.

 

No obstante en este caso y como consecuencia de la caída, uno tras otro, de los regímenes comunistas de la Europa del Este a partir de 1989, se firma el acuerdo de disolución del Pacto de Varsovia el 25 de febrero de 1991, en Budapest, acuerdo que entra en vigor el día 1 de abril de ese mismo año.

 

 

                  1.3. Principales conflictos entre los bloques

 

                       Hasta la disolución del Pacto de Varsovia en 1991 los enfrentamientos indirectos entre uno y otro bloque han sido numerosos. Señalamos aquí los que alcanzaron mayor relieve durante los últimos cuarenta años: Bloqueo de Berlín por Stalin en 1948; Guerra Civil China que termina con el triunfo comunista (1945-1949); división de Alemania con la creación en 1948 de la República Federal Alemana y en 1949 de la República Democrática Alemana, cuyo colofón será la construcción del tristemente famoso Muro de Berlín en 1961 por los soviéticos; Guerra de Corea (1950-1953) en la que el bloque Occidental apoya a Corea del Sur y el Oriental a Corea del Norte; Guerra de Vietnam (1954-1972) donde se reproduce el mismo fenómeno; crisis cubana de los misiles, en 1962; el largo conflicto árabe-israelí (1948-1991) por el control de Palestina, que en realidad esconde los intentos de uno y otro bloque por controlar el Oriente Próximo, zona tradicionalmente estratégica desde el punto de vista económico y militar puesto que pone en contacto a tres continentes -Asia, Africa y Europa-. Tras el fin de la Guerra Fría éste último conflicto continúa.

 

 

                    1.3.1. Guerra de Corea

 

 

Hist, XX, Paralelo 38 entre Coreas, Mapa,  1954 Hist, XX, Paralelo 38 entre Coreas, Mapa, 1954 Hist, XX, Paralelo 38 entre Coreas, Mapa, 1954 Hist, XX, Guerra de Indochina, Trinchera francesa, Cerco de Dian Bien Fhu, 1950-1954 Hist, XX, Guerra de Corea, Bombadeo Americano, 1950-1954 Hist, XX, Guerra de Corea, Soldado y civiles, 1950-1954 Hist, XX, Guerra de Corea, Desastre y destrucción, 1950-1954 Hist, XX, Guerra de Corea, Mujer e hijo vietnamita huyendo de los combates, 1950-1954 Hist, XX, Guerra de Corea, Anuncio de Paralelo 38, 1954 Hist, XX, Guerra de Corea, Raya fronteriza entre las dos Coreas, 1954 Hist, XX, Guerra de Corea, Frontera, Paralelo 38

 

 

 

En la madrugada del domingo 25 de junio de 1950, una llamada telefónica despertó a Douglas MacArthur, comandante en jefe de las fuerzas norteamericanas en el Pacífico, en su residencia de la Embajada norteamericana en Tokio. Malhumorado, recibió un mensaje del oficial de servicio en el cuartel general de las fuerzas estadounidenses en Japón, en el que se advertía gran nerviosismo:  "Señor: acabamos de recibir noticias de Seúl. A las 4,00 de esta madrugada fuertes contingentes norcoreanos han cruzado el paralelo 38". MacArthur -general de cinco estrellas, vencedor de Japón en la Segunda Guerra Mundial, el militar más conocido, admirado y condecorado del Ejército de Estados Unidos- comenta en sus memorias: "Sentí como un escalofrío. Nueve años antes, el 7 de diciembre de 1941, también domingo, otra llamada me anunció el ataque japonés a Pearl Harbour, y ahora nuevamente escuchaba el son de guerra. No puede ser -me dije-. Tal vez sea sólo una falsa alarma". Corea del Sur, por debajo del paralelo 38, disponía de cuatro divisiones, integradas por hombres valerosos y fieles a su patria. Sólo tenían armas ligeras, sin aviación ni barcos de guerra, muy pocos carros y otros medios de combate. El hecho era que una fuerza de policía -no pasaba de ser eso- instruida por nosotros, con algo más que fusiles, se hallaba frente al Ejército norcoreano, adiestrado por los soviéticos y dotado de armas modernas. Los soviéticos lograron disimular muy bien sus intenciones ofensivas. A lo largo del paralelo 38 desplegaron varias unidades con unos pocos carros de combate, una fuerza similar a la surcoreana. Pero más atrás tenían concentradas poderosas unidades con armas pesadas, entre ellas los más recientes modelos de carros de combate soviéticos. En primer lugar, las tropas ligeras cruzaron la línea divisoria y se desplegaron a derecha e izquierda. Luego, por el centro, avanzó el grueso de las fuerzas con las armas pesadas".

 

Las guerras enseñan geografía

 

En junio de 1950, muy pocas personas sabían por dónde pasaba el Paralelo 38. En pocas horas se hizo tristemente famoso, respondiendo a esa cínica afirmación, tópica en las relaciones internacionales, de que las guerras enseñan geografía. El Paralelo 38 era la demarcación provisional acordada en 1945 por Washington y Moscú para separar a las tropas de ambos países que combatían a los japoneses y evitar incidentes. A partir de entonces, los soviéticos fortificaron la frontera y colaboraron en el establecimiento de un régimen comunista en su zona; al tiempo que EEUU propiciaba un sistema parlamentario en el Sur e instruía a su ejército.Truman dispuso inmediatamente la evacuación de todos los ciudadanos norteamericanos presentes en Corea y dio órdenes a Mac Arthur para que ayudase a los surcoreanos. El mismo 25 de junio se reunió, tal como había pedido Truman, el Consejo de Seguridad de la ONU, compuesto por cinco miembros permanentes con derecho a veto (Estados Unidos, la URSS, el Reino Unido, Francia y China) y seis no permanentes. Pero no acudieron todos sus componentes. De los once miembros del Consejo entonces, solamente acudieron diez. Faltó la URSS. En cierto modo, la ausencia soviética estaba justificada. El 13 de enero de ese mismo año 1950, el jefe de la delegación de la URSS, Jacob Malik, había dicho con toda claridad que no tomaría parte en los trabajos del Consejo de Seguridad "mientras permaneciera en él el representante del grupo del Kuomintang". Con esto hacía alusión a la situación anormal de los miembros permanentes del Consejo -uno de ellos, China- después de que el 1 de octubre de 1949 se hubiera proclamado la República Popular, inmensa, en el continente, y Chiang Kai-shek (presidente de China / Taiwan y líder del Kuomintang) representase solamente a Taiwan.

 

 La ONU acordó declarar agresores a los norcoreanos y les ordenaron que retirasen sus tropas al otro lado del paralelo. En consecuencia, se presentaron a la convocatoria los seis países no permanentes y cuatro de los permanentes, en total diez. Los reunidos acordaron declarar agresores a los norcoreanos y les ordenaron que retirasen sus tropas al otro lado del Paralelo 38. La decisión fue adoptada por nueve votos y una abstención (Yugoslavia). Malik no pudo interponer su veto, lo que hubiera hecho, con toda seguridad, caso de estar presente.

Truman dispuso inmediatamente la evacuación de todos los ciudadanos norteamericanos presentes en Corea y dio órdenes a MacArthur para que ayudase a los surcoreanos. La única limitación fue la Séptima Flota -estacionada en Japón- que se reservaba, únicamente, para la defensa de Taiwan y no se quería crear una verdadera crisis internacional. El presidente norteamericano y el general MacArthur se encontraron con un regalo cuando el Consejo de Seguridad de la ONU, reunido el 27 de junio a petición del delegado norteamericano, Warren Austin, decidió -por siete votos a uno (Yugoslavia) y dos abstenciones (Egipto y la India)- que todos los Estados miembros de la Organización tenían la obligación de ayudar a Corea del Sur.

 

Apoyo internacional a EEUU

 

 Al final, serían quince los países que apoyaron a Estados Unidos -a los surcoreanos, en definitiva- en la guerra. Por supuesto, tampoco asistió a esa reunión el soviético Malik, esta vez más armado de razones, al afirmar que la convocatoria del día 25 había sido totalmente ilegal. Y, por eso mismo, tampoco pudo interponer su veto al frente de combate. Entretanto, MacArthur se había trasladado al frente de operaciones y se encontró con el caos. En unas 72 horas, las tropas norcoreanas se habían plantado en los arrabales de Seúl, la antigua capital, que sufría el bombardeo de artillería, morteros y lazagranadas. El Gobierno de Syngman Rhee -a quien podía considerarse todavía como presidente- se había trasladado al Sur, a Taejon. La confusión era tal que ni siquiera los oficiales que tenían que recibir a MacArthur pudieron dar con él.  

 

La retirada del río Han

 

Abordé un jeep y bajo continuos ataques aéreos me dirigí hacia el río Han, al norte, encontrando a mi paso a un ejército derrotado. Allí tropezamos con fuerzas de retaguardia surcoreanas que trataban de defender unos puentes. El panorama era estremecedor. Al otro lado del Han -que también discurre por Seúl, la capital-, vimos que ésta, ocupada ya por el enemigo, era un humeante mar de llamas. Junto a los puentes llovían las granadas del enemigo. Por todas partes se veían soldados en retirada, se destacaban las cruces rojas de las ambulancias repletas de hombres heridos. En el aire silbaban los proyectiles anunciando la muerte, y la desolación se había adueñado del campo de batalla. Por si esto fuera poco, una verdadera oleada de refugiados taponaba las carreteras. Sin proferir la menor queja, marchaban hacia el sur, llevando a hombros sus escasas pertenencias y de la mano a los niños, con los ojos muy abiertos por el miedo; eran los representantes de un pueblo orgulloso y duro, habituado durante siglos a vivir cerca del desastre.

 

La Guerra de Corea fue una guerra singular. En principio, fallaron los servicios de inteligencia de cada uno de los bandos y Douglas MacArthur escribió dos tratados de psicología y estrategia y se quedó las puertas de elaborar un tercero. La teoría de los despachos -visto bueno de la ONU para ayudar a los surcoreanos- tenía poco que ver con la realidad caótica que había sufrido el general en sus propias carnes. Su primer acierto para dar la vuelta al desastre fue aprovecharse de una ventaja psicológica: los soviéticos no esperaban la participación de EEUU y, por tanto, ignoraban hasta dónde podía llegar la ayuda de éstos a los surcoreanos. Mac Arthur exigió que "se vieran uniformes del Ejército norteamericano". Y prefirió la urgencia de esta presencia a la buena organización y a la preparación de los combatientes. La treta dio resultado, aunque para ello fue necesario el sacrificio de la 243 División de Infantería, al mando del general Dean. La división fue prácticamente aniquilada y Dean cayó prisionero, pero el Norte frenó su ofensiva pensando que aquello era una trampa y que, detrás, se aproximaba una fortisima ofensiva norteamericana. Si hubieran seguido su camino, Pusan hubiera caído en manos de las tropas del Norte y la situación se habría convertido en irreversible. La división fue prácticamente aniquilada, pero el Norte frenó su ofensiva pensando que aquello era una trampa.

 

El segundo acierto de MacArthur fue el desembarco en lnchon. En el mes de septiembre, el panorama era desolador: "las tropas del General Walker -escribe MacArthur- combatían con el mar a retaguardia" . Fue entonces cuando concibió la idea de un desembarco a las espaldas de los norcoreanos en lnchon, 30 kilómetros al oeste de Seúl. Varias reuniones de los más altos mandos del Ejército de Estados Unidos se opusieron a la idea: el jefe del Estado Mayor conjunto, Omar Bradley, de manera rotunda; el jefe del Estado Mayor del Ejército, general Collins, y el comandante supremo de la Flota, almirante Sherman, de manera parcial.  La oposición se debía a las importantes dificultades de la operación. Los expertos de la Marina habían comprobado que las diferencias de la marea en Inchon eran de nueve metros en seis horas. Durante la bajamar, el cieno penetraba hasta tres kilómetros 34 en el puerto y la corriente alcanzaba hasta una velocidad de seis millas náuticas. El único canal navegable era estrecho y tortuoso. Un par de minas o un barco hundido bastaban para obstruirlo. La marea alta se producía a las 6,59 y a las 19,19, ésta última a 27 minutos de la puesta del sol. Las fortificaciones del islote de Wolmi-do, de más de cien metros de altura, dominaban la bahía y el puerto de Inchon. El 15 de septiembre a las cuatro de la madrugada, un ataque feroz dejó desmanteladas las fortificaciones de Wolmi-do. A las 6,59 las lanchas de desembarco se lanzaban sobre Inchon. A las 8,00, el general MacArthur y su Estado Mayor, en el acorazado Mount Mac Kinney, recibían este informe: "Ha desembarcado la primera oleada de infantes de marina, estableciendo una cabeza de puente sin sufrir una sola baja".A las 19,19, en la segunda subida de la marea, desembarcaban las fuerzas del Cuerpo de ejército. Al día siguiente, los norteamericanos se apoderaban de Kimpo -un aeropuerto entre Seúl e Inchon- y el 17 de septiembre era reconquistado Seúl. El Gobierno se trasladó de Pusan 3 la antigua capital. La que pudo ser y no fue. De junio a diciembre de 1950, se vivieron seis meses enloquecidos. A principios de septiembre, norteamericanos y surcoreanos estaban a punto de ser arrojados al mar. Con la contraofensiva de Inchon todo pareció cambiar de rumbo y el 4 de octubre, las primeras unidades de la división de caballería cruzaron al norte de Seúl la línea divisoria entre las dos Coreas -el famoso Paralelo 38- mientras dos divisiones surcoreanas avanzaban por la costa oriental en dirección norte. Pero ese mismo 4 de octubre ocurrió algo con lo que no contaban los occidentales y, por eso mismo, no le dieron la menor importancia.

 

La amenaza de China

 

El primer ministro -Chu En-Lai- llamó al embajador indio en Pekín y le utilizó como intermediario para comunicar a los Gobiernos occidentales y a la ONU que China se vería obligada a intervenir si más tropas surcoreanas atravesaban el Paralelo 38 en dirección norte. MacArthur, tan buen general como mal político, se entrevistó con el presidente Truman y le aseguró que China no intervendría. Y se olvidó a Pekín y a Chu En-Lai. Incluso se ignoró una información militar de Tokio, en la que se advertía de que Mao Tse Tung había situado ya 100.000 hombres en Corea y en Manchuria, al norte del río Yalu, tenía dispuestos a 870.000 más. Norteamericanos, soldados de la ONU y surcoreanos siguieron su avance hacia el norte y el 21 de noviembre el Cuerpo de Ejército del general Al-mond llegaba no al Paralelo 38, sino al río Yalu, la frontera de Corea con Manchuria. La victoria total se consideraba cuestión de pocos días. Se hicieron los preparativos para la celebración del día de Acción de Gracias -que ese año fue el 24 de noviembre-y MacArthur dijo a sus soldados que celebrarían las Navidades en sus hogares de América. Pero, en la noche del 25 de noviembre, los chinos cayeron, con toda su potencia, sobre las fuerzas de la ONU y de EEUU. Tres días después, la situación era trágica. "El 28 de noviembre -escribe Christian Zentner- todo el 8º Ejército norteamericano y otras unidades agregadas de la ONU se encontraban en plena huida hacia el sur. Esta era la primera derrota seria que sufrían las tropas norteamericanas y la más larga retirada de toda su historia militar. Las tropas chinas avanzaban con tanta rapidez como huían las fuerzas de las Naciones Unidas. Pronto se vio que los perseguidores iban más de prisa e incluso podían cercar a las tropas aliadas".

 

El 23 de diciembre, dos días antes de Navidad, fue una jornada triste: el último soldado norteamericano abandonó Corea del Norte y, lo que fue peor, sobre una carretera helada patinó el jeep en que viajaba el general Walker y éste resultó muerto. Había sido uno de los más destacados mandos del Ejército aliado y quien mejor logró integrar a norteamericanos y coreanos.  Inmediatamente fue designado para sucederle el general Matthew B. Ridgway, quien lo hizo pidiendo el mando unificado de todas las tropas norteamericanas. MacArthur no sólo estuvo de acuerdo en la petición de Ridgway, sino que le confirió el mando directo sobre todas las tropas, con carta blanca para cualquier decisión sobre la guerra. Esta docilidad de MacArthur era reflejo de la aparición de conflictos entre el procónsuL del Pacífico -como se le llamaba- y el presidente Truman. El militar había planteado al político dos condiciones que consideraba indispensables: 1.   El bombardeo de las zonas de abastecimiento de los chinos por encima del Yalu;  2  La utilización, en el Ejército de las Naciones Unidas, de 35.000 soldados ofrecidos por Chiang Kai-shek. La negativa para ambas cosas fue rotunda, especialmente para la segunda. En la primera se le permitía bombardear objetivos sobre el Yalu..."pero sólo desde el lado de acá", es decir, de Corea. En uno y otro caso la razón era la misma: evitar la implicación masiva y declarada de China en un conflicto que ya no sería el mismo de Corea. El 5 de abril de 1951, después de que el jefe de la oposición en el Senado, senador Joseph W. Martin, leyera una carta que le había remitido Douglas MacArthur, criticando las decisiones del presidente, Truman destituyó fulminantemente al Procónsul, quien consiguió las mayores muestras de adhesión popular sobre la Quinta Avenida neoyorquina a su regreso a Estados Unidos. Pero la guerra seguía y Ridgway sucedió a MacArthur en el mando supremo del Extremo Oriente, y el general Van Fleet reemplazó a Ridgway como jefe de las fuerzas de la ONU.

 

 

La Batalla de las Colinas

 

A partir de enero de 1951, la guerra vivía una fase de marasmo y agotamiento. Los soldados estaban cansados de combatir. La actividad bélica consistía en una serie ininterrumpida de agotadoras escaramuzas. Al llegar la primavera, los primeros que perdieron la paciencia fueron los chinos, que intentaron progresar por un procedimiento de golpes y retiradas. Más sorprendente fue aún que los norteamericanos copiaran ese sistema en la que fue denominada Operación Punch. El punch (puñetazo, choque, empujón, patada...) consistía en una viva acción de penetración en territorio enemigo, causando los mayores daños posibles, para retirarse luego al cabo de unas horas dejando al adversario la tarea de reconquistar lo perdido, aunque para ello no tuviera que realizar un gran esfuerzo. El éxito de esta operación, que se multiplicó a lo largo de diversas colinas, estaba en los daños producidos durante el ataque. No se trataba de ganar territorio. "La acción se desarrolló -cuenta el general Marshall- en una extensa serie de colinas que se denominaban cota 440. En cinco días de combate se conquistaron todos los objetivos. El 8º Ejército sólo sufrió 237 bajas entre muertos y heridos, mientras que en el campo de batalla quedaron más de 5.000 soldados enemigos. Los chinos caían sobre Seúl por el río Han y emprendían desde allí avances sobre la orilla meridional. No se libró ninguna batalla general con el avance coordinado de muchas Divisiones. El ejército progresaba dando cortos saltos". Seúl, que había sido conquistada por los chinos y norcoreanos, fue recuperada y ya no volvería a cambiar de manos. Y, en mayo, los chinos volvieron a perder la paciencia. Pretendieron una gran ofensiva basada en una gran masa humana atacante, y las tropas de los aliados, firmemente asentadas, ocasionaron una matanza formidable.

 

La guerra volvió al marasmo y todo se producía en torno al Paralelo 38. El 1 junio el secretario general de Naciones Unidas -Trygve Lie- anunció que propondría un armisticio para mantener la antigua línea de demarcación formada por el Paralelo 38. Cuatro semanas después -el 29 de junio de 1951- el presidente de EEUU ordenó al general Ridgway que "mañana sábado a las 8.00 horas de Tokio, transmita el siguiente mensaje sin cifrar, al comandante en jefe de las fuerzas comunistas de Corea, y que al propio tiempo lo comunique a la prensa para su difusión: Como jefe supremo de las tropas de las Naciones Unidas hago saber lo que sigue por conducto reglamentario: Según he manifestado en otra ocasión, podemos celebrar una entrevista para poner fin a las hostilidades en Corea, con la garantía de una vigilancia del armisticio.Tan pronto como reciba noticias de que se halla dispuesto a negociar, designará a mi negociador y, al propio tiempo, se fijará la fecha de la reunión. Propongo como lugar de la misma el barco hospital danés que se halla anclado en el puerto de Wonsan".

 

El 10 de julio de 1951 se iniciaron las negociaciones, prolongadas durante muchísimo tiempo, mientras Ia guerra continuaba a bajo nivel. La propuesta fue aceptada inmediatamente, pero no el lugar. Este fue fijado por el Comandante en Jefe de los comunistas, en la proximidades de Kae-song, en una aldea llamada Panmunjon, sobre el paralelo 38. El 10 de julio de 1951 se iniciaron las negociaciones, prolongadas durante muchísimo tiempo, mientras Ia guerra continuaba a bajo nivel. El 10 de julio de 1953, justamente dos años después del comienzo de la negociación y tres más tarde de la invasión norcoreana, se llegó a un acuerdo, pero éste no se firmo hasta el 27 de julio a las 10 horas, para que entrase en vigor a las doce horas siguientes. No fue una paz, sino un armisticio, que devolvió -como en un rebobinado de la Historia- a la misma situación del 25 de junio de 1950. El Norte, en las brumas del comunismo, empobrecido; el Sur, abierto a la industria y al comercio.

 

La Guerra de Corea quizá pueda entenderse -y muy parcialmente- con las palabras del propio general Matthew B. Ridgway, quien inicia el prólogo de su libro Korean War, sentencia: "El conflicto de Corea marca el final de la era de fortaleza americana y el principio de una edad en que no será posible para nuestra nación asegurar la paz simplemente con eludir los problemas extranjeros. Cuando se declaró la Guerra de Corea nos encontramos, por primera vez en nuestra historia, sumergidos de cabeza en una guerra imprevista una semana antes de comenzar y que complicó a medio mundo en una lucha que nuestro pueblo jamás comprenderá y en la que no quiso participar".

 

 

 

                    1.3.2. Guerra de Vietnam

 

                             Conflicto en la península de Indochina que tuvo lugar entre mediados de los cincuenta y mediados de los setenta y que enfrentó a los EE.UU. y el gobierno de Vietnam del Sur  por un lado, contra Vietnam del Norte y las guerrillas comunistas que actuaban en Vietnam del Sur por otro. La guerra terminó extendiéndose también a Laos y Camboya. La guerra del Vietnam fue la más larga de la historia norteamericana, supuso para este país una experiencia de fracaso y frustración, constituyendo, sin lugar a dudas, el más serio fracaso de EE.UU. en la Guerra Fría.

El inicio de la implicación americana se remonta a inicios de los cincuenta cuando apoyaron los desesperados intentos de Francia por mantener su presencia colonial en Indochina frente a las fuerzas comunistas del Vietminh. La derrota francesa y los Acuerdos de Ginebra de 1954, que consagraron la partición de Vietnam en dos, llevaron a que Washington volcara su apoyo en el régimen anticomunista de Vgo Dinh Diem en Vietnam del Sur que hacía frente al Vietnam del Norte comunista, apoyado por la URSS.

La corrupción de Diem hizo a su régimen crecientemente impopular y finalmente fue derrocado y asesinado por sus propios militares en 1963. Mientras tanto se había creado en Vietnam del Sur el Frente Nacional de Liberación (FNL) donde se aglutinaba toda la oposición incluyendo los comunistas.

En 1964, la situación parecía desesperada para Vietnam del Sur. EE.UU., alegando como justificación el incidente de Tonkín contra su destructor Maddox el 2 de agosto de 1964, inició una intervención abierta. Se pasó de 4000 soldados norteamericanos en 1962 a casi 500.000 en 1967. Los bombardeos masivos, el uso de agentes químicos, la crueldad de la primera guerra retrasmitida por los medios de comunicación hicieron enormemente impopular la política de EE.UU. en el Tercer Mundo, el bloque comunista y en partes significativas de la opinión pública occidental. Dentro del propio país, la oposición a la guerra se extendió entre la juventud ligándose a movimientos contra el sistema, como el movimiento "hippie".

Tras la ofensiva vietnamita del Têt en 1968, el presidente Johnson decidió  la progresiva retirada del conflicto y la búsqueda de una solución negociada. Tras una compleja fase de negociaciones y enfrentamientos militares, se firmó en París en enero de 1973 un acuerdo de paz. En agosto de 1973, el Congreso norteamericano prohibió cualquier reanudación de la intervención norteamericana. La retirada de las tropas estadounidenses hizo que el régimen de Vietnam del Sur se derrumbara inmediatamente. La ofensiva final comunista tuvo lugar en la primavera de 1975. El 17 de abril, Phnom Penh cayó en manos de los Khmers Rojos y el 30 los comunistas tomaron Saigón. La guerra había terminado.

La derrota supuso un verdadero trauma para EE.UU. 58.000 muertos, 300.000 heridos, centenares de miles de soldados con una amplia adicción a las drogas y con serios problemas de adaptación a la vida civil, el orgullo de potencia herido... Lo que se vino a denominar el "síndrome de Vietnam" supuso en el corto plazo una gran renuencia a la intervención militar exterior por parte de la potencia norteamericana.

 

 

Hist, XX, Vietnam, Físico-Político, Mapa, 1975 Hist, XX, Viernam Unificado, Mapa, 1975 Hist, XX, Guerra del Viernam, Mapa, 1955-1975 Hist, XX, Viernam, Guerra, Soldados americanos descansando, 1955-1975 Hist, XX, Vietnam, Guerra, Soldados americanos, muertos y heridos, 1955-1975 Hist, XX, Viernam, Guerra, Túneles Vitcong para transprte de tropas y material, 1955-1975 Hist, XX, Vietnam, Guerra, Prisionero del Vietcong, 1955-1975 Hist, XX, Vietnam, Guerra, Bombardeos americanos con Napalm, 1955-1975 Hist, XX, Vietnam, Guerra, Masacre americana de civiles en Mi Lay, 16-3-1968 Hist, XX, Vietnam, Guerra, Bombardeo americano con Napalm en Trang Bang, 8-6-1972 Hist, XX, Vietnam, etapa Prebélica, Quang Duc se incinera en Saigón, 11-3-1963

 

 

      

  1.4. Coexistencia pacífica

 

               A pesar de las tensiones entre los bloques, en Europa, Oriente Próximo y otros puntos del planeta, a partir de 1962 se han dado una serie de pasos para terminar con la Guerra Fría.

 

El proceso se inicia al convencerse ambos que por una parte la guerra nuclear acabaría con los dos contendientes y por otra que el desarrollo y mejora en las condiciones de vida para los pueblos pasa de forma inevitable por la reducción de los gastos en armamento.

 

Se celebran así conversaciones al más alto nivel sobre temas de desarme y control de armamento nuclear. En 1963, los EE.UU., la URSS y Gran Bretaña firman un acuerdo de prohibición de ciertas pruebas nucleares al que se adhieren la mayor parte de los países excepto Francia y China. En 1972 se suscribe otro convenio sobre renuncia al uso de armas tóxicas y biológicas, al tiempo que el presidente americano Nixon y soviético Breznev inician las conversaciones SALT I sobre limitación de armas estratégicas.

 

En 1975 se produce un acontecimiento esencial en el camino hacia la distensión entre los bloques. Nos referimos a la Conferencia de Seguridad y Cooperación Europea en la que participan treinta y cuatro países del Este y Oeste de Europa más EE.UU. y Canadá. El Acta final de la misma, firmada en Helsinki en el mes de agosto, comprende una solemne declaración de salvaguardia de fronteras en Europa, un compromiso de cooperación en aspectos económicos, científicos y culturales, y un compromiso de respeto a los derechos humanos y las libertades por parte de los estados firmantes.

 

En 1979 se firma el SALT II entre Cárter y Breznev que completa el precedente, aunque ese mismo año estas iniciativas sufren un estancamiento debido a la invasión de Afganistán por los soviéticos.

 

No obstante, el último mandato del presidente Rehagan y la llegada al poder de Mijail Gorbachov en la URSS han representado un nuevo impulso en el camino hacia la distensión mundial. Impulso que se acentúa con la desaparición del Pacto de Varsovia a raíz de la caída de los regímenes comunistas europeos (1989/90) en Polonia, Checoslovaquia, Hungría, Rumanía y Bulgaria aprovechando las reformas -Perestroika- que el líder soviético ha emprendido en su país y que inevitablemente afectan a la política internacional.

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

 - Aron, Raymond .- Paz y guerra entre las naciones .- Edt. Revista de Occidente .- Madrid, 1963.

- Benz, W.; Graml, H. .- El Siglo XX. Problemas mundiales entre los dos bloques .- Col. Historia Universal Siglo XXI .- Edt. Siglo XXI en España Editores S.A. .- Madrid, 1982.

- Bianco, Lucien .- Asia contemporánea .- Col. Historia Universal Siglo XXI .- Vol. 33 .- Edt. Siglo XXI en España Editores .- Madrid, 1976.

- Calvocoressi, P. .- Historia política del mundo contemporáneo. De 1945 a nuestros días .- Edt. Akal .- Madrid, 1987.

- Gil Pecharromán, Julio; y otros .- La guerra fría. La OTAN frente al Pacto de Varsovia .- Col. Historia 16. Siglo XX. Historia Universal .- Nº 21 .- Edt. Información y Revistas S.A. .- Madrid, 1984.

- Jover, José María; y otros .- En los umbrales de una nueva edad .- Historia Universal .- Vol. XI .- Edt. Espasa-Calpe .- Madrid, 1968.

- Kissinger, Henry .- Armas nucleares y política internacional .- Edt. Rialp .- Madrid, 1962.

- Martínez Carreras, José U.; y otros .- La independencia árabe. El nacimiento de Israel .- Col. Historia 16. Siglo XX. Historia Universal .- Nº 24 .- Edt. Información y Revistas S.A. .- Madrid, 1985.

- Martínez Carreras, José U.; y otros .- La rebelión de Asia. Independencia de India y Pakistán .- Col. Historia 16. Siglo XX. Historia Universal .- Nº 22 .- Edt. Información y Revistas, S.A. .- Madrid, 1985.

- Morán, Fernando; y otros .- El despertar de Africa. Fin del colonialismo europeo .- Col. Historia 16. Siglo XX. Historia Universal .- Nº 28 .- Edt. Información y Revistas S.A. .- Madrid, 1985.

- Salom, J. .- La guerra fría .- Edt. Planeta .- Barcelona, 1975.

  

 

 

 

TEXTOS

 

 

 

 

 

 

La colonización de Africa: una visión indígena

 

 

            Una vez un elefante hizo un pacto de amistad con el hombre. Un día de tormenta y de mucha lluvia, el elefante -el europeo- solicitó de su amigo que le permitiera meter su trompa, porque era muy delicada, en el interior de la choza. El hombre le dio autorización y, en poco tiempo, el elefante entraba en la casa, echaba al hombre y le enviaba bajo la lluvia. Ante los gritos de protesta del hombre, llegó el rey -el león- y, considerados los disturbios ocasionados en su reino, solicitó que se estudiara el caso por una Comisión real. La Comisión, después de numerosas consultas, llegó al siguiente fallo: el elefante ha cumplido con un deber sagrado al tomarse interés por la casa del alborotador, cuya protesta se ha producido en virtud de que se trataba de una persona subdesarrollada. En resumen, ha sido por el bien del hombre por lo que el elefante ocupó la casa; y como su dueño no ha llegado todavía a un suficiente grado de conocimiento, establecemos el siguiente compromiso: que el elefante se quede donde está y que el hombre busque en otra parte, en plena libertad, un lugar para construir su nueva choza (.....).

 

Fuente: Ruiz García, E. .- El Tercer Mundo .- Pp. 47-48 .- Edt. Alianza Editorial .- Madrid, 1967 .- Incluido por Mª Luisa Alonso y otros en Historia Contemporánea. Orientacio­nes, textos, mapas y documentos .- Edt. Everest, S.A. .- León, 1986.

 

-------------------------

 

 

La noción de africanidad, según Leopoldo Sedar Senghor

 

            Sobre los fundamentos culturales de nuestro destino común (.....) dije, poco más o menos, lo siguiente: fundar una organi­zación común solamente sobre la base del anticolonialismo es darle una base muy frágil. Porque el pasado colonial no nos caracteriza tanto como africanos. Eso es algo que tenemos en común con todos los pueblos de Africa y de América. Eso es el pasado (.....) sobre todo cuando se trata de construir nuestro futuro. Este futuro sólo puede reposar en valores que sean comunes a todos los africanos y que sean, al mismo tiempo, permanentes. Es precisamente al conjunto de estos valores al que yo llamo "africanidad".

 

            Es mi propósito intentar definir estos valores. Son, esencialmen­te, los valores culturales. Pero éstos están condicionados por la geografía, la historia y la etnografía o el etnos, si no la raza. Siempre he definido la "africanidad" como la simbiosis complementaria de los valores del arabismo y de los valores de la negritud.

 

            (.....). Haré un intento para demostrar que la simbiosis por el mestizaje se ha realizado, primeramente, a nivel de raza y de etnos (.....), y trataré de las convergencias que descubrí en las culturas árabes y negroafricanas. Este es el momento para distinguir tres términos que se confunden siempre: "raza", que es la comunidad física; el "pueblo" o el "etnos", que es la comunidad cultural, y la "nación", que es una comunidad política.

 

Fuente: López Cordón, M. y Martínez Carreras, J. .- Análisis y comentario de textos históricos .- Tomo 2 .- P. 391 .- Edt. Alhambra .- Madrid, 1980 .- Incluido por Mª Luisa Alonso y otros en Historia Contemporánea. Orientaciones, textos, mapas y comentarios .- Edt. Everest .-León, 1986.

 

-------------------------

 

 

El fin del dominio blanco en Africa: declaraciones de un colono británico

 

                        Todo europeo que no quiera comprender que, en el mejor de los casos, el futuro sólo nos reserva un papel de consejeros en un muy segundo plano, debe alejarse ahora mismo de Africa. A menudo tengo la impresión de que los blancos que se encuentran en el continente negro están en una situación muy parecida a la de la alta nobleza en Europa hace cincuenta años. La alternativa es adaptación a las nuevas condiciones o condena a una total falta de importancia. Lo único que podemos esperar es un breve período de transición durante el que podamos acostumbrarnos a las nuevas condiciones. Nadie puede creer en serio que la Gran Bretaña, y mucho menos todo el mundo occidental, estén dispuestos a acudir a las armas en defensa de los derechos de una pequeña minoría blanca (aproximadamente 60.000 blancos frente a ocho millones de africanos), manteniendo aquí un gran ejército durante un tiempo imprevisible.

 

Fuente: Zentner, C. .-  Las guerras de la postguerra .- P. 161 .- Edt. Círculo de Lectores .- 1973 .- Incluido por Mª Luisa Alonso y otros en Historia Contemporánea. Orientacio­nes, textos, mapas y comentarios .- Edt. Everest .- León, 1986.

 

 

 

----------------------------------

 


 

Declaración de independencia de Vietnam

 

            Todos los hombres han sido creados iguales .... Su Creador les ha conferido ciertos derechos inalienables, como los de la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad.

 

            (.....).

 

            Estas son verdades innegables.

 

            Sin embargo, durante más de ochenta años, los imperialistas franceses, renegando de sus principios de "libertad, igualdad, fraternidad", ha violado la tierra de nuestros antepasados y han oprimido a nuestros compatriotas. Sus acciones son contrarias al ideal de humanidad y de justicia (.....).

 

            Lo cierto es que nosotros hemos conseguido nuestra independencia no de manos de los franceses, sino de los japoneses. Con la huida de los franceses, la capitulación de los japoneses y la abdica­ción del emperador Bao-Daï, nuestro pueblo ha roto las cadenas que pesaban sobre nosotros desde hacía casi cien años, y ha convertido a nuestro Vietnam en un país independiente. Al mismo tiempo, nuestro pueblo ha derrocado el régimen monárquico, establecido hace decenas de siglos, y fundado la República.

 

            Por estos motivos, Nosotros, Miembros del Gobierno Provisional, representativo de toda la población del Vietnam, declaramos que en lo sucesivo no mantendremos relación con la Francia imperia­lista, aboliremos todos los tratados firmados por Francia respecto al Vietnam, aboliremos los privilegios que los franceses se han arrogado en nuestras tierras. Todo el pueblo de Vietnam, guiado por la misma voluntad, está dispuesto a combatir hasta el fin cualquier tentativa de agresión por parte de los imperia­listas franceses.

 

            Estamos convencidos de que los Aliados, que, en las conferencias de Teherán y San Francisco, ha reconocido el principio de igualdad entre los pueblos, reconocerán la independencia del Vietnam. (.....).

 

            Por tales razones, Nosotros, Miembros del Gobierno Provisional de la República Democrática del Vietnam, proclamamos solemnemente ante el mundo entero: el Vietnam tiene el derecho de ser libre e independiente y, en efecto, es libre e independiente. Todo el pueblo del Vietnam está resuelto a movilizar todas sus fuerzas espirituales y materiales y a sacrificar sus vidas y sus bienes con el propósito de salvaguardar su derecho a la libertad y a la independencia.

 

Fuente: Chesneaux, J. .- Asia oriental en los siglos XIX y XX .- Pp. 99-100 .- Edt. Labor .- Barcelona, 1976 .- Incluido por Mª  Angeles Alonso y otros en Historia Contem­poránea. Orientaciones, textos, mapas y documentos .- Edt. Everest .- León, 1986.

 

 

-------------------------

 

 

Guerra fría. Discurso de Foster Dulles, Secretario de Estado de EE.UU., sobre la necesidad de la OTAN (Abril, 1954).

 

                La amenaza a la que nosotros hacemos frente no es de las que se producen fugazmente. Es una amenaza que puede durar mucho tiempo. (.....). El grupo de las naciones sometidas a la dominación soviética (.....) constituye un vasto y compacto territorio en el que la población se eleva a 800 millones de habitantes (.....). Su posición estratégica hace al bloque soviético capaz de utilizar con fines ofensivos las rutas del Artico, lo que sitúa nuestras regiones industriales al alcance de un ataque súbito.

 

            La amenaza que evocamos no es sólo de orden militar. La Interna­cional Comunista pone a disposición de los dirigentes soviéticos una red política que se extiende por el mundo entero. Esta red comprende un número considerable de agitadores entrenados y apoyados por una poderosa organización de propaganda. Ha sido concebida (dicha organización) para explotar el descontento bajo todas sus formas, ya se trate de aquella que se opone al colonia­lismo o de la que surge de las malas condiciones económicas.

 

            No es fácil poner a punto una política que se pueda oponer a un peligro tan centralizado, tan vasto, tan variado y tan sostenido (.....). Nosotros hemos abandonado la idea de defendernos "casa por casa". Por el contrario, hemos colocado nuestra esperanza en la combinación de dos principios: la creación de una fuerza que será obra de todos los miembros de nuestra comunidad y la utilización de esta fuerza para desalentar toda agresión por resultar tan costosa como posible por parte del eventual agresor. Para las naciones libres, la piedra angular de la seguridad debe ser un sistema colectivo de defensa (.....): La OTAN constituye la mejor expresión de esta idea (.....).

 

Fuente: Limouzin, P. .- Textes et documents d'histoire .- P. 92 .- Edt. Hachette .- París, 1976 .- Incluido por Mª Luisa Alonso y otros en Historia Contemporánea. Orientaciones, textos, mapas y documentos .- Edt. Everest .- León, 1986.

 

-------------------------

 

 

 

Creación del Pacto de Varsovia

  

La Partes Contratantes

 

                Reafirmando su aspiración de crear un sistema de seguridad colectiva en Europa, basado en la participación de todos los Estados europeos, con independencia de su régimen social y político, que les permitiría unir sus esfuerzos en el interés de asegurar la paz en Europa;

 

                Teniendo en cuenta, a la vez, la situación creada en Europa por la ratificación de los acuerdos de París, que prevén la formación de un nuevo grupo militar bajo la forma de "Unión Occidental", con participación de una Alemania Occidental remilitarizada y con su integración en el bloque nordatlántico, lo cual aumenta el peligro de una nueva guerra y crea una amenaza a la seguridad nacional de los Estados amantes de la paz;

 

                (.....).

 

                Han resuelto concluir el presente Tratado de Amistad, Cooperación y Asistencia Mutua, y con tal propósito han nombrado sus Plenipotenciarios:

 

                Quienes, después de haber presentado sus plenos poderes y hallarlos en buena y debida forma,

 

                Han convenido en lo siguiente:

 

                Art. 1. Las Partes contratantes se comprometen, conforme a la Carta de las Naciones Unidas, a abstenerse en sus relaciones internacionales de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza y arreglar sus controversias internacionales por medios pacíficos de tal manera que no se pongan en peligro la paz y la seguridad internacionales.

 

                Art. 3. Las Partes Contratantes se consultarán mutuamente sobre todas las cuestiones internacionales importantes que afecten a sus intereses comunes, con miras al fortalecimiento de la paz y seguridad internacionales.

 

            Las Partes Contratantes se consultarán inmediatamente cada vez que, en opinión de una de ellas, surja una amenaza de ataque armado contra uno o varios Estados Partes en el Tratado, a fin de proveer para la defensa colectiva y de mantener la paz y seguridad.

 

                Art. 4. En cada caso de ataque armado contra uno o varios de los Estados Partes en el Tratado, por cualquier Estado o grupo de Estados, cada Estado Parte en el Tratado, en el ejercicio de su derecho de legítima defensa individual o colectiva, conforme al artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas, prestará al Estado o Estados víctimas de tal ataque una inmediata asistencia, individual o por acuerdo con los otros Estados Partes en el  Tratado, por todos los medios que considere necesarios incluso el uso de la fuerza armada. (.....).

 

                Art. 5. Las Partes Contratantes han convenido en crear un Mando Unificado de las fuerzas armadas que se colocarán por acuerdo entre aquéllas bajo sus órdenes, actuando sobre la base de principios establecidos de común acuerdo. (.....).

 

            Varsovia, 4 de mayo de 1955

 

 

Fuente: Mª Luisa Alonso y otros .- Historia Contemporánea. Orientaciones, textos, mapas y documentos .- Pp. 716-717 .- Edt. Everest .- León, 1986.

 

 

-------------------------

 

 

 

 

 

9. DE LA CRISIS DEL PETRÓLEO A FIN DE SIGLO (1973-1991)

 

 

 

 

 

I. CRISIS ECONÓMICA DE 1973. CRISIS DEL PETRÓLEO

 

            Después de la última gran guerra Europa, Japón, Australia, Canadá y EE.UU. van a conocer una etapa de prosperidad económica sin precedentes. El punto álgido de la misma se alcanza durante los años 60. Todo parecía indicar que era posible el crecimiento económico ininterrumpido en el seno del capitalismo. La prosperidad en esas áreas del planeta se basaba en la fluidez de los intercambios comerciales mutuos y en el bajo costo de materias primas y fuentes de energía -petróleo- importadas del Tercer Mundo al que, a su vez, se venden productos manufacturados a elevado precio. El desequilibrio, por tanto, en la balanza comercial entre el Primer y Tercer Mundo es cada vez mayor. La deuda externa y el empobrecimiento de éste último adquieren enormes proporciones.

 

 

 

Hist, XX, Crisis económica, Crisis del Petróleo, Plataformas petrolíferas, Mar del Norte 1973

 

 

Así las cosas, la Guerra árabe-israelí de 1973 encarece bruscamente los precios del petróleo. Ese mismo año, por primera vez, las tasas de inflación -relación precios y salarios- en EE.UU. alcanza el 10% anual. Igual ocurre, y aún en mayores proporciones, en el resto de los países desarrollados. Para solucionar el problema los respectivos gobiernos recurren a dos expedientes: restringir la demanda interna disminuyendo el dinero en circula­ción  y devaluar la moneda para facilitar las exportaciones.

 

La consecuencia inmediata, en un mundo de economías cada vez más interdependientes, es la crisis de la demanda y comercio interna­cionales, el cierre de empresas, la aparición del fantasma del paro y las convulsiones políticas.

 

No obstante, merece la pena resaltar que el aumento de los precios del petróleo no fue la causa principal del problema, sino el hecho de que la espiral inflacionista permanecía larvada en esas naciones desde hacía años -viven por encima de sus posibilidades- y que, premeditadamente, las diversas administraciones la ocultaban depreciando la moneda, en tanto el dólar, como patrón e instrumento de cambio internacional, se mantenía elevado artificiosamente. De esa forma EE.UU., primera potencia económica mundial, ve crecer de forma espectacular su déficit comercial en favor de Europa, y contempla como disminuye la productividad de sus empresas que están en crisis permanente.

 

A pesar de todo la experiencia acumulada en el crask de 1929 lleva a los gobiernos a tomar medidas adecuadas para resolver la situación o al menos paliarla. De ahí que se recurra, en los países más poderosos, a una política de acuerdos que evite la tentación de incurrir en medidas proteccionistas. Las reunio­nes entre ellos serán a partir de entonces periódicas, principalmente entre los llamados cinco grandes: EE.UU., Japón, Francia, Alemania y Reino Unido.

 

De esta manera la crisis se verá atenuada, aunque no desaparece en su totalidad, como demuestran la bajada de la inflación a límites tolerables, el aumento de la demanda, la nueva competitividad de las empresas que se habían visto obligadas a reconvertirse, y la revitalización del comercio internacional. Todo ello durante la década de los años 80.

 

Pero todavía el futuro se presenta con claras incertidumbres: el problema del paro laboral se ha hecho crónico, aunque mitigado por los seguros de desempleo y sistemas de seguridad social públicos y privados característicos de los países desarrollados, mientras el endeudamiento y pobreza de los subdesarrolla­dos se acentúa constantemente. Es ahí donde se ha de buscar la causa de las hambrunas, inestabilidad social y política, guerras civiles y terrorismo que padecen amplias regiones como Iberoamérica, Africa y Oriente.

 

La solución definitiva a todos estos problemas pasa inevitablemente por la creación de un nuevo orden económico internacional que redistribuya la riqueza y permita a la quinta parte de la población del mundo, ahora en la indigencia, acceder a mayores niveles de consumo como base de una nueva etapa de bienestar general y mayores cotas de justicia social que impidan la inestabilidad característica del siglo que está a punto de concluir.

 

 

 

 II. LA "PERESTROIKA" Y EL DERRUMBAMIENTO DEL BLOQUE SOVIETICO

 

 

Rusia, Cronología general

 

 

 

            1. De Breznev a Gorbachov.

 

 

                  1.1. El inmovilismo en política interior

 

 

                   Cuando en 1964 el Jefe del Estado soviético, Nikita S. Kruschev, tras llevar a cabo la desestalinización de la URSS dimite por las presiones que se ejercen contra él, Leonidas Breznev es nombrado Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista, iniciándose una etapa denominada de socialismo real que cierra el relativo apertu­rismo político de la anterior.

 

Se restaurará la autoridad centralizadora del Partido, la planificación económica, la perpetuación de los máximos responsa­bles en sus cargos políticos y la coexistencia pacífica en política exterior.

 

A pesar de un cierto reformismo en materia económica que trata de compatibilizar la planificación socialista con una relativa libertad de mercado así como la mayor autonomía de las empresas el crecimiento de los sectores industrial y agrario no deja de disminuir debido a la indiferencia hacia el trabajo, el absentis­mo, la mala gestión y la baja calidad de los productos.

 

Por añadidura a las malas perspectivas económicas que frustran a los ciudadanos soviéticos haciéndoles caer en la pasividad y desconfianza hacia sus dirigentes, se une la parálisis del sistema debido a su burocratización y por tanto a la ralentiza­ción económica e incluso al despilfarro.

 

De ahí que cuando Breznev muere en 1982 es evidente la necesidad de un cambio político que enderece la situación y que desde algunos centros de poder parece anunciarse.

 

 

                  1.2. La Constitución de 1977

 

 

                         Esta constitución adquiere especial relieve porque todavía permanece en vigor en la URSS condicionando su evolución hacia formas políticas y económicas basadas en la libertad individual y colectiva.

 

Aunque aparentemente su texto represente una liberalización del régimen -en el pueblo reside todo el poder de la URSS- en la práctica el Partido Comunista sigue suplantando la soberanía nacional. Sus miembros que sólo representan el 10% de la pobla­ción controlan los resortes del poder, estando, a su vez, supeditados a la voluntad del Secretario General del PCUS que también es el Jefe del Estado.

 

El buen ciudadano soviético es, según la ley constitucional,  el que trabaja para sí y para el bien común, es disciplinado, y su adhesión al sistema total. Todo el que no trabaja en pro de la construcción de la sociedad socialista debe ser perseguido y condenado, por lo que la Unión Soviética termina por convertir­se en un Estado policiaco donde cualquier brote de libertad es inmediatamente reprimido. De la cerrazón del régimen da idea las persecuciones de que son objeto cuantos muestran el más mínimo desacuerdo o disidencia ideológica o práctica ante tal estado de cosas. Existen múltiples ejemplos de ello como pueden ser los casos del escritor Solzhenitsin, el músico Rostropovitch o el físico Sajarov.

 

 

            2. Las reformas de Gorvachov

 

                Entre 1982, muerte de Breznev, y marzo de 1985 en que accede al poder Mijail Gorbachov, se suceden en la jefatura del Estado Konstantin Chernenko y Yuri Andropov cuyo breve mandato -mueren también ambos al poco tiempo- constituye un simple paréntesis en la historia de la URRS. Gorbachov va a heredar una situación caótica desde el punto de vista económico y político. El sistema comunista de la Unión Soviética se encontraba en plena descomposición tras diez años en que los dirigentes habían evitado emprender cualquier reforma para mejorar el estado de cosas y evitar las convulsiones que posteriormente se han producido.

 

 

 

Hist, XX, Gorbachov, Mihail, Rusia

 

Las reformas o perestroika de Gorbachov se van a orientar, como era previsible, hacia el terreno económico, político e internacional.

 

 

                  2.1. La reforma económica

 

                         El problema económico es, sin duda, el más grave que ha tenido que afrontar. Se acentúa además por cuanto no existía ningún precedente que pudiera orientar el paso de una economía planifi­cada comunista a otra de mercado capitalista. Por todo la economía soviética se sume en una crisis cada vez más aguda. La producción, después de cinco años, ha experimentado un retroceso significativo -1%-, muy importante si se tiene en cuenta los bajos niveles de la etapa anterior. La desindustriali­zación es intensa y los programas de modernización emprendidos están casi paralizados. Por añadidura el exceso de dinero en circulación que se aproxima a los 350.000 millones de rublos, no encuentra oferta de bienes y servicios en que emplearse: almacenes y tiendas vacíos, algunos productos básicos racionados como el azúcar, la mantequilla y el jabón, largas colas de ciudadanos para obtenerles, etc .... Realmente aunque la producción agraria ha disminuido en lo últimos años, también es cierto que los koljoses se reservan e incluso especulan con buena parte de la misma que prefieren colocar en el mercado negro para obtener mayores beneficios. A todas estas dificultades se une el que, como consecuencia del desorden general, las redes de intercambio comercial están destruidas o funcionan deficientemente incrementando las dificul­tades de abastecimiento.

 

La población ha terminado por no creer en las propuestas económicas de sus dirigentes. Existe el convencimiento de que la mayor parte de los resortes de la economía escapan al control del Gobierno que se encuentra incapaz de establecer un proyecto coherente que cuente con posibilidades prácticas para su realización.

 

 

                  2.2. Las reformas políticas

 

                       El cambio político, que tenía como objetivo acabar con las graves deformaciones anteriores y la estatificación desmesurada de la vida social, abordará los siguiente problemas: el reconocimiento de las libertades políticas, el restablecimien­to del poder legislativo de los soviets, la democratización de las estructuras estatales, la preeminencia de la ley y la justicia sobre los poderes fácticos del Partido Comunista, las separación de funciones entre el Estado y dicho Partido, final­mente el reconocimiento de los derechos nacionales de los pueblos que integran la URSS.

 

En materia de derechos humanos se produce la libera­ción de presos políticos y la posibilidad de regreso de exiliados -Andrei Sajarov en 1986- y desterrados, el ejercicio del derecho de huelga, antes impensable, represen­tado por las que han llevado a cabo los mineros del carbón en los Urales, y el derecho a la libertad de pensamiento y expresión que se traduce en la llamada glasnost -transparencia-, término acuñado a partir de la revista independiente del mismo nombre que aparece en Moscú el 3 de julio de 1987.

 

El cambio político culmina con la reforma del artículo 127 de la Constitución de 1977, vigente, donde ahora se establece la unión de la Jefatura del Estado y la Presidencia del Gobierno en una sola persona. También se abre el camino al pluripar­tidismo por lo que el Partido Comunista se verá obligado a competir con otras fuerzas en elecciones libres.

 

Sin embargo se han cometido errores importantes que impiden la llegada del régimen democrático en sentido estricto. El primero ha consistido en creer que el Partido Comunista aceptaría sin más el establecimiento de las libertades y el pluripartidismo; el segundo ha sido el mantener en puestos claves del Estado a antiguos dirigentes que realmente no desean las reformas; el tercero, no convocar elecciones a Asamblea Constituyente que dotara al país de una ley básica auténticamente democrática que sustituyera a la anterior. Todo ello posibilita que, a pesar de la concentración de poderes en Gorbachov, en la práctica su capacidad de acción es escasa: está muy condicionado por los  fácticos del ejército y el aparato del Gobierno, donde la presencia de miembros del PCUS es todavía muy importante.

 

 

                  2.3. Crisis de la estructura del Estado

 

                        La URSS heredó de la época zarista un inmenso imperio  que abarcaba toda Siberia, buena parte del Asia Central y Occidental más la Rusia Europea. La existencia en el mismo de multitud de razas y naciones determinó en su día que el Estado se constituyera en una Unión Repúblicas cuyo único vínculo de unión era el sistema comunista que impone un férreo centralismo político en manos del gobierno de Moscú para evitar la disgregación.

 

Pero en un momento como éste, de crisis en el poder central, las diversas repúblicas han tendido a separarse de la Unión, hecho esgrimido por los enemigos de las reformas para debilitar la figura de Gorbachov. Desde 1988 se han formado frentes populares en Lituania, Estonia y Letonia que exigen desvincularse de la URSS, evocando, en este caso, su forzada incorporación en 1940 en virtud del pacto germánico-soviético. Estos tres países conseguirán finalmente sus propósitos constituyendo hoy en día repúblicas independientes.

 

En el resto de la Unión Soviética se han producido situaciones parecidas. Gorbachov, consciente del problema nacionalista, trató de calmar los ánimos ofreciendo un Tratado de la Unión donde se establecen nuevas relaciones entre repúblicas soberanas. Aunque el intento fue difícil, cristalizará en la creación de la Comunidad de Estados Independientes -CEI- sujeta, a pesar de ello, a constantes tensiones separatistas.

 

CEI o Comunidad de Estados Independientes 1991

 

 

 

 

La complejidad de todos estos problemas ha llevado a los máximos responsables políticos a presentar ante el Congreso la Ley sobre los Organos de Poder del Estado, en el marco de la Constitución de 1977, y que fue aprobada el día 5 de septiembre de 1991. La nueva Ley establece un sistema en el que el poder legislativo se divide en dos cámaras de representantes, el Sóviet de la Unión y el Sóviet de las Repúblicas: ambas constituyen Sóviet Supremo. El de la Unión y el de las Repúblicas, al margen de sus competencias específicas, por decisión conjunta presentan enmiendas a la Constitución, aceptan la adhesión de nuevos Estados, controlan en parte las decisiones del Presidente de la URSS en materia de política interior y exterior, declaran la guerra y firman la paz.

 

El Consejo de Estado, que elige de entre sus miembros al Presidente de la Unión quien ha de ser ratificado en el plazo de tres días por el Sóviet Supremo, conforma el poder ejecutivo cuyas decisiones son de obligado cumplimiento. El Consejo de Estado está compuesto por los Presidentes de las distintas Repúblicas que constituyen la Unión y el propio Presidente que, como se ha dicho, se elige de entre sus miembros.

 

Como órgano de poder intermedio y moderador en materia económica entre los poderes legislativo y ejecutivo se constituye el Consejo Económico Interrepublicano que también rinde cuentas ante le Presidente de la República, el Consejo de Estado y Sóviet Supremo.

 

 

                          

PODERES

PODER EJECUTIVO                PODER LEGISLATIVO

                                     Presidente de la Unión 

                                                                                                                            Soviet de las  Repúblicas

Consejo de Estado                                       Soviet Supremo

                                                                                                                           Soviet de la Unión

                                                                                                                                                                                                                                                     Consejo                                                                                                                                                                           Económico Interrepublicano

                                       (Rinde cuentas ante los presidentes de los Soviets y del Consejo de Estado y modera sus diferencias)

 

 

 

 

PODER JUDICIAL

                               De Jurisdicción General (Municipal, Regional) y Tribunal Supremo

 TRIBUNALES     De Arbitraje y Superior de Arbitraje

                                 Constitucional 

 

 

 

 

JUECES (Elegidos por la Cámara Alta de la Asamblea Federal, es decir, por el Consejo de la Federación)

 

 

 

                                             

          

 

 

 

                                                        

                                                                                   

 

                                                                                                                                                          

 

 

 

 

              

 

              2.4. Política exterior

        

                       La política exterior que emprende Gorbachov va a estar íntimamente relacionada con los acontecimientos y dificultades que internamente padece la URSS. Considera que su reconstrucción se hace del todo imposible sin los recursos económicos destinados hasta ahora a la carrera armamentística que mantiene con Occidente.

 

De ahí sus intentos de aproximación a los EE.UU y Europa Occiden­tal en el sentido de acabar definitivamente con el último episodio de la Guerra Fría, esto es, la etapa de coexistencia pacífica entre los dos bloques militares, que culmina con la desaparición del Pacto de Varsovia tras la firma del acuerdo, en Budapest, para su disolución el 25 de febrero de 1991, acuerdo que entrará en vigor el y de abril de ese mismo año.

Pero la desaparición del Pacto de Varsovia no suponía en sí misma la del peligro del ingente arsenal nuclear en manos, sobre todo, de la URSS y los EE.UU y sus aliados occidentales. Por ello Gorbachov va a tomar una serie de iniciativas tendentes a su desmantelamiento y destrucción, previo acuerdo con la administra­ción norteamericana. Así entre 1985 y 1989 se contemplan de forma lenta pero ininterrumpida los siguientes acontecimientos relacio­nados con esta cuestión:

 

 

* Visita de Gorbachov a París del 2 al 5 de octubre de 1985 y pro­puesta de reducción nuclear en Europa y desmante­la­miento unilateral de los cohetes SS-20.

* Cumbre de Ginebra del 19 al 21 de noviembre de 1985 entre Ronald Rehagan y Mijail Gorbachov que supone una primera toma de contacto directo entre los líderes de ambas potencias.

* Prórroga unilateral de pruebas nucleares anunciada por Gorbachov el 15 de enero de 1986.

* Cumbre de Reykjavik (Islandia) del 11 al 13 de octubre de 1986, de nuevo entre Rehagan y Gorbachov en la que éste último propone la supresión del 50% de armas estratégicas nucleares y la total eliminación de los misiles de alcance intermedio -INF- en Europa a cambio de que EE.UU. renuncie a la llamada Guerra de las Galaxias.

* Cumbre de Washington del 7 al 10 de diciembre 1987 donde ambos mandatarios acuerdan definitivamente eliminar los misiles de alcance intermedio en Europa.

* Cumbre de Moscú del 29 mayo al  1 junio de 1988 entre los mismos dirigentes que consolida los logros anteriores y anuncia la continuidad en las buenas relaciones bilaterales.

* La URSS anuncia la reducción unilateral de cohetes nucleares de corto alcance el 11 de mayo de 1989).

* Cumbre de Malta el 2 de diciembre de 1989, de carácter protocolario. Será el último contacto de Rehagan con el mandatario soviético como consecuencia del proceso electoral americano.

 

 

Tales acontecimientos incrementan en el exterior el prestigio de Gorbachov, que es bien recibido en sus visitas a los países occidentales. Cosa distinta ocurre en el interior de la URSS donde la crisis económica azota a una población que desconfía de unos dirigentes que, provenientes del antiguo aparato del Partido, la han conducido a tan lamentable estado.

 

 

            3. El derrumbamiento del bloque soviético en Europa

 

 

                Entre 1985 y 1991 la URSS va a perder su influencia sobre los estados europeos que junto a ella constituían lo que se conocía como bloque soviético. Podemos inscribir este fenómeno en la cadena de movimientos e insurrecciones que se han sucedido en los países de la Europa del Este contra la dominación soviética: insurrección húngara de octubre-noviembre de 1956, Primavera de Praga en 1968, huelgas de Rumanía en 1977. Todos ellos habían sido sofocados por los propios gobiernos comunistas o mediante la intervención militar de tropas del Pacto de Varsovia llamadas por éstos últimos cuando se sentían débiles para atajar las sublevaciones populares.

 

En los años ochenta los movimientos de resistencia se van a iniciar en Polonia, para extenderse al restos de los países comunistas -República Democrática Alemana, Checos­lovaquia, Hungría, Rumanía, Bulgaria- que uno a uno, excepto Albania, accederán a regímenes más o menos democráticos. Además las repúblicas de Estonia, Letonia y Lituania, incluidas en la Unión Soviética tras su anexión en 1940 previo acuerdo entre Hitler y Stalin, acceden a la independencia.

 

 

                  3.1. El sindicato Solidaridad en Polonia y cambio de régimen político

 

 

                         El sindicato Solidaridad, verdadero conductor del proceso, se creó inicialmente como una organización exclusivamen­te reivindicativa de trabajadores. Pero enseguida va a aglutinar al conjunto de la oposición política al régimen comunista integrada por los propios trabajadores de la industria y campesi­nos, estudiantes, intelectuales, profesionales y, sobre todo, la Iglesia Católica que jugará un papel decisivo en todo este fenómeno. Tiene como líder indiscutible y carismático a Lech Walesa.

 

El acontecimiento más importante que hasta este momento ha protagonizado fue la huelga general del verano de 1980, mediante la que consigue del gobierno el reconocimiento a los trabajadores del derecho a organizarse en sindicatos independientes al margen del Partido Comunista Polaco, el derecho de acceso a los medios de comunicación y la facultad de intervenir en la elaboración de los planes económicos.

 

A partir de ese momento la presión popular tiene como consecuencia importante la llegada a la Jefatura del Estado -noviembre de 1985- el general Wojciech Jaruzelski quien propicia el diálogo entre el poder y el Sindicato. En el camino de apertura, al año siguiente, el Parlamento aprueba una Ley de Amnistía y meses después el derecho a la libre empresa que anuncian el camino irreversible hacia la democratiza­ción del país, hecho que se ve reforzado por la legalización de Solidaridad el 17 de abril de 1989.

 

En efecto, convocadas elecciones legislativas por sufragio universal, aunque dentro del marco de un pacto político entre el régimen comunista y la oposición agrupada en torno a Solidari­dad, el 4 de junio de 1989 el Sindicato obtiene una victoria aplastante frente al Partido Obrero Unificado de Polonia , que no es otro que el Partido Comunista. En el mes de julio será designado Tadeusz Mazowiecki como Primer Ministro que forma gobierno en el que doce ministros siguen las consignas de Solidaridad.

 

Sin embargo, fue el 27 de mayo de 1990, con motivo de las elecciones municipales, cuando Polonia celebró las primeras libres en cincuenta y dos años. Finalmente el 9 de diciembre de 1990 Lech Walesa es elegido Presidente de la República. La caída del régimen comunista que ha controlado el país durante más de cuarenta años y la implantación del democrático se ha consumado, aunque el futuro del país es incierto dada la aguda crisis económica que soporta.

 

 

                  3.2. La caída del muro de Berlín: fin de la RDA y reunificación

 

                         Después de la II Guerra Mundial, la construcción y desmantelamiento del Muro de Berlín constituye sin duda el ejemplo, simbólico, más claro del inicio y el fin de la etapa de enfrentamiento entre los dos bloques militares y políticos, el Occidental liderado por los EE.UU. y el Oriental bajo control de la URSS.

 

El enfrentamiento se traduce en la división de Alemania en dos repúblicas diferentes -RFA, de régimen liberal capitalista, y la RDA, comunista- en 1948 y 1949. El muro de Berlín será levantado, el 13 de agosto de 1961, por las autorida­des de la Repúbli­ca Democrática Alemana para obligar a que el tránsito entre ambas zonas de la ciudad pase a través de los puestos de control establecidos por el gobierno de la RDA y evitar el constante trasiego de ciudada­nos de ésta última al Berlín Occidental. La separación definitiva de la ciudad se consagra cuando el 3 de septiembre de 1971 EE.UU., Francia, Reino Unido y la URSS firman un acuerdo en ese sentido.

 

 

Sin embargo el sentimiento nacionalista de los alemanes en ambos estados, de los que la República Federal se ha convertido en la cuarta potencia económica mundial durante los años 60-70, alienta la esperanza de la reunificación. Así, a pesar de la división impuesta por las cuatro potencias, pronto se advierten síntomas de acercamiento aunque son numerosos los muertos que producen los guardias fronterizos de la RDA entre los ciudadanos que pretenden atravesar el muro hacia Occidente. A ello responde el acuerdo de 25 de abril de 1974 entre las dos Alemanias sobre sanidad: derecho a medicina gratuita para los alemanes de ambos estados residentes en el otro territorio.

 

La llegada de Gorbachov al poder en la URRS , y por tanto el cambio de rumbo político y económico, alienta a las poblaciones de los países comunistas del Este europeo a exigir a sus propias autoridades el inicio del camino hacia las libertades. En el caso alemán se presionará también por la unificación. En este sentido el 4 de noviembre de 1989 se celebra una gran concentración en el Berlín Este para exigir reformas políticas en favor de la democratización de las estructuras del Estado.

 

 

 

A partir de este momento los acontecimientos se precipitan dada la favorable coyuntura internacional:

 

* 8 de noviembre de 1989. En Alemania del Este se elige un nuevo buró político. Hans Modrow es nombrado primer ministro y el Partido Comunista acepta la celebración de elecciones libres.

* 9 de noviembre de 1989. Apertura de fronteras entre las dos Alemanias e inicio de la destrucción del muro berlinés que se completará en los días siguientes.

* 19 de diciembre de 1989. Visita oficial del canciller de la RFA, Helmut Kohl, a la RDA. Los responsables de ambos países se pronuncian por una comunidad contractual entre ambos Estados.

* Tres días después Kohl y Modrow cruzan juntos la histórica Puerta de Brandeburgo.

* 24 de diciembre de 1989. Se instaura la libre circula­ción entre ambas Alemanias.

* 2 de octubre de 1990. Acto de unificación en Berlín.

* 30 de octubre de 1990. Desaparición oficial de la República Democrática Alemana.

* 2 de diciembre de 1990. Elecciones generales en la Alemania unificada y triunfo de la coalición demócrata -liberal, encabezada por Kohl y Genscher.

 

 

Pero, tras la euforia inicial de la unificación, los tres primeros años de la nueva Alemania no han sido fáciles y las dificultades que comporta a la República Federal la asimilación de más de treinta millones de personas procedentes del antiguo Estado comunista, cada vez son mayores. En efecto habituados a un sistema de pleno empleo -aunque fuese a costa de bajos salarios y escaso nivel de vida- y poca productividad en el trabajo su adaptación a la economía de mercado es lenta y costosa. El paro, muy extendido, y las exiguas posibilidades de beneficiarse de las ventajas de una sociedad de consumo que habían mitificado han generado entre ellos la decepción y el desaliento. Por otra parte, sus compa­trio­tas de los lands occidentales se quejan de la carga económi­ca, por vía de impuestos, que supone mantener a buena parte de esa población mediante subsidios. Las quejas y descontento de unos y otros han hecho acto de presencia por lo que el largo camino hacia la normaliza­ción económica y social se presenta muy problemático.

 

 

                  3.3. La transición democrática en Hungría y Checoslovaquia

 

                    Hungría ha experimentado una evolución similar a la del resto de los países del Este europeo en los cincuenta últimos años. Instalado el régimen comunista después de la última gran guerra, las fuerzas democráticas pronto intentarán modificar la situación. El acontecimiento más importante en este sentido se produce el 23 de octubre de 1956, conocido por el levantamiento de Budapest. El movimiento protagonizado al principio por sindicalistas y universitarios reclama mejores condiciones de vida, libertad de prensa, retirada de las tropas soviéticas y supresión de la pena de muerte. El levantamiento triunfa inicial­mente y se nombra un gobierno, dirigido por Nagy, con políticos liberales, socialdemócratas e independientes. Los anteriores dirigentes comunistas llaman en su ayuda al ejército soviético que aplasta la rebelión y reprime duramente a los insurrectos. Más de 100.000 húngaros tienen que abandonar el país y dirigirse hacia Occidente.

 

La segunda oleada revolucionaria se produce también al calor de los vientos liberalizadores de la Perestroika en la URSS. En 1988 las reclamaciones por la libertad acompañadas de movilizaciones ciudadanas ponen a las autoridades comunistas a la defensiva, viéndose obligadas dejar paso a las reformas. El 21 de febrero de 1989 el PSOH -Partido Socialista Obrero Húngaro- renuncia a tener el monopolio de la dirección de la sociedad y del Estado, para ocho meses después, el 7 de octubre, abandonar su condición comunista convirtiéndose en el PSH, aprobar la abolición de su estructura interna y elaborar un programa que propugna la democracia pluralista, el Estado de Derecho y la economía de mercado.

 

El día 20 de ese mismo mes el Parlamento aprueba la Ley de Funcionamiento de Partidos Políticos y la nueva Ley Electoral. Dos días más tarde se proclama la República Democrática de Hungría y  el fin del régimen socialista. La normalización total del proceso se lleva a cabo tras las elecciones legislativas y libres celebradas el 25 de marzo y 8 de abril de 1990 que dieron el triunfo a Forum Democrático -MDF- que forma un gobierno de centro-derecha.

 

Checoslovaquia vivirá en 1968 acontecimientos cuyo desenlace es parecido al de Hungría en 1956. En este caso el Partido Comunista checo se alía con el pueblo en la petición de reformas. Se elige a Alexander Dubcek como Secretario General del mismo y a partir de ese instante comienza la llamada Primavera de Praga que no es sino un período de apertura y liberalización. La situación se radicaliza durante el mes de agosto exigiéndose, entre otras cosas, la retirada del ejército soviético. Todo ello, como en Hungría, determina la intervención y ocupación militar por las tropas del Pacto de Varsovia el día 21 del mismo mes. Las depura­ciones hacen volver al país a la etapa anterior a la elección de Alejandro Dubcek, a quien se destierra.

 

También aquí, en 1987, aprovechando los acontecimientos en la URSS se inicia el movimiento liberalizador. Presionado por la población y agrupaciones políticas democráticas el 19 de enero de ese año el presidente Gustav Jusak anuncia el proceso reforma­dor. A pesar de que en diciembre es sustituido por los partida­rios del continuismo como Secretario General del Partido Comunis­ta Checo, el gran fenómeno de 1988 fue la pérdida del miedo de amplios sectores sociales, especialmente de la juventud, a manifestar pública y masivamente su insatisfacción con el dogmatismo, el inmovilismo y la situación económica en decadencia pese al triunfalismo oficial. El 20 de agosto se producía en Praga la mayor manifestación habida en Checoslovaquia desde 1969. Nuevas manifestaciones en octubre demostraron que la represión y resignación instauradas tras la invasión soviética habían tocado a su fin.

 

En 24 de noviembre de 1989 el líder del Partido, Milos Jakes, tiene que dimitir eligiéndose presidente provisional del país al líder de la disidencia Vaclav Havel y al rescatado del ostracismo Alexander Dubcek como presidente del Parlamento checo. Las elecciones generales que se celebraron el 8 de junio de 1990 triunfa el Foro Cívico integrado por demócratas y Havel es ratificado como Presidente de la República.

 

Pasado este primer momento de acceso a las libertades las dificultades y desigualdades económica -el norte, de predominio checo, más desarrollado y el sur, eslovaco, agrícola y con inferior nivel de vida- y las rivalidades étnicas han provocado la división del territorio en dos repúblicas independientes. En efecto, en nuevas elecciones celebradas el 5 y 6 de junio de 1992, los nacionalistas eslovacos obtienen la victoria en su territorios pactando seguidamente con los checos del norte la separación. Esta escisión se materializa de forma oficial el 1 de enero de 1993 dando lugar a la República Checa, con capital en Praga, y República Eslovaca, con capital en Bratislava.

 

 

 

 

 IV. EL PROCESO DE UNIDAD EUROPEA

 

 

                1. Creación del M. C.: Tratado de Roma. Aparición de y ampliación. La U. E.

 

 

 

Hist, XX, Mercado Común Europeo, Tratado de Roma, 25-marzo, 1957 Hist, XX, Mercado Común, Tratado de Roma, 25-3-1957

 

 

 

Hist XX Europa Mercado Común 1973

 

 

Hist, XX, Unión Europea, creación, Tratado de la Unión, Maastricht, Holanda 1992 Hist, XX, Unión Europea, Constitución, octubre 2004

 

 

 

Hist, XX, Unión Europea, mapa,  2004

 

 

 

            Terminada la I Guerra Mundial se inicia el camino hacia la creación de grandes unidades políticas a nivel continental y mundial que permitan dar soluciones globales a los grandes problemas de la humanidad en un mundo cada vez más conflictivo y en el que la interdependencia económica y política entre los estados se acentúa paulatinamente. Este es el sentido que tiene la creación de la Sociedad de las Naciones en 1919.

 

Pero será a partir de la conclusión de la II Guerra Mundial cuando esta tendencia se revitaliza dando lugar a la aparición de grandes unidades económicas, políticas y militares entre las que destaca la creación de la Comunidad Económica Europea. Esta Comunidad surge tras el desastre bélico que ha destruido buena parte de la estructura economía de Europa, y con el estímulo de la ayuda americana, a través de la ERP –Programa de Reconstrucción de Europa- para cuya adminis­tración se crea al Organización Europea de Cooperación Económica (OECE). Junto a la CEE los mismos estados crean la Comunidad Europea de la Energía Atómica (EURATOM).

 

Se trataba desde un principio de conformar una entidad suprana­cional con personalidad propia y misión de formar un mercado común de libre circulación de mercancías y trabajadores, que en el futuro se completaría con la unidad política. En último término se pretende crear los Estados Unidos de Europa, integrados por los países del área capitalista occidental. Su antecedente más inmediato hay que buscarlo en la existencia previa de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), 1951, que integran Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Francia,  Alemania e Italia. Pero hasta el 25 de marzo de 1957 no se firma el Acta Unica o Tratado de Roma que entra en vigor en 1959 y que funda realmente la CEE, también llamada Mercado Común o Europa de los Seis. España quedará excluida por tener un régimen político -general Franco- no democrático. 

 

En 2007, tras la caída del comunismo en la Europa del Este. ya integran la Unión 27 países a los que hay que añadir la Región Ultraperiférica de Mayotte. He aquí el calendario del proceso:

 

Hist, XX, Calendario Europeo de integración, 1957-2004

 

             2. Instituciones políticas

 

               Las instituciones políticas comunitarias son cinco: Comisión Europea, Consejo de Ministros, Consejo Europeo, Parlamento Europeo y Tribunal de Justicia. Las tres primeras ostentan lo que podríamos considerar como poder ejecutivo, y las otras dos el legislativo y judicial.

 

                  2.1. Consejo de Ministros (1957)

 

                       Lo integran un miembro de cada país comunitario, generalmente los Ministros de Asuntos Exteriores. En su seno cada miembro posee un número de votos proporcional a la cantidad de población que represente, es decir, la de su propio país.

 

Posee las funciones legislativas que deberían corresponder al Parlamento Europeo. Para tomar algunas decisiones importantes es obligatoria la unanimidad. Decide sobre asuntos que le presenta la Comisión.  La presidencia la ejerce por rotación, y cada seis meses, uno de los países miembro. Su sede está en Bruselas.

 

                  2.2. Comisión Europea (1957)

 

                       Está integrada  por dieciséis miembros, un represen­tante por país, excepto la República Federal Alemana -hoy ya unida a la antigua República Democrática Alemana-, Francia, Italia y Reino Unido que tienen dos. Se reúne una vez a la semana en su sede de Bruselas, prepara las reuniones, propone las leyes y ejecuta  las decisiones que toma el Consejo de Ministros.

 

 

                  2.3. Consejo Europeo (1974)

 

                       Los forman los Jefes de Estado y/o de Gobierno. Se reúnen tres veces al año, una en Bruselas o Luxemburgo y otras dos en la capital de los estados a los que corresponda la presidencia del Consejo de Ministros.

 

Trata y decide sobre las grandes cuestiones de la política europea.

 

                  2.4. Parlamento Europeo  (1958)

 

 

                       Es el depositario del poder legislativo aunque sus competencias son aún escasas. Se elige por sufragio universal, directo y secreto por los ciudadanos de los países miembro. Cada país elige un número de representantes proporcional al de su población.

 

Hist, XX, Parlamento Europeo, hemiciclo

 

El Presidente se elige por los representantes previamente elegidos por los ciudadanos. Su sede está en Luxemburgo.

 

 

                  2.5. Tribunal de Justicia (1957)

 

                       Está compuesto por trece jueces, uno de cada estado miembro más otro de alguno de los cuatro grandes estados: Alemania, Reino Unido, Italia y Francia.

 

Su función es velar por el cumplimiento de la legalidad -poder judicial- comunitaria. Tanto los ciudadanos como los gobiernos de los estados miembro pueden recurrir ante él, que decide por mayoría de votos. Su sede también está en Luxemburgo.


 

 

 

III. EL TERCER MUNDO: SUBDESARROLLO Y RELACIONES NORTE-SUR

 

            1. El Tercer Mundo: concepto

 

 

                Denominamos Tercer Mundo o países subdesarrollados al conjunto de los que su nivel de vida no alcanza a cubrir las necesidades básicas de su población. Dentro de él existen diferencias en cuanto a capacidad adquisitiva de las personas pero tienen en común lo antedicho. Hoy en día se extiende también tal denomina­ción a las grandes bolsas de pobreza que encontramos en los países desarrollados o Primer Mundo, donde la  elevada capacidad de consumo de la mayoría de la población y la escasa entre una minoría importante de marginados hace irritante cualquier comparación. Más de las dos terceras partes de la población mundial vive hoy en día en estado de subdesarrollo. Su ubicación en el planeta coincide a grandes rasgos con los países descolonizados en los siglos XIX -Hispanoamérica- y XX -Africa y Asia-. En este último caso a partir del final de la II Guerra Mundial.

 

 

            2. Causas y problemas del subdesarrollo

 

 

                  2.1. Crecimiento exagerado de la población

 

                                   Ya en la primera mitad del siglo XX comienza a darse un crecimiento demográfico sostenido en estas zonas. Las tasas de natalidad son muy elevadas mientras la mortalidad se reduce como consecuencia de las relativas mejoras en el aspecto médico-sanitario. La consecuencia inmediata es que el aumento natural de la población es muy elevado respecto a las posibilidades que tienen estos países para cubrir sus necesidades elementales. Se genera así la espiral característica de explosión demográfica, carencia de recursos, hambre y muerte que desgraciadamente padecen en nuestros días.

 

Los intentos relativos al control de la natalidad chocan con la falta de medios económicos y de instrucción de gentes sumidas en un analfabetismo crónico, con la mentalidad de tipo patriarcal ampliamente extendida, con prejuicios religiosos y con frecuentes recelos de algunos de sus gobiernos que consideran esta gran reserva humana como único instrumento de presión hacia los países desarrollados por los graves conflictos que se pueden llegar a plantear a nivel mundial.

 

 

                  2.2. La herencia del colonialismo

 

                       La herencia dejada en estos países por las potencias europeas en el terreno económico, político, social y cultural ha sido desastrosa.

 

En el aspecto económico acceden a la independencia sin planifica­ción alguna. La producción agraria, de tipo tradicional, no será suficiente para cubrir las necesidades básicas en lo que alimentación se refiere. Carecen en la práctica de sector industrial y comercial y medios de comunicación y transporte adecuados. Es general la inexistencia de capitales autóctonos para llevar a cabo las necesarias y voluminosas primeras inversiones. No poseen personal técnicamente cualificado que ocupe los puestos claves de dirección y organización de la economía. A todo ello se une, frecuentemente, el excesivo afán de lucro de la mayoría de las autoridades y funcionarios de los recién creados estados; el pago de este personal consume la mayoría de los escasos presupuestos anuales.

 

Las consecuencias inmediatas que se derivan de todo ello son la producción casi exclusiva de materias primas y fuentes de energía para exportar, a bajo precio, hacia los países desarrollados, quienes, a su vez, les venden bienes industriales y servicios a precios elevados, lo que origina un déficit crónico de la balanza comercial que les mantiene endeudados permanentemente con sus antiguas metrópolis. Por esta vía se llega a lo que actualmente conocemos como neocolonialismo o dominio de los países ricos sobre los pobres a través de la deuda exterior.

 

En el aspecto político los problemas también son graves. De un lado la falta de preparación de muchos de sus dirigentes propicia el desorden administrativo; de otro las ambiciones de poder, muchas veces de carácter tribal, generan enfrentamientos sociales y guerras civiles, con frecuencia alentadas desde el exterior por motivos ajenos a los intereses concretos de estas naciones, contribuyendo a empobrecerlas aún más.

 

 

Hist, XX, Guerra y Hambre, Tercer Mundo

Guerra civil

 

 

A los problemas políticos internos se añade, como fuente de conflictos entre países vecinos, el hecho de que sus fronteras internaciona­les coinciden con las de las antiguas colonias. Así  importantes grupos humanos de idéntica etnia se ven a menudo separados artificiosamente a uno y otro lado de las líneas fronterizas: las reivindicaciones territoriales de los nuevos estados son constantes lo que les lleva inevitablemente al enfrentamiento militar.

 

En el terreno social el agudo empobrecimiento de la población, cuyo nivel de vida les aleja cada vez más de los países industrializados, provoca incesantes estallidos sociales, revoluciones políticas y golpes de estado. La inestabilidad impedirá el necesario sosiego para planificar el desarrollo con éxito.

 

 

 

Hist, XX, Pobreza y hambre, Tercer Mundo

Pobreza y hambre

 

 

 

 

 

El analfabetismo generalizado ha dado lugar además a un acelerado fenómeno de aculturización que está haciendo perder a estos pueblos la propia identidad. En efecto, la carencia de suficien­tes centros de educación elemental, de grado medio y universita­rios; el influjo de los sofisticados medios de comunicación de los países desarrollados que introducen costumbres, formas de vida y pensamiento poco acordes con las de los nativos, destruyen lo más característico de sus culturas. Se trata de una vertiente más del nuevo colonialismo, esta vez por medio de la cultura.

 

Todo lo hasta aquí expuesto, relacionado con la dependencia económica, política y cultural determina las malas condiciones de vida de gran parte de la Humanidad cuyo futuro, a corto y medio plazo, no se adivina prometedor.

 

 

             3. El movimiento de los no alineados y la Conferencia de Bandung

 

               Después de una etapa inicial que se caracteriza por las relaciones bilaterales entre las ex colonias y las potencias dominadoras, y de las que éstas salen beneficiadas acentuándose las diferencias y desequilibrios, en 1955, se reúnen en la Conferencia de Bandung -isla de Java (Indonesia)- jefes de Estado y representantes de Ceilán, India, Indonesia, Birmania y Pakis­tán, a los que se unirán otros veinticuatro países africanos y asiáticos -Japón, China, Vietnam del Norte , Vietnam del Sur, Arabia Saudí, Egipto, Senegal ....-. Nace así un movimiento que pretende escapar de la dependencia de las potencias industriales y potenciar el desarrollo de los nuevos estados a base de ayuda mutua, reformas internas, relaciones multilaterales y creación de grandes áreas económicas en las que estén englobadas este tipo de naciones.

 

Figuras señeras de esta Conferencia son el senegalés Leopoldo Shengor, político y poeta, el hindú Nehru, el egipcio Nasser, el chino Chu-en-lai y el anfitrión Sukarno.

 

La Conferencia de Bandung marca el principio de otras conferen­cias internacionales para los países no alineados. Le seguirán la tricontinental -Asia, Africa, América del Norte, Centro y Sur- de La Habana (1966), la de Argel (1973) o la de Colombo (Ceilán) en 1976.

 

Conferencia de Bandung -Java, Indonesia- Mapa, 1955 Conferencia de Bandung -Java, Indonesia, Líderes, 1955 Conferencia de Bandung -Java, Indonesia- Líderes, 1955 Conferencia de Bandung -Java, Indonesia- Líderes, 1955 Conferencia de Bandung -Java, Indonesia- Líderes, 1955

 

 

 

  

            4. La ayuda al Tercer Mundo y relaciones Norte-Sur

 

                Los países industriales vienen desde hace años prestando ayuda a los países del Sur. La ayuda es principalmente pública aunque no falten organizaciones privadas que contribuyan aunque de forma, lógicamente, menos significativa. En 1983 representa el 0,7% del Producto Nacional Bruto -PNB- de los países nórdicos europeos que son los más concienciados con el problema, el 0,36% de los países de la OCDE y el 0,2% de los EE.UU.. La Organización de Países Exportadores de Petróleo invierte en este propósito el 1,05%, aunque lo destinen en exclusiva a los países árabes pobres. Siendo la ayuda escasa en su conjunto tiende además a disminuir debido a los problemas económicos generales causados por la crisis económica.

 

Los organismos internacionales que canalizan esta ayuda, cuando no es bilateral, son la ONU y el Banco Mundial para la Reconciliación y el Desarrollo, así como las mencionadas OCDE y la OPEP.

 

Los países del Sur han propiciado un diálogo con los del Norte, aunque sus demandas no han sido atendidas por el claro antagonismo, esencialmente económico, entre los intereses de unos y otros. Los primeros proponen una serie de medidas, entre ellas la fijación de los precios de los alimentos u materias primas a un nivel similar a los de los productos industriales al objeto de evitar su creciente y crónico déficit comercial; un sistema de preferencia para sus exportaciones; la posibilidad de un rápido desarrollo sin competencia exterior y con control de los beneficios de las empresas multinacionales asentadas en ellos; ayuda de los países del Norte en dinero y tecnología.

 

Puestas así las cosas, los problemas esenciales del Tercer Mundo parecen no tener solución a corto y medio plazo, antes bien se acentúan en beneficio de los desarrollados que no están dispues­tos a admitir un nuevo orden económico internacional para la mayor y mejor redistribución de la riqueza, así como la para la disminución de las tensiones y crisis tan características de nuestro tiempo.


 

BIBLIOGRAFÍA

 

 - Azcárate, Manuel .- Los límites de Gorbachov .- Rev. El País, 1990 .- Edt. Prisa.  

- Bairoch, P. .-  El tercer mundo en la encrucijada .- Edt. Alianza .- Madrid, 1973.

- Bastenier, Miguel Angel .- Ayer empezó el futuro .- Rev. El País, 1992 .- Edt. Prisa.

- Bastenier, Miguel Angel .- El año que vivimos peligrosamente .- Rev. El País, 1990 .- Edt. Prisa.

- Bastenier, Miguel Angel .- El Norte, a solas frente al Sur .- Rev. El País, 1991 .- Edt. Prisa.

- Bastenier, M.A. .- El año que dejamos de vivir peligrosamente .- Rev. Anuario El País,1988 .- Edt. Prisa.

- Bastenier, M.A. .- La irresistible ascensión de Gorbachov .- Diario El País. El País Semanal .- Nº 674 .- 11 de marzo de 1990.

- Bonet, Pilar .- Exito internacional de Gorbachov .- Rev. Anuario El País, 1988 .- Edt. Prisa.

- Bonet, Pilar .- Un año de Mijail Gorbachov .- Rev. Anuario El País, 1987 .- Edt. Prisa.

- Claudín, Fernando .- Otra vez Polonia .- Rev. Anuario El País, 1980 .- Edt. Prisa.

- Cuadernos del Este:

Nº 1: ¿Por qué se atasca la perestroika?. 1990.

Nº 2: Polonia y Hungría. 1991.

Nº 3: El Bloque del Este se disuelve. 199

- Zeraoui, Zidane .- El mundo árabe: imperialismo y nacionalismo .- Edt. Nueva Imagen .- México, 1981.

- Delfaud, P.; y otros .- Nueva Historia Económica Mundial (siglos XIX y XX) .- Edt. Vicens Vives .- Barcelona.

- Eguiagaray, Francisco .- Europa del Este: La revolución de la libertad .- Edt. del Drac .- Barcelona, 1991.

- Gandhi, Rakiv .- Una esperanza internacional .- Rev. Anuario El País, 1987 .- Edt. Prisa.

- Gunder Frank, A. .- La crisis mundial .- Edt. Bruguera .- Barcelo­na, 1979.

- Leguineche, Manuel .- La primavera del Este .- Edt. Plaza & Janes .- Barcelona, 1990.

- Martí Font, José M. .- La unificación alemana .- Rev. El País, 1991 .- Edt. Prisa.

- Mundo de los 90, El .- Diario El País. Extra .- 17 diciembre de 1990.

- Palazuelos, Enrique .- La situación económica de la ex-Unión Soviética .- Rev. El País, 1992. Edt. Prisa.

- Pastor, Ana .- La descolonización: El Tercer Mundo .- Edt. Akal .-Madrid, 1989.

- Rodriguez, A. .- Las relaciones internacionales tras la II Guerra Mundial .- Edt. Akal .- Madrid, 1989.

- Ruiz García, E. .- El tercer mundo .- Reedición: Subdesarrollo y liberación .- Edt. Alianza Editorial .- Madrid.

- Tamames, Ramón .- Estructura económica internacional .- Edt. Alianza Internacional .- Madrid, 1990.

 - Solbes Mira, Pedro .- España en la Europa de los "doce" .- Anuaria El País 1986 .- Edt. Prisa, 1986.

- Tamames, Ramón .- Hacia la unidad europea. De Gaulle y la V República .- Col. Historia 16. Siglo XX. Historia Universal. Nº 26 .- Edt. Información y Revistas S.A. .- Madrid, 1985.

- Tratado de Adhesión a las Comunidades .- Anuario El País 1986 .- Edt. Prisa, 1986.

- Truyol, Antonio .- La integración europea. Idea y realidad .- Edt. Técnos .- Madrid, 1972.

- Tertsch, Hermann .- Tensión en el Este .- Rev. Anuario El País ,1989 .- Edt. Prisa.

- Tussell, J. .- Introducción a la Historia del Mundo Contemporáneo .- Edt. Centro de Estudios Ramón Areces .- Madrid, 1989.

- VV.AA. .- Revolución en el Este .- Edt. Popular .- Madrid, 1990.


 

 

TEXTOS

 

 

   Los sectores  que sirvieron de motor impulsor del crecimiento sostenido, durante las décadas cincuenta-sesenta, fueron: la industria del automóvil, la siderurgia, la petroquímica y la química industrial, el sector eléctrico y la construcción.

 

            La elevación de los precios del petróleo quiebra una de las premisas sobre las que se asentaba el funcionamiento de dichos sectores productivos: una energía barata y sin límites. (.....).

 

            La crisis de los setenta diferirá radicalmente de anteriores crisis del capitalismo (1873-91 y 1929-1944). Estas son definidas como crisis brutales del consumo -hundimiento de todos los mercados-. La crisis de los setenta no podía tener solución en un desmoronamiento radical de esos mercados. Asistimos, por el contrario, a una ralentización del consumo, por medio de un proceso inflacionario de carácter galopante, y de una fuerte expansión monetaria.

 

            (.....).

 

            (.....). El modelo de acumulación desarrollista necesitaba para su pleno desarrollo una fuente energética capaz de combinar: una consumo energético masivo (.....), unos costes de producción y de circulación muy bajos -es decir, una energía barata- y que dicha fuente energética se ajustara a la base tecnológica del proceso productivo vigente.

 

            Tales requisitos eran cumplidos en toda su magnitud por la combinación del petróleo y la energía eléctrica. Sobre ambos se articuló el abastecimiento energético con posterioridad a la Segunda Guerra Mundial, y el carbón quedó relegado a una posición cada vez más subordinada como fuente energética.

 

            (.....).

 

            En resumen, podríamos decir que el abastecimiento energético se caracteriza en este período por un gran crecimiento de la demanda energética, el predominio del petróleo como fuente energética, el creciente grado de electrificación y los bajísimos precios de la energía. Situación que entrará en crisis por la elevación de los precios del petróleo en 1973.

 

Fuente: Luis Enrique Otero Carvajal y Angel Bahamonde Magro .- El mundo en crisis .- Col. Historia16. Siglo XX. Historia Universal .- Pp. 10-11 .- Edt. Información y Revistas, S. A. .- Madrid, 1986.

 

-------------------------

 

       

             Entrevista a Anatoli Sobchak, diputado del Parlamento de la URRS

 

 

               - Usted ingresó en el partido comunista en 1988. ¿No le parece que eligió un mal momento?.

 

               - No. Precisamente pienso que ahora es cuando es más necesa­rio. Yo decidí que ingresaba en el partido y que tomaría parte activa en la vida política. Como profesor, como científico, nunca lo hice. Mi ingreso en el partido es muy simple. Nuestro partido no es un Estado dentro del Estado, sino una organización por encima del Estado. El partido ha sustituido al Estado y éste se ha convertido en un obediente ejecutor de lo que dice el partido. Cuando la sociedad cambia y se renueva, es muy importante salvar al país de la anarquía, de la descomposición, de la autodestrucción. Hoy somos testigos de cómo en algunas regiones del país se dan procesos anárquicos. Son procesos diferentes, pero lo importante es la desconfianza total de la gente hacia el poder, hacia los funcionarios que han vivido como caciques, mientras ellos estaban en la miseria. Hoy el anhelo de la gente es liberarse de la corrupción, pero, dada la falta de tradiciones democráticas, el bajo nivel cultural, todo esto estalla en forma de crueldad, de violencia, y para mantener nuestro país, nuestro Estado, es importante tener en qué apoyarse. Yo veo este apoyo en el partido.

 

               - ¿Y en los años de Leonid Breznev?.

 

               - Nos autocensurábamos. El soviético conoce los límites de lo que puede decir y lo que debe de callar. La mayoría de la gente ha elaborado un mecanismo de autodefensa. Consideramos a Andrei Sajarov como la conciencia de nuestro pueblo porque no tenía ese mecanismo. Siempre dijo lo que quiso.

 

Fuente: Pilar Bonet .- Entrevista. Anatoli Sobchak. El juego de la Alianza .- Rev. El País Semanal .- Sábado 10/Domingo 11 de Marzo de 1990 .-  Número 674 .- Año XV .- Segunda Epoca .- P. 35 .- Edt. Diario El País, S.A. .- Madrid, 1990.

 

 

-------------------------

 

                 Aceleración, reconstrucción y transparencia fueron las palabras mágicas del líder soviético Mijail Gorbachov durante su primer año completo de mandato. La invitación al cambio dio un resultado inferior al que hubiera querido Gorbachov, y topó con fuerte resistencia tanto en el aparato político y administra­tivo como entre la población.

 

            (.....).

 

            Los sucesos de Alma Ata (la capital de Kazakistán) se saldaron con muertos y heridos, y mostraron que el fermento nacionalista antirruso sigue vivo en Asia central. Las noticias -incompletas- de lo sucedido fueron transmitidas por la agencia oficial Tass, que comenzaba a abrirse camino a trompicones en la política de "glasnost" (trasparencia) preconizada por Gorbachov.

 

            La "glasnost" sufrió un duro golpe en abril, cuando Moscú tardó tres días en informar del accidente en la central nuclear de Chernovil (Ucrania), el mayor de la historia del uso pacífico de la energía nuclear. (.....).

 

            El avance del cambio no fue paralelo en los distintos campos. En derechos humanos hubo estancamiento, y también sorpresas y buenas noticias para varios destacados miembros de la disidencia que fueron liberados y abandonaron el país, (.....). El físico Andrei Sajarov, premio Nobel de la Paz, y su esposa Elena Bonner, salieron del exilio de Gorki y regresaron a su domicilio de Moscú, que el científico había abandonado en 1980. Sajarov prometió que seguiría luchando por los derechos humanos y se pronunció contra la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDMI). (.....).

 

            (.....). En economía hubo mucha reorganización y poco movimiento en la práctica, pero sí preparativos para una nueva etapa. Las unidades de producción agrícola (koljoses y sovjoses) se benefi­ciaron de la posibilidad de vender directamente sus productos al consumidor. En noviembre de 1986 se aprobó una ley para legalizar, a partir de mayo de 1987, una parte de la economía sumergida existente y permitir servicios privados como taxis, cafés o talleres de reparaciones.

 

Fuente: Pilar Bonet .- Un año de Mijail Gorbachov .- Rev. Anuario El País 1987 .- Sección I. Internacional .- P. 21 .- Edt. Ediciones El País, 1987.

 

 

 

 

 

Tratado de la Comunidad Económica Europea

 

            Su Majestad el Rey de los belgas, el Presidente de la República Federal Alemana, el Presidente de la República francesa, el Presidente  de la República italiana, Su Alteza Real la Gran Duquesa de Luxemburgo, Su Majestad la Reina de los Países Bajos:

 

            Dispuestos a sentar las bases de una unión cada vez más estrecha entre los pueblos europeos;

 

            Decididos a asegurar mediante una acción común el progreso económico y social de sus países, eliminando las barreras que dividen a Europa;

 

            Atribuyendo a sus esfuerzos como finalidad última la mejora constante de las condiciones de vida y el trabajo de sus pueblos;

 

            Reconociendo que la eliminación de los obstáculos existentes impone una acción concertada con el fin de garantizar la estabilidad de la producción, el equilibrio en los intercambios y la lealtad en la competencia;

 

            (.....).

 

            Han decidido crear un Mercado Común Europeo, y con esta finalidad han designado como sus Plenipotenciarios: (Siguen los nombres.)

 

PRIMERA PARTE

 

            Principios

 

                 Artículo 1.- Por el presente Tratado, las Altas Partes Contratantes crean entre ellas un Mercado Común Europeo.

 

                 Artículo 2.- La Comunidad tiene como objetivo promover, mediante la constitución de un mercado común el gradual acerca­miento de las políticas económicas de los Estados miembros, un desarrollo armónico de las actividades económicas en el conjunto de la Comunidad, una continuada y equilibrada expansión, una mejora cada vez más rápida del nivel de vida y más estrechas relaciones entre los Estados que en ella participan.

 

                 Artículo 3.- A los fines expresados en el artículo preceden­te, la acción de la Comunidad implica, en las condiciones y de acuerdo con el ritmo previsto en el presente Tratado:

 

                 a) La supresión entre los Estados miembros de los aranceles aduaneros y de las restricciones cualitativas para la entrada y salida de las mercancías, así como la supresión de todas las demás medidas de carácter similar,

                 b) La adopción de un arancel común y de una política comercial común frente a los demás Estados,

                 c) La eliminación entre los Estados miembros de los obstácu­los a la libre circulación de personas, servicios y capitales,

                 d) La adopción de una política común en el sector de la agricultura,

                 e) La adopción de una política común en el sector de los transportes,

               f) La creación de un sistema que garantice de hecho que la competencia no quede falseada en el Mercado Común,

              g) La aplicación de procedimientos que permitan la coordina­ción de las políticas económicas de los Estados miembros y los remedios para los desequilibrios en sus balanzas de pagos,

              h) El acercamiento de las legislaciones nacionales en la medida necesaria para el funcionamiento del Mercado Común,

               i) La creación de un Fondo Social Europeo con el fin de mejorar las posibilidades de ocupación de los trabajadores y de contribuir a la mejora de su nivel de vida,

                j) La creación de un Banco europeo para las inversiones, destinado a facilitar el fomento económico de la Comunidad mediante la creación de nuevos recursos,

              k) La asociación de los países y territorios de ultramar con el fin de fomentar los intercambios y proseguir juntos en el esfuerzo de desarrollo económico y social.

 

                 (.....).

                Roma, 25 de marzo de 1957

 

 Fuente: Mª Luisa Alonso y otros .- Historia Contemporánea. Orientaciones, textos, mapas y documentos .- Pp. 755-757 .- Edt. Everest .- León, 1986.

 

 

 

 

-------------------------

 

 

Comunicado final de la Conferencia Afroasiática de Bandung, de 24 de abril de 1955.

 

                 La Conferencia Afroasiática, convocada por los Gobiernos de Birmania, Ceilán, India, Indonesia y Pakistán, ha tenido lugar en Bandung del 18 al 24 de abril de 1955. Aparte de los países promotores, han participado en la Conferencia las siguientes naciones: (.....).

                La conferencia afroasiática ha pasado examen sobre la posición de Asia y Africa y ha discutido los medios mediante los cuales los pueblos de los referidos continentes pueden realizar la más completa colaboración económica, cultural y política.

 

                 A) Cooperación económica

                      1. La Conferencia Afroasiática y reconocido la urgencia de promover el desarrollo económico en los continentes asiático y africano. Se ha manifestado un deseo general de favorecer la cooperación económica entre los países participantes sobre la base del recíproco interés y del respeto por la soberanía nacional. Las propuestas concernientes a la cooperación económica (.....) no excluyen una cooperación con naciones que se encuen­tren fuera de la región tomada en consideración, comprendidas la inversiones de capital extranjero (.....).

                    2. Los países participantes han acordado suministrarse en el mayor grado posible la recíproca asistencia técnica bajo la forma de: técnicos, individuos conocedores de la materia, proyectos y equipos con objeto de demostración, intercambio de información y creación de institutos nacionales y, donde sea posible, regionales para el aprendizaje y las investigaciones (.....).

 

              B) Cooperación cultural

               1. La Conferencia Afroasiática está convencida de que uno de los medios más potentes para promover la comprensión entre las naciones es el desarrollo de la cooperación cultural. Asia y Africa han sido la cuna de grandes religiones y civilizaciones que han enriquecido a otras culturas y civilizaciones. (.....).

                2. La Conferencia Afroasiática ha tomado nota del hecho de que al subsistir el colonialismo en muchas regiones de Asia y Africa, en cualquier forma que se presente, no sólo impide la cooperación cultural, sino que suprime también las culturas nacionales de los pueblos. (.....).

 

               C) Derechos del hombre y autodeterminación

                 1. La Conferencia Afroasiática ha declarado su pleno apoyo a los principios fundamentales de los derechos del hombre como están definidos en la Carta de las Naciones Unidas, y ha tomado nota de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre como conquista común para todos los pueblos y todas las naciones. La Conferencia ha declarado su pleno apoyo al principio de autodeterminación de los pueblos y de las naciones como está establecido en la Carta de las Naciones Unidas (.....).

               2. La Conferencia Afroasiática ha deplorado la política y el uso de la segregación racial y de la discriminación que constituyen la base de las relaciones entre Gobierno y ciudadanos en vastas regiones de Africa y en otras partes del mundo (.....).

 

             D) Problemas relativos a los pueblos dependientes

               1. La Conferencia Afroasiática, en el marco de su actitud ya expresada a propósito de la abolición del colonialismo, ha apoyado la posición de Indonesia en el caso de Iriam (Nueva Guinea Occidental), por cuanto respecta a los acuerdos relativos entre Indonesia y Países Bajos. (.....).

 

             2. Acerca de la situación aún no resuelta en Africa Septentrional (.....) la Conferencia Afroasiática ha declarado que entiende apoyar los derechos de los pueblos de Argelia, Marruecos y Túnez a la autodeterminación e independencia y ha solicitado del Gobierno francés que elabore sin demora una sistematización pacífica del problema.

 

           E) Desarrollo de la paz y colaboración internacional

            1. La Conferencia Afroasiática, considerando que muchos Estados aún no han sido admitidos en la Naciones Unidas, (.....) se ha dirigido al Consejo de Seguridad con el fin de que apoye la admisión de (.....). Según la opinión de la Conferencia Afroasiática, los siguientes países participantes: Camboya, Ceilán, Japón, Jordania, Laos, Libia, Nepal y Vietnam unificado tienen la calificación necesaria para la admisión (.....).

 

          F) Declaración sobre los problemas de los pueblos dependientes

 

                    La Conferencia Afroasiática ha discutido los problemas de los pueblos dependientes y del colonialismo, y los males derivados del sometimiento de los pueblos a la sujeción del extranjero, a su dominio y a su explotación. La Conferencia está de acuerdo:

             1. En declarar que el colonialismo, en todas sus manifes­taciones, es un mal al que debe ponerse rápidamente fin.

            2. En declarar que la situación de los pueblos sometidos al yugo extranjero, a su dominio y a su explotación constituye una negación de los derechos fundamentales del hombre, es contraria a la Carta de las Naciones Unidas y es un obstáculo para la consolidación de la paz y la cooperación mundiales (.....).

 

Fuente: José U. Martínez Carreras .-  La rebelión de Asia .- Col. Historia16. Siglo XX. Historia Universal .- Nº 22 .- Pp. 38-39 .- Edt. Información y Revistas, S.A. .- Madrid, 1985.

 

 Francisco Adeva Herranz

Gijón, 1993